lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

José Carlos Bouso “El LSD permite asomarse a las honduras de la psique”

Hoy hace 75 años. La humanidad se conoce mejor a sí misma gracias a Albert Hofmann, el químico que halló el LSD, sustancia psicoactiva que agitó todas las artes (música, pintura, literatura, cine...) y áreas del conocimiento (filosofía, psicología, psiquiatría, neurología, tecnología...). El ordenador y el iPhone quizá existan por el LSD que dinamizó la creatividad de Gates y Jobs. Hofmann murió en el 2008 con 102 años, tras una vida de autoexperimentación: así halló hace hoy 75 años el LSD..., sin descartar que fuese el LSD quien le hallase. Bouso (www.icees.org) prologa, anota y epiloga LSD. Cómo descubrí el ácido y qué pasó después en el mundo (Arpa), memorias que Albert Hofmann escribió en 1978.

Víctor Amela | Fuente original: http://www.lavanguardia.com | 19/04/2018 15:11:03 GMT

¿Qué pasó el 19 de abril de 1943, hace hoy 75 años?

Un científico hizo un viaje en bicicleta en Basilea (Suiza). Y por eso hoy es el día mundial de la Biclicleta.

¿Quién viajó y dónde?

Albert Hofmann: se desplazó desde los laboratorios de la industria farmacéutica Sandoz hasta su domicilio, a cuatro kilómetros.

¿Quién era Albert Hofmann?

Un químico de 37 años: volvía a casa tras ingerir una pequeñísima dosis (¡un cuarto de millonésima de gramo!) de la sustancia que había aislado en el laboratorio...

¿De qué sustancia se trataba?

Dietilamida del ácido lisérgico (LSD25), que obtuvo del cornezuelo del centeno, un hongo que parasita cereales. ¡Los efectos fueron potentísimos sobre su psique!

¿Qué le pasó a Hofmann?

Pese a que se movió rápido, tuvo sensación de inmovilidad. Ya en su casa, todo se distorsionaba, los muebles parecían vivos y amenazantes... Y su ego se disolvía, lo que le aterrorizó: creyó que enloquecía para siempre o que iba a morir.

¿Qué más sintió?

Le acompañaba su ayudante, Susi Ramstein: llamó a un médico, que vio que estaba normal en lo físico. Hofmann no perdió la conciencia: al pánico siguió felicidad, gratas formas y colores. Ya calmado, se acostó.

¿Y al día siguiente, qué?

Se sentía limpio y radiante, el desayuno sabía mejor que nunca, ¡el mundo parecía recién creado! Todo refulgía y estaba vivísimo, por dentro y por fuera. Sintió un renacer.

¿Y cómo reaccionó a eso?

Lo dio a probar a sus colegas, para describir efectos. Susi Ramstein lo ingirió tres veces, la que más: la gran aportación de esta chica de 21 años merece todo el reconocimiento.

Aquí queda dicho. ¿Qué fue de Susi?

Dejó Sandoz, ¡y nunca más se supo! Adoro a Susi, que si viviese tendría hoy 96 años.

Quizá sea psicofarmacólogo por ella...

Los efectos del LSD sobre la psique humana ampliaron las fronteras del conocimiento: seguimos investigando su incidencia en neurociencia, psiquiatría, psicoterapia, como místico-mimético...

¿Místico-mimético?

Induce la vivencia de trascender tiempo y espacio, y de dilución del ego en el cosmos. Y de que todo está bien.

¿Pero no estaba prohibido el LSD?

Sandoz se asustó y dejó de producirlo, y en los años sesenta Nixon declaró a Timothy Leary enemigo público número uno.

¿Quién era Timothy Leary?

Un psicofarmacólogo californiano que guió una serie de experimentos colectivos con LSD, convencido de su poder terapéutico. El gobierno temió que espoleara un movimiento juvenil subversivo...

¿Y acaso no lo fue el hippismo?

La contracultura adoptó el LSD en los sesenta, como antes el Hollywood glamuroso (Cary Grant declaró que le había beneficiado), y como antes la psicología clínica.

¿Y hoy, dónde tenemos al LSD?

Superados decenios de tabú científico, volvemos a testar psicofármacos como LSD, MDMA, psilocibina, ibogaína, ayahuasca... para coadyuvar en procesos psicológicos.

¿Con qué utilidad?

Terapia del estrés postraumático, o de pareja, o de cierto autismo, o de adicciones, o de enfermos terminales... O vía de autoconocimiento (siempre con un buen guía).

Seguir leyendo >>

drogas,Albert Hofmann,LSD,sustancias psicoactivas,consumo,creatividad,descubrimiento,José Carlos Bouso,consciencia,sustancia psicodélica,salud,dietilamida del ácido lisérgico,Timothy Leary,ICEERS,

Inicia sesión o Regístrate para comentar.