Seleccionar página

Global State of Harm Reduction 2016

Según el informe publicado por Harm Reduction International (HRI), se ha estancado la expansión de los programas de intercambio de jeringas junto con las terapias de sustitución de opioides para las personas que se inyectan drogas.

Harm Reduction International
2016
148 páginas

Descripción

Descripción

Los servicios de Reducción de Daños relacionados con las drogas no están a la altura de la creciente necesidad, a pesar de las promesas de combatir el SIDA entre las personas que se inyectan drogas

Según este nuevo informe publicado por Harm Reduction International (HRI, por sus siglas en inglés), se ha estancado la expansión de los programas de intercambio de jeringas junto con las terapias de sustitución de opioides para las personas que se inyectan drogas.

A pesar de la promesa de las Naciones Unidas de poner fin al SIDA en 2030, no hay nuevos países que hayan establecido programas de intercambio de jeringuillas (PIJ) desde 2014. De los 158 países donde se ha informado del uso de drogas inyectables, 68 todavía no proporcionan PIJ, mientras que sólo se ha iniciado el tratamiento de sustitución de opiáceos (OST) en tan sólo tres nuevos países (Mónaco, Senegal y Kenya), alcanzando un total de 80 países con OST.

Desde 2006, HRI ha observado una lenta pero constante expansión de los servicios a través de su Informe Global State of Harm Reduction, de carácter bienal. 2016 es el primer año en el que ningún nuevo país ha iniciado PIJ. En algunos países, la oferta de PIJ y OST ha disminuido desde 2014.

La autora del informe, Katie Stone, dijo: «El objetivo de las Naciones Unidas 2011 para reducir el VIH entre las personas que se inyectan drogas en 2015 fracasó en un 80%. Ahora las personas que se inyectan drogas cada vez son dejadas más atrás. Además, tendencias emergentes como el aumento de las tasas de inyección de anfetamina o el incremento de muertes por sobredosis conllevan retos aún mayores. Sin un mayor liderazgo político y financiero, no acabaremos con el SIDA ni alcanzaremos otras metas globales relacionadas con las personas que usan drogas”.

A pesar de que hasta un 90% de las personas que se inyectan drogas serán encarceladas en algún momento y que las tasas de VIH y hepatitis son más altas en prisiones, los datos estatales mundiales muestran que sólo ocho países ofrecen PIJ y 52 OST en al menos una prisión del estado.

Stone dijo: «A pesar de esto, el informe de hoy demuestra que la reducción de daños no es una posición marginal. Los servicios de Reducción de Daños ya están disponibles en más de la mitad de los 158 países con uso documentado en drogas inyectables. Cuando se han implementado adecuadamente, las tasas de VIH y hepatitis C se han desplomado. Por este motivo la HRI está pidiendo a los gobiernos ya a las Naciones Unidas que reorienten su atención -y su financiación- sobre las drogas y en la reducción de daños”.

¿Dónde conseguirlo?

Descargar pdf (11,2MB)

Newsletter INFODRO

Suscríbete

Centro Especializado en el Tratamiento de las Adicciones

Centro Especializado en el Tratamiento de las Adicciones

Help Adicciones

Help Adicciones

Centro de desintoxicación de alcoholismo, cocaína y otras drogas y adicciones. Valencia

Centro de desintoxicación de alcoholismo, cocaína y otras drogas y adicciones. Valencia

Traductor