lasDrogas.info, logotipo

Declarado de interés para la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Logotipo de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Logotipo de Acción Europea sobre la Droga (EAD)

Situación Actual de las Drogas en México

Citlalli Pérez de la Barrera | Diciembre 2001

La Psicología, se ha consolidado en los últimos años, como una disciplina presente a considerarse en todos los sectores, tanto en el contexto social, como en el laboral y más aún, en lo referente a la salud, cuya temática concierne a toda la comunidad.

Actualmente, México atraviesa por un periodo crítico en su economía, hecho que se vislumbra, en las deficiencias relativas a la dificultad de tener acceso a instituciones de salud por parte de un sector importante de nuestra población, la cual además, es aquella que cuenta con menores recursos económicos para poder tener acceso a una atención médica privada.

A finales del siglo pasado, se ha presentado un incremento en los problemas emocionales, conductuales, cognoscitivos en la población mexicana, hecho que se demuestra a través de estudios epidemiológicos y sociales llevados a cabo en diferentes instituciones de prestigio; de ahí la importancia de abordar éstas problemáticas, y buscar nuevas vías que nos lleven a la solución de las mismas.

Uno de los problemas, que a última fecha se ha incrementado, es el uso de sustancias psicoactivas, cuya prevalencia representa el 4% de la población de adultos y el 8% de los jóvenes estudiantes de nuestro país (Encuesta Nacional de Adicciones, 1993). Resulta importante destacar por otra parte, el incremento en el uso de cocaína en los últimos tiempos, sin olvidar que la sustancia más utilizada, sigue siendo el alcohol.

Dentro del campo de las adicciones, y especialmente, en el de la salud, obtener información objetiva y completa sobre el uso y abuso de sustancias adictivas es uno de los retos más complejos. Uno de los factores que dificulta el acceso a esa información es el hecho de que el uso y abuso de drogas ilegales aun son conductas relativamente raras dentro del total de la población de nuestro país, así como de otras sociedades; esto es especialmente evidente cuando se trata de estimar a través de encuestas en la población, la proporción de individuos que utiliza alguna droga todavía poco difundida en nuestro medio, como la heroína. Asimismo, se ha demostrado en todos los países, que entre los que han probado alguna droga, un numero reducido continua cosumiéndola. También hay una proporción de usuarios de drogas que la consume de manera funcional sin presentar problemas que requieran atención en servicios de salud, o que sean captados por las instituciones de justicia; entre los que llegan a desarrollar problemas de salud y sociales y/o adicción, a menudo transcurre mucho tiempo hasta que buscan ayuda o son identificados y registrados en alguna institución (ENA, 1993).

A esta variedad de situaciones descritas anteriormente, se agrega otro factor que dificulta la obtención de información, y es el estigma que rodea al uso de drogas, por lo que frecuentemente no es reportado, situación distinta al caso de otras sustancias adictivas, pero legales y más toleradas socialmente, como el alcohol y el tabaco. Las actitudes prevalentes hacia las drogas y las implicaciones que tiene su consumo en el ámbito legal, obstaculizan el reconocerlo como un problema de salud que requiere atención (ENA, 1993).

La ENA (Encuesta Nacional de Adicciones) proporciona estimaciones de prevalencia del consumo en la población entre 12 y 65 años que habita en regiones urbanas; el diseño permite obtener datos para población adolescente y adulta a nivel nacional y para tres regiones (norte, centro y Baja California, Chihuahua, Matamoros y Tamaulipas; y de tres grandes áreas metropolitanas: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey).

Los resultados obtenidos de la ENA en 1998, se presentan y describen brevemente, a continuación:

-- El 5.27% de la población urbana de 12 a 65 años, ha consumido alguna vez drogas ilegales, lo cual representa mas de medio millón de individuos.
-- El uso en el último año fue reportado por 1.23% de la población urbana de 1a 65 anos de edad, lo que representa mas de medio millón de individuos.
-- Solo el 0.83% manifestó haber consumido alguna droga en el mes previo a la entrevista, lo que equivale a 398 081 personas.
-- El grupo de edad en el que se observa mayor consumo de drogas entre los varones es el de 18 a 34 años, lo que representa aproximadamente 1 300 000 individuos.
-- *La mariguana es la principal droga consumida en todos los grupos de edad y en ambos sexos, con una prevalencia de 4.70% lo que representa más de dos millones de personas que dijeron haberla usado más de una vez.
-- El uso de mariguana es tres veces mayor que el de la cocaína, ya que esta ultima fue usada alguna vez, por solo 1.45% de la población, es decir, casi 70000 personas.
-- La cocaína ocupa el segundo lugar de importancia en ambos sexos, excepto entre los individuos de 12 a 17 anos, que consumieron esa droga en proporciones similares a los inhalables.
-- Los alucinógenos y la heroína son las drogas con menor índice de haber sido usadas alguna vez; los que las han probado tienden a ser varones y de mayor edad.

