Recayó y le dejé... pero no sé dejarle del todo

Foro para codependientes en trastornos adictivos (Familiares, Parejas, Amigos...)

Patrocinado por www.SoyDigital.com la plataforma para atender y fidelizar clientes
Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Recayó y le dejé... pero no sé dejarle del todo

Mensaje por Resiliencia »

Hola, soy nueva en el foro, he leído mucho sobre vuestras experiencias, los consejos que intercambiáis, las situaciones... Me reafirman en mi decisión de poner fin a nuestra relación, pero quiero poder ayudarle, no quiero esfumarme de su vida, él me aporta y me ha aportado mucho. Me gustaría poder ayudarle aunque sé que le duelo.

No quiero extenderme, pero me gustaría contaros qué ha pasado. Él tuvo problemas hace años con la coca. Me contó que tocó fondo y, tras intentar con psicólogos y fracasar, decidió irse a un centro. Salió limpio unos meses después y siguió con terapia en un CAD. De esto hace más de cuatro años. Hace tres nos encontramos él y yo: llevaba más de un año limpio y me contó su historia. Me quedé aterrorizada pero aposté por dar una oportunidad (si otros han salido con éxito ¿por qué él no iba a salir también?). Pero sí le dije el profundo miedo que me daba ese entorno y que, en caso de volver a consumir, me alejaría lo más posible. Él contestó que era el mejor favor que podría hacerle si se llegaba a producir una recaída.

Fuimos madurando en nuestra relación y a los tres años decidimos formalizar nuestra convivencia. Pasaba más tiempo en mi casa que en la suya así que decidimos dar el paso. A lo largo de todo ese tiempo, incautamente, nunca me documenté, ni leí, ni me interesé por estos temas. Sabía lo que él me contaba (sobre el centro, sobre las técnicas, sobre los patrones de consumo) y no busqué más. Confiaba en él, no sé afrontar la pareja de otra forma. Le aporté lo que pude para formar una nueva vida, con nuevos amigos, nuevas actividades,... Siempre ha dicho estar enamorado de mí, todos lo decían también al verle actuar, y durante todo este tiempo ha demostrado ser un hombre apasionado, respetuoso, colaborador, cariñoso, cercano,... ¿Qué deciros? Que nadie me había tratado tan bien en una convivencia (y ya tengo más de 40 años).

¿Por qué no nos decidimos antes? Pues tuvimos intentos, pero había dudas suyas (había fracasado en todas sus relaciones anteriores), dudas mías (mi miedo hacia la droga estaba ahí). Además tengo un hijo, un trabajo muy absorbente, con muchos viajes, muchos gastos y una situación psicológica alterada por un duelo para el que este hombre fue mi principal ayuda pero que suponía mi mayor freno para tomar la decisión de convivir. "No tengo prisa -me decía- tengo todo el tiempo de mi mundo para esperar a que estés preparada".

A las pocas semanas de empezar a vivir "oficialmente" en casa, desapareció un viernes y llegó a las 5 de la mañana apestando a alcohol. ¿Lo había hecho antes? No. Alguna vez no nos veíamos porque yo le llamaba y salía desconectado, pero me decía que se había quedado sin batería, o que se había quedado dormido en su casa viendo la tele,... No le di importancia, confianza, ya os digo ¿para qué me iba a mentir? Total, también tenía derecho a tener su vida y su espacio ¿no?

Me dolió mucho aquella actitud y así se lo dije, que me parecía incompatible con la convivencia, que no estaba dispuesta a tolerar esas cosas, que creía que tenía que reflexionar sobre el motivo por el que había hecho eso y ser consecuente con él (de verdad pensé que era debido a que le asustaba el compromiso). Quedamos en hablarlo en unos días. Me dijo que no tenía explicación ninguna, que se le había ido la olla, que me quería muchísimo y que no entendía por qué se había ido de copas con un conocido en vez de estar conmigo con el poco tiempo que tenemos de estar juntos (como os digo, viajo mucho por motivos de trabajo). Acepté sus disculpas y pasó otra semana.

