Redacción-

El fentanilo es un opioide sintético, que en algunas zonas se está mezclando regularmente con heroína. Esta adulteración está causando muchas muertes en Estados Unidos, en 2016 las muertes por este adulterante superaron por primera vez las muertes por heroína y opioides recetados. Además, el problema está lejos de remitir,  entre 2013 y 2016 el aumento ha sido del 500 % en 10 de los estados de Estados Unidos. Por este motivo muchas organizaciones comunitarias están apostando por las tiras reactivas de fentanilo, una herramienta que permite detectar el fentanilo en las muestras que entregan las personas consumidoras de drogas.

A raíz de este contexto, una investigación ha querido analizar si ha habido cambios de comportamiento en las personas que han utilizado las tiras reactivas de fentanilo. Para ello han encuestado a 125 personas que han utilizado las tiras reactivas. Los resultados mostraron que el 63 % de las personas encuestadas obtuvieron un resultado positivo a fentanilo y el 81 % aseguraba haber hecho la prueba antes del consumo. Estos servicios hacen sentir a las usuarias de drogas más seguras, ya que el 77 % de las personas que respondieron a la encuesta se declaraban más protegidas ante las sobredosis.

Además, la encuesta también mostró cambios de comportamiento en el uso de drogas, en general el 43 % de las encuestadas mostraron cambios. Usar menos droga de lo habitual fue el cambio más común (32 %) seguido por el de realizar una inyección de prueba (17 %), inhalar en lugar de inyectarse (10 %) y empujar el émbolo más lentamente (9 %).

Leer el artículo en ScienceDirect.com