lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Proyecto Hombre impulsa un programa para que las empresas detecten adicciones en sus empleados

La iniciativa surge del nuevo perfil que la ONG advierte en sus sesiones de terapia: casi el 70% compatibilizan su empleo con el consumo de drogas.

Ana Pérez-Bryan | Fuente original: diariosur.es | 23/10/2017 13:50:30 GMT

imagen

Cuando Carlos, director de Marketing de una gran empresa dedicada a la limpieza, a las reformas y a la climatización, encontró sobre su mesa la factura mensual de teléfono móvil de uno de sus empleados se dio cuenta de que estaba ante un problema cuyo origen había que detectar cuanto antes. Aquella cuenta de más de 2.000 euros superaba «con mucho» la cantidad habitual de otros empleados como él, que hacía labores de comercial y que además «parecía un tipo extrovertido» del que hasta el momento no había quejas salvo el progresivo incremento mensual en sus facturas. El trabajador creyó dar por zanjadas las explicaciones con un escueto «es que tengo muchos clientes», pero un análisis en profundidad de los detalles de la factura arrojaron otros datos que no cuadraban. «Fue entonces cuando descubrimos la base real del problema», admite Carlos, quien explica que el empleado «llevaba un nivel de vida muy superior al que le permitía su sueldo medio y para tratar de ganarse una cantidad extra se enganchó a las apuestas online». Con el teléfono de la empresa. La compañía, que cuenta con 150 trabajadores, intentó negociar con él la manera de devolverlo, «pero se rompieron todos los puentes» y aquello terminó en despido.

Esa ruptura de relaciones es, de hecho, la salida mayoritaria en los casos en los que las empresas detectan que sus empleados cuentan con algún tipo de adicción, ya sea al juego, a las drogas, al alcohol o a las nuevas tecnologías, entre otras muchas. «Normalmente los problemas están ahí, pero los empresarios no los quieren ver». Quien habla es Belén Pardo, directora de Proyecto Hombre en Málaga, a quien llegó la voz de alarma de este tipo de situaciones –cada vez más «numerosas», admite– no por las consultas de las empresas, sino por el perfil que comenzó a detectar en los adictos que a pesar de ser consumidores eran capaces de compatibilizar sus trabajos con una terapia de desintoxicación en el ‘Programa Nocturno de esta asociación [..]

Seguir leyendo en diariosur.es

 

drogas,prevención,empresas,empleados,detección de adicciones,Proyecto Hombre Málaga

Inicia sesión o Regístrate para comentar.