El siguiente viernes ni siquiera apareció. Al día siguiente yo salía de viaje a primera hora... me llamó cuando yo estaba en el aeropuerto para decirme que se había ido a su casa a seguir cogiendo ropa y se había quedado dormido en el sillón. Saltó mi alarma dormida ¡la misma excusa que esas otras veces! "No hay más que hablar -le dije-, está claro que falla el modelo de relación o la persona con la que estamos intentando llevarlo adelante; vuélvete a tu casa, reflexionemos y al regreso de mi viaje hablamos".

Y al regresar me confesó que había tenido una recaída, que se había puesto hasta la bandera, que no estaba en posición de exigir nada, que aceptaba mi decisión y que esperaba que sólo se tratase de una recaída que le ayudase a reforzar su decisión de vivir fuera de la coca, pero que no estaba seguro de no haberme estado engañando y engañándose durante los tres años que llevábamos juntos. Me decía que el conseguir su sueño de llegar a vivir conmigo quizá le había hecho bajar la guardia, que ya había pedido cita en un CAD, que por favor no contase a nadie de su entorno el motivo real de nuestra separación: su consumo de coca. Se fue y me quedé en casa, triste porque era una pena perder una relación que había sido tan gratificante y enriquecedora pero firme porque tengo claro el entorno de protección y seguridad que quiero en mi vida y en la de mi hijo, que todavía es muy pequeño.

Por todo lo que os he leído sé que hice lo que debía pero no me resulta fácil. No quiero desaparecer de su vida, nuestra amistad dura más de 17 años, nos conocemos mucho y nos hemos ayudado siempre, mi amistad es firme, mucho más que mi sentimiento de pareja hacia él. Deseo que salga de esta situación horrible que puede acabar con su vida, sé que está yendo a terapia, buscando recursos donde aferrarse (ha llamado a amigos para contarles la verdad, aunque a su familia no quiere reconocérselo para no defraudarles). Pero también sé que lo está pasando fatal porque no sabe qué hacer con su sentimiento de amor hacia mí.

Y yo no creáis que ayudo, hablamos, me escribe, le escribo, nos vemos, voy a su casa a hablar y acabamos en la cama, porque me sigue gustando, porque no me sale dejar de quererle, porque me gustaría poderle ayudar y hablar sobre lo que nos fallaba, lo que le fallaba, lo que no fui capaz de aportarle para alejarle definitivamente de la cocaína. No es posible la convivencia porque no quiero entrar en conductas obsesivas de vigilancia, desconfianza, inseguridad,... ¿y no es posible otro modelo de relación: más distante, menos comprometido, con más libertad? Hay días que me parece que sí y días que me parece que nos vamos a machacar como sigamos en este plan. Él no demanda, me dice que está ahí esperándome con la ilusión de que yo vuelva a aparecer. Y creo que le estoy haciendo daño. ¿Qué puedo hacer?

Avatar de Usuario
se3de3ty
Mensajes: 532
Registrado: 01 Jul 2009 23:29

Mensaje por se3de3ty »

Hola resiliencia,


supongo que todo se reduce a tu decision.
Con el tiempo y lo vivido, se me han hecho a mi unas conclusiones mentales y existenciales a las que ya pocas vueltas les doy. Algunas cosas que pienso hoy en dia, no habria podido sentirlas como las siento a dia de hoy si no hubiese pasado mi historia.

La primera cosa que pienso, es que, no existe relacion alguna ni cosa viculante de una que tenga el poder de cambiar nada en otro. Tampoco existe explicacion ninguna. Tan solo el es quien tiene que dejarlo, ya nada mas, ya no hay nada mas. el por que no lo hace,no es algo que tu tengas que pensar, no es algo que si encuentras el motivo o causa te dara el secreto o clave para ayudar. Es algo ajeno a los demas, es un clic en el, que ni el sabe cuando le va a llegar. Si no le llega apesar de tener de munco entre manos por lo que apostar, imaginate...asi que, el motivo o causa no es no haber tu encontrado el modo...no....ese es el primer error en que caemos....creer que encontraremos el secreto, el truco....
no sirve.