Por lo que respecta al consumo de alcohol, alrededor de los años 70, el consumo promedio individual de alcohol en la población mayor de quince años en la República Mexicana era aproximadamente de 3 litros per cápita, en los años 90 el consumo es de 5 litros (Rosovsky, 1996), 1.5 más bajo que el consumo que se observa en Estados Unidos o bien 2.2 veces más bajo que en España.

De acuerdo con la ENA de 1993 el consumo de alcohol y su relación con consecuencias se relacionan con los bebedores no dependientes, solamente el 18% de las personas que reportaron haber estado involucrados en accidentes de tránsito o tener problemas en el trabajo debido al abuso en el consumo de alcohol eran dependientes (Medina-Mora, 1991). Los datos reportados de las salas de urgencias relacionan las lesiones con la intoxicación aguda más que con un consumo crónico (Rosovsky, 1988).

Los resultados de la ENA 1998, en comparación con las encuestas realizadas en 1988, indican que se registró un aumento, especialmente en los últimos cinco años, tanto del consumo experimental, o de alguna vez en la vida, como del ultimo año, del uso actual o del último mes.

-- La mariguana sigue siendo la principal droga consumida; las sustancias que le siguen en importancia, presentan proporciones mucho menores, tal es el caso de los inhalables, que ocupan el segundo lugar en 1988 y en los siguientes estudios fueron desplazados por la cocaína, cuyo aumento es notable; estos tres tipos de sustancias son los más consumidos.

Cabe mencionar que hay una gran diferencia entre la cantidad de individuos que han probado drogas y los que continúan haciéndolo. También se observa que se ha incrementado mas el uso entre los varones que entre las mujeres. En ciertas regiones y en algunas ciudades analizadas específicamente se observan aumentos notables, como en la Ciudad de México, Ciudad Juárez y Tijuana.

En los diversos estudios realizados en la Ciudad de México, se hace evidente un aumento en el consumo de drogas por la población de estudiantes adolescentes. De la misma manera que en la población general, la mariguana sigue siendo la principal sustancia de uso, pero también se observan sustancias preocupantes de la cocaína, que se va situando en segundo lugar de preferencia. Los inhalables, aunque continúan entre las principalmente usadas, registran una tendencia a ir perdiendo importancia.

Los programas del gobierno de la República para la prevención del consumo de drogas incluyen importantes esfuerzos en el sector educativo. Datos derivados del diagnostico del consumo de drogas en México, sustentan el importante papel protector de la escuela, como se señala en la encuesta nacional de adicciones, y las realizadas entre estudiantes que mostraron que aquellos menores que asisten a la escuela, y los que no han perdido años de estudio, tienen menores niveles de consumo.

Por último, resulta muy importante mencionar que, en las encuestas nacionales, los resultados señalan que el alcohol y el tabaco son las principales sustancias adictivas consumidas, hecho que resulta de vital importancia, ya que en México existe la prohibición de venderlas a los menores de edad; además, diversas investigaciones han reportado que el consumo temprano de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de uso de drogas ilegales, es por ello que se deduce la necesidad de promover acciones preventivas de tipo primario, para que los adolescentes no se vean involucrados en el consumo de sustancias, pero también resulta de vital importancia llevar a cabo programas de prevención secundaria orientados a promover el consumo responsable de alcohol, y proporcionar otras opciones de tratamiento tales como la moderación, para aquellas personas con un nivel de dependencia media.

La situación de la farmacodependencia en México, es un problema de salud pública prioritario para el estado y es necesario la conjunción de varios sectores para poder combatirlo eficazmente.

Referencias Bibliográficas:
Secretaria de Salud. (1999)"Encuesta Nacional de Adicciones".
Instituto Nacional de Psiquiatría.
México.

Citlalli Pérez de la Barrera