lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Adicciones - Sustancias - Tabaco

Descripción

Se trata de una planta solanácea, la Nicotiana tabacum, de cuyas hojas se obtienen distintas labores destinadas al consumo humano (cigarrillos, cigarros, puros, picadura de pipa, rapé, tabaco de mascar, etc.) 

La forma más extendida de consumo de tabaco es el cigarrillo, en cuyo humo se han identificado alrededor de 4.000 componentes tóxicos, de entre los cuales los más importantes son los siguientes: 

  • Nicotina: sustancia estimulante del sistema nervioso central, responsable de los efectos psicoactivos de la sustancia y de la intensa dependencia física que el tabaco provoca.
  • Alquitranes: sustancias probadamente cancerígenas, como el benzopireno, que inhala el fumador y quieres, conviviendo con él en ambientes cerrados, se ven forzados a respirar el humo tóxico que éste devuelve al ambiente.
  • Irritantes: tóxicos responsables de la irritación del sistema respiratorio ocasionado por el consumo de tabaco (faringitis, tos, mucosidad, etc.)
  • Monóxido de carbono: sustancia que se adhiere a la hemoglobina, dificultando la distribución de oxígeno a través de la sangre.

Efectos

Efectos psicológicos 

El tabaco es consumido en busca de algunos efectos positivos, entre los que cabe citar los siguientes: 

  • Relajación
  • Sensación de mayor concentración

Efectos fisiológicos 

Entre lo más importantes efectos que provoca el consumo habitual de tabaco, podemos mencionar los siguientes: 

  • Disminución de la capacidad pulmonar
  • Fatiga prematura
  • Merma de los sentidos del gusto y el olfato
  • Envejecimiento prematuro de la piel de la cara
  • Mal aliento
  • Color amarillento de dedos y dientes
  • Tos y espectoraciones, sobre todo matutinas

Reducción de riesgos / Daños

El tabaquismo se ha considerado en la actualidad como la principal causa prevenible de enfermedad y muerte prematura. La investigación lo ha asociado con un número considerable de enfermedades, por lo que su reducción se ha convertido en uno de los principales desafíos para la salud pública. 

En el plano piscológico 

  • Dependencia psicológica
  • Reacciones de ansiedad y depresión consecuentes a la dificultad para dejar el tabaco

En el plano orgánico 

De los múltiples riesgos sanitarios demostrados podemos resaltar los siguientes: 

  • Faringitis y laringitis
  • Dificultades respiratorias
  • Tos y expectoraciones
  • Úlcera gástrica
  • Cáncer pulmonar
  • Cáncer de boca, laringe, esófago, riñón y vejiga
  • Bronquitis y enfisema pulmonar
  • Cardiopatías: infartos de miocardio y anginas de pecho

Historia

El tabaco fue uno de los descubrimientos que hicieron los marineros españoles a su llegada al Nuevo Mundo. Su consumo era práctica habitual de algunas tribus indígenas, generalmente en el marco de ceremonias rituales dadas las propiedades alucinógenas que le atribuían. También era consumido curiosamente, por los efectos supuestamente medicinales que se derivaban de la planta. 

El consumo de tabaco se fue generalizando por Europa y llevado a todos los continentes por parte de los marineros. Con los años, pasó de ser una sustancia consumida en ambientes de bajo estatus social a ser considerada una sustancia propia de nobles con gustos exquisitos (con glamour, que diríamos hoy), en las cortes europeas. 

No constituyó un problema de salud pública hasta la invención, con la Revolución Industrial, de la máquina para elaborar cigarrillos. Con ella se pusieron las bases de un consumo masivo que en la actualidad es responsable de la muerte de 500.000 ciudadanos europeos cada año (46.000 de ellos, españoles). La industria tabaquera ha mantenido ocultos hsta fechas recientes informes propios que mostraban la capacidad del tabaco para generar dependencia y diversos problemas de salud.

Legislación

La venta de tabaco es legal en España, existiendo límites relacionados con la edad. Existen diferencias entre Comunidades Autónomas, ya que, mientras en la mayoría está prohibida su venta a menores de 18 años, en otras lo está a menores de 16 años. 

La ley prohíbe fumar en: 

  • Transportes públicos, de escolares y de enfermos
  • Áreas de trabajo donde existan mujeres embarazadas
  • Centros docentes, de salud y de servicios sociales
  • Jardines de infancia y centros de atención social a menores
  • Locales de elaboración, manipulación y venta de alimentos
  • Salas de uso público general y locales comerciales cerrados
  • Salas de teatro y cine
  • Espectáculos públicos y deportivos en locales cerrados
  • Ascensores

DSM IV