Eutilona. Abrumadora y sorprendente catinona

Temas relacionados con el éxtasis y las drogas sintéticas
Responder
Avatar de Usuario
Helper1
Mensajes: 2
Registrado: 17 Jul 2008 22:12

Eutilona. Abrumadora y sorprendente catinona

Mensaje por Helper1 »

Hola forer@s

Solía "encargar" 3 MMC a un proveedor fiable y legal de Internet para "ir de sesión" y disfrutar del sexo con hombres 24 horas seguidas o más con 1 sólo gramo.
Tengo 48 años y no busco sensaciones nuevas. La usaba de manera responsable, espaciando las tomas y sin mezclar con alcohol ni nada, sólo algo de poppers y lorazepam para no sufrir el bajón y dormir después de la fiesta. Estas sesiones sexuales maratonianas las hacía como mucho una vez al mes, normalmente cada dos.

Pero sucedió que mi proveedor habitual de 3 MMC estuvo fuera de servicio una vez que lo necesite y recurrí a otro proveedor. En éste, además de mi preciado 3 MMC, se ofrecí EUTYLONE, concretamente
"β-Keto-1,3-benzodioxolyl-N-ethylbutanamine (Eutylone, bk-EBDB, N-Ethylbutylone)"

Apenas encontré información veraz en la Red sobre ella, sólo unos cuantos reportes de gente que la había probado y que en lo único que coincidían era en ser una catinona muy suave, con rango de dosis que variaban entre los 400 mg para empezar a notar efectos a 1 gramo o más, y otros usuarios que no experimentaron efecto alguno.

Y me arriesgué, y pedí un gramo.
Era un cristal entero de color violeta. Lo partí por la mitad y me lo tragué con agua envuelto en papel de fumar
Pasaron las horas y al cabo de 4 ó 5 horas noté que llevaba viendo vídeos porno, sin masturbarme y en cuclillas varias horas, poco más, con buen ánimo pero no eufórico. Pasadas 8 o 10 horas decidí tomarme el resto: Total 1 gramo.

Pasaron 24 horas y seguía viendo porno. Al principio chateaba en aplicaciones de sexo. Entonces fuí consciente que mi mente era como una máquina sexual. Todo lo procesaba, sentía y pensaba en clave sexual. Lo ùnico que necesitaba era ver porno o fotos de desnudo...

Llevaba 2 días sin comer y sin dormir, sólo bebía agua porque me obligaba a ello. Estuve sólo todo el tiempo y sin salir de mi habitación excepto para orinar. Me encontraba tranquilo y lúcido. En un momento dado llegó mi compañero de piso para hablar de algo... Entonces me di cuenta que no le entendía lo que decía y yo intentaba hablar pero sólo logré balbucear frases sueltas. Se asustó mucho pero yo le hice ver que estaba bien y que pasaría.

No viví la experiencia como mala. Repito que estaba tranquilo y era consciente que estaba viviendo una realidad paralela en la que mi cerebro solo interpretaba y llegaba a sentir el placer sexual solo con pensar en situaciones eróticas.

3 días y 3 noches me duró este extraño y casi sobrenatural estado sexual psicótico, en los que no dormí ni comí nada. El tercer día fue de bajada lenta y caótica. Estaba exhausto, y a pesar de tomar lorazepam no fuí capaz de dormir hasta, como digo el tercer día.

Fue una experiencia única, y para no repetir.
Si alguien quiere probar la EUTILONA por primera vez advertía que sepa que tome dosis como mucho de medio gramo, dividido en dos tomas.

Nos enfrentamos con una sustancia potente, pero muy sutil y duradera.

Responder