lasDrogas.info, logotipo

Adicciones - Sustancias - Cannabis

Descripción

El cannabis es una planta cuyo nombre científico es Cannabis sativa y sus efectos psicoactivos son debidos a uno de sus principios activos: el tetrahidrocannabiol (THC). 

Sus derivados más consumidos son el hachís y la marihuana. En España se consume principalmente hachís. 

El hachís se elabora a partir de la resina almacenada en las flores de la planta hembra, prensada hasta formar una pasta compacta de color marrón cuyo aspecto recuerda al chocolate. Su concentración de THC es superior a la de la marihuana, por lo que su toxicidad potencial es mayor. 

La marihuana se elabora a partir de la trituración de flores, hojas y tallos secos. 

El THC es particularmente soluble en aceite, por lo que tiende a concentrarse en los tejidos grasos del organismo, como es el caso del cerebro. Tiene una vida media de una semana, por lo que a los siete días de su consumo aún se mantiene sin eliminar el 50% del principio activo, favorecienco su acumulación cuando el consumo es regular.

Como se usa / Consumo

Tanto el hachís como la marihuana, se consumen fumados en un cigarrillo liado con tabaco rubio, comunmente llamado: porro, canuto, peta, joint...

Efectos

El consumo de haschis reduce tu capacidad para hacer cosas que requieren coordinación y concentración, como los deportes, conducir o estudiar. 

Contrariamente a lo que ves en la TV o en el cine o escuhas en canciones, el haschis no te hará más creativo, imaginativo o ligarás más. 

Si te acostumbras a fumar haschis siempre que sales de "marcha" o vas a una fiesta puedes desarrollar el síndrome amotivacional: todo de da igual, te aislas de la gente y no te relacionas con casi nadie. 

La fijación del producto activo del haschis sobre el cerebro puede entorpecer la memoria y dificultar los procesos de aprendizaje. 

Al consumirse fumado, es fácilmente absorbido por los pulmones, por lo que llega al cerebro con rapidez. En pocos minutos empiezan a manifestarse sus efectos, que pueden durar entre 2 y 3 horas. 

Efectos psicológicos 

Inevitablemente, se entremezclan reacciones buscadas por el consumidor con respuestas indeseadas. 

  • Relajación
  • Desinhibición
  • Hilaridad
  • Sensación de lentitud en el paso del tiempo
  • Somnolencia
  • Alteraciones sensoriales
  • Dificultad en el ejercicio de funciones complejas: 
    • Expresarse con claridad 
    • Memoria inmediata 
    • Capacidad de concentración 
    • Procesos de aprendizaje 

Efectos fisiólogicos 

  • Aumento del apetito
  • Sequedad de la boca
  • Ojos brillantes y enrojecidos
  • Taquicardia
  • Sudoración
  • Somnolencia
  • Descoordinación de movimientos 

Reducción de riesgos / Daños

Los riesgos asociados al consumo de derivados del cannabis se explican tanto por las peculiaridades de su principal activo, el THC, como por el hecho de que se consuma habitualmente fumado. 

En el plano psicológico 

  • El consumo diario de hachís puede ralentizar el funcionamiento psicológico del usuario, entorpeciendo sus funciones superiores relacionadas con el aprendizaje, la concentración y la memoria.
  • Otro tanto cabe decir de la ejecución de tareas complejas que requieran lucidez mental y coordinación psicomotora, como pueden ser conducir un vehículo a motor, tomar decisiones o subir a un andamio.
  • Pueden darse reacciones agudas de pánico y ansiedad.
  • En personas predispuestas puede favorecer el desencadenamiento de trastornos psiquiátricos de tipo ezquizofrénico. 

En el plano orgánico 

  • Respiratorias: tos crónica y bronquitis en consumidores habituales de dosis elevadas
  • Cardiovasculares: empeoramiento de síntomas en personas que padezcan hipertensión o insuficiencia cardiaca
  • Sistema endocrino: altera las hormonas responsables del sistema reproductor y de la maduración sexual, disminución del número y movilidad de los espermatozoides
  • Sitema inmunitario: el uso crónico del cannabis reduce la actividad de este sistema 

Historia

El cannabis empezó utilizándose con fines medicinales y religiosos. Otro uso que ha tenido ha sido para la elaboración de fibras textiles. 

Durante un tiempo el consumo del cannabis se centró en Asia y África, pero luego se introdujo en Europa con finalidad lúdica y se integró mayoritariamente en ambientes de artistas y escritores. 

A partir de los años sesenta, el cannabis es la sustancia que se asocia al movimiento hippy.

Legislación

Como ocurre con las demás drogas, el consumo de cannabis "en lugares, vías, establecimientos o transportes públicos, así como la tenencia ilícita, aunque no estuviera destinada al tráfico", está contemplado por la Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana como "infracción grave". Puede, por tal consideración, ser sancionado con multa de entre 300 y 30.000.000 de euros. 

Se prevé la posibilidad de suspender las sanciones "si el infractor se somete a un tratamiento de deshabituación en un centro o servicio debidamente acreditado, en la forma y por el tiempo que reglamentariamente se determine". 

El Código Penal español no hace referencia al consumo de drogas, ni público ni privado. Contepla únicamente aquellas conductas relacionadas con la comercialización de las drogas y con la seguridad vial. 

En interpretación del Código Penal, los tribunales de justicia no consideran el cannabis dentro de las "drogas que causan grave daño a la salud". Por tal motivo, la pena mínima para quienes lo cultiven, elaboren, trafiquen, promuevan, favorezcan o faciliten su consumo, o lo posean con tales fines, será de uno a tres años de prisión, y la multa "del tanto al triplo" del valor de la droga. 

Respecto a la conducción de vehículos a motor, el Código Penal establece una pena de arresto de ocho a doce fines de semana o multa de tres a ocho meses, así como privación del derecho a conducir de uno a cuatro años, para quien conduzca un vehículo a motor o ciclomotor bajo la influencia de cualquier tipo de droga.

Argot

Porro, hierba, maría, hachís, chocolate, grifa, costo, pasto, tate, mota, mierda, canuto, peta, joint, aceite hash, cáñamo, mandanga, hash, kif...

DSM IV

Test

La Asociación GASS (Grupo Asociado por los Servicios de Salud) pone a disposición de los usuarios un autotest sobre mitos e ideas preestablecidas sobre el cannabis y un test a través de facebook para ayudar a valorar si el consumo de cannabis es problemático o no. La web se muestra en catalán, pero en el lateral hay disponible un traductor.