He decidido cambiar

Preguntas generales sobre cualquier tipo de adicción
Responder
Adicto83
Mensajes: 191
Registrado: 27 Feb 2014 08:17

He decidido cambiar

Mensaje por Adicto83 » 14 Jun 2018 20:11

Desde hace tres días acepté al Padre Celestial como mi tutor espiritual y a Jesucristo como mi salvador y mi vida comenzó a cambiar para bien. Sin drogas sentía una dicha que en forma de luz me bañaba. Practiqué la oración más allá de las palabras entrando en contacto espiritual con el Padre Celestial y me sentía inundado por el Espíritu Santo. Desde hace tres días soy feliz sin drogas y pronto me verán en psiquiatría y me pondrán una medicación adecuada porque la de ahora me la ha puesto el médico de cabecera a petición mía eligiendo los fármacos más lúdicos como Rubifen, Tranxilium 50mg o tianeptina sódica. Quiero que no se me prescriba nada que me guste tomar. Además he firmado un contrato con mi compañera de que ella poseerá en todo momento la medicación y yo no tendré ni la tarjeta ni estaré enterado de que hay disponible ni tengo acceso a la medicación, cada mañana ella me da lo que necesito para el día y eso es todo. Estoy deseando que me vean en salud mental y un buen profesional me ponga una medicación adecuada que respetaré religiosamente. Hoy he tomado Rubifen porque lo tengo recetado pero noto que me ha alejado de Dios por lo que es una señal de que no debo tomarlo y al psiquiatra que me vea le diré que abuso del Rubifen y que me lo retire. Hoy he tomado 150mg de Rubifen, un Tranxilium 50mg y un alprazolam 2mg. Lo que me queda es para dormir y es un alprazolam 2mg, dos Tranxilium 50mg y dos Sinogan 100mg. Espero que eso sea suficiente para dormir ya que tengo un insomnio muy severo y por eso me pusieron Sinogan 100mg para dormir además del Tranxilium 50mg y un zolpidem de 10mg. Yo no puedo autodiagnosticarme ni diagnosticar a nadie porque no soy médico pero estoy seguro de que sufro depresión, ansiedad e insomnio, ¿si son síntomas de este u otro trastorno? No lo se, posiblemente ni siquiera se encuadre en ningún trastorno establecido pero tengo el ánimo derrotado, mucha ansiedad, miedo y angustia y por las noches necesito una medicación muy fuerte para dormir. Pero mi Padre Celestial me ama y nunca me abandona, solo tengo que permitirle entrar en contacto conmigo y Jesucristo me arropa, alivia mi pesar y me insta a cambiar temor por Amor. Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días popularmente conocida como Iglesia mormona porque en nuestras escrituras además de la Biblia está el libro de Mormón, otro testamento de Jesucristo. Mormón fue un profeta de siglos antes de Cristo que por inspiración divina escribió sobre planchas de oro los anales del pueblo de Israel y la obra de Jesucristo en América. Quiero dar testimonio de que nuestro Padre Celestial está con nosotros y nos ama y de que Jesucristo es Dios encarnado. Dios, Jesucristo y Espíritu Santo son uno y el Amor de Jesucristo es la mejor medicina contra adicciones, ansiedad, depresión, insomnio, trastorno bipolar o cualquier tipo de neurosis o psicosis. Dios os acompaña y puede ayudaros con vuestro problema, solo hace falta que lo permitais, es decir, que pongáis las cosas de este mundo en un segundo plano y en primer plano las cosas del espíritu, da igual que sea desde el cristianismo, el judaísmo, el islam, el budismo o la Filosofía Perenne. La única razón por la que estamos en este mundo es para experimentar en carne propia la divinidad que encerramos. En el nombre de Jesucristo. Amén.

Enviado desde mi Redmi 4A mediante Tapatalk


Adicto83
Mensajes: 191
Registrado: 27 Feb 2014 08:17

Re: He decidido cambiar

Mensaje por Adicto83 » 14 Jun 2018 20:15

El presidente Boyd K. Packer enseñó: “El Espíritu no atrae nuestra atención por medio de gritos ni de sacudidas bruscas. Por el contrario, nos susurra; nos acaricia tan tiernamente que si nos en­contramos demasiado enfrascados en nuestras preocu­paciones, quizás no lo percibamos en absoluto.

En algunas ocasiones solo nos presionará con la firmeza necesaria para que le pongamos atención, pero la mayoría de las veces, si no le hacemos caso a esa suave impresión, el Espíritu se alejará y esperará hasta que acudamos en su busca y lo escuchemos”

En el nombre de Jesucristo. Amén.

Enviado desde mi Redmi 4A mediante Tapatalk


Responder