lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Logotipo de Acción Europea sobre la Droga (EAD)

Clases a domicilio para dejar de fumar

Dos enfermeros de Mieres ofertan visitas a empresas e instituciones en las que realizan sesiones para abandonar el hábito del tabaco.

Julio Vivas | Fuente original: lne.es | 03/01/2012 13:05:14 GMT

imagen

La lucha contra el tabaquismo tiene dos estandartes en Mieres. Se trata de los enfermeros Luis Mendiolagoitia y José Luis Blancos, adscritos a los centros de salud Mieres Norte y Mieres Sur, quienes han iniciado una campaña para ayudar a dejar el hábito del tabaco con visitas a grupos y entidades.

Hasta ahora, ambos contaban con una consulta individual en sus respectivos centros de salud, «pero el tipo de pacientes que tenemos normalmente es muy mayor, con lo que es difícil de captar para estas campañas. Por eso pensamos en salir nosotros a ofertarlo», explica Mendiolagoitia. La iniciativa, que cuenta con el respaldo del Sespa, se puso en marcha hace más o menos un mes. «Enviamos un escrito a empresas, colectivos y entidades del concejo, entre ellos el Ayuntamiento de Mieres. En él, ofrecíamos este servicio, que no tiene coste alguno para ellos», destacó el enfermero. Los únicos en contestar, de momento, fueron los trabajadores de ThyssenKrupp Norte, la empresa ubicada en el polígono industrial de La Pereda, donde comenzaron a trabajar con un grupo de quince personas.

El éxito de la campaña se dio ya en la primera semana de sesiones. «De los quince participantes, once dejaron de fumar en una semana, lo que lo consideramos como un buen dato, a pesar de que uno volviese tras la última reunión», destacó Mendilagoitia. A pesar de ello, el enfermero resaltó que el trabajo es a largo plazo. Así, el programa arrancó con cuatro sesiones semanales, a las que se sumó una quinta al cumplir el mes y una sexta tras dos meses. Hay una más al tercer mes, otra cuando se cumplan seis y la última al año.

El trabajo para que los participantes abandonen el tabaco se basa en una serie de sesiones en el que se aborda el tabaquismo como un problema de salud pública desde dos perspectivas, la farmacología y el cambio de conductas. La primera de ellas es una ayuda temporal para los primeros meses que «se hace con comprimidos y parches para ayudar a combatir el síndrome de abstinencia; el máximo de tiempo que se utilizan es de tres meses», resaltó Luis Mendiolagoitia. En lo relativo al cambio de conductas, «les enseñamos estrategias para no fumar y, lo más importante, para evitar recaídas». También se les informa de los problemas del tabaquismo sobre la salud, ya que, como resaltó el enfermero, «tenemos una percepción muy baja del problema, pero de cada dos fumadores, uno muere por causas relacionadas con el tabaco».

Mientras continúan con los trabajadores de ThyssenKrupp Norte, estos dos enfermeros siguen abiertos a acoger más grupos que deseen abandonar el hábito del tabaquismo. Tan sólo tienen que acudir a uno de los dos centros de salud de Mieres e informarse de cómo llevar a cabo este proyecto, que cuenta con el respaldo del Sespa, así como de la gerencia de Atención Primaria del área VII, en la que se enmarcan Mieres, Aller y Lena.

dejar de fumar tabaco

Inicia sesión o Regístrate para comentar.