La segunda cosa que pienso, es que, una tiene una serie de opciones, pero todas suren de una primera decision, y una respuesta sincera propia:
estoy dispuesta a vivir con alguien que consume ( sea por lo que sea y en el grado que sea). respondete a esa pregunta d verdad.
Escoger una opcion u otra, conlleva en ambos casos renuncias.
A que estas dispuesta a renunciar. piensa en ello.
En realidad, no sucede nada mas.

Desde mi vivencia, lo unico que puedo decir es que, a di de hoy me sorprende cunto tiempo pase yo perdida intentando comprender, buscar motivos, razonar.A dia de hoy y viendo como el consiguio dejarlo, me doy cuenta de todo mi esfuerzo vano, todo lo que yo vivi...y solo fue posible cuando el, sin explicacion ninguna, un dia, decidio dejarlo. Y ese dia tuve que encajar, que todo mi dolor, todo lo pasado, no habian tenido mucho que ver!!!!! habria sido precioso si....pero, lo cierto es que, un dia dijo basta, y a dia de hoy..y fijate que habiamos pasado años, conversaciones...todo..toda un avida...elmismo me dice a dia de hoy...que simplemente un dia se levanto y lo supo, y que nunca antes, ni cuando juraba que queria dejarlo y el mismo lo creia, ni siquiera en esos dias sentia lo que sintio el dia decisivo. Ese dia, vino, sin mas, sin mas. Almenos en su caso.Tiene hasta un punto grotesco no creas.

Llevamos casi un año juntos. Ha tenido que pasar casi un año para que por primera vez me pida perdon. Ha llegado cuando yo ya no lo necesitaba.que curioso. o quizas...todo haya funcionado porque los dos lo teniamos claro.

Mi respuesta a aquella pregunta era NO. Y creo que eso fue todo lo que cambio las cosas. Mis cosas.
A mi me dolia el alma ver que lo nuestro se acababa,pero..yo no queria vivir con alguien que toma coca.eso segundo era todo lo que yo sabia.
Y como lo sentia de veras a pesar de todo el dolor y lo que implicaba, deje de tener miedo, deje de ser victima.

Hay una epoca en la que el dolor se debe al decubrimiento, al sentirse "engañada" o "estafada", el dolor de no poder creer lo que pasa..pero lueg viene otro dolor, peor creo yo...es el dolor de ver que sabiedo lo que sabes, sigues ahi...el dolor de verte a ti soportando una situacion que no en realidad no deseas...pero no tienes los *****, dicho en plata, de rehacer tu propia vida. A mi me paso eso.las cosas creo que ca,biaron porque, a parte de su proceso personal, yo deje de resistir, yo tome la actitud de...te quiero..si...pero yo no quiero coca en mi vida, y como era lo que sentia, supongo que acabo por aceptar que, almenos conmigo, con coca por enmedio, no habia futuro.Ambos escogimos y punto.
Hasta ese dia, solo estuvimos perdiendo el tiempo.


Yo el unico consejo que puedo dar..es que..no se mienta una a si misma. y que no hagas que tu felicidad dependa demasiado de lo que otros vayan a hacer o dejar de hacer. y reconocer que todo lo que sucede...es el dolor que se nos engancha en el alma porque creemos que..esa es la persona...que por culpa de ese problema...y ahi quedamos...varadas..encerradas en ese pensamiento triste...sintiendo solo derrota...porque el otro no deja, el otro no pone, el otro esto o aquello...y el otro esta a años luz de saber de que le hablas en realidad.y es que una acaba por hacer de todo eso..el unico motor de su vida...esperar...sperar..a quellegue el dia...en que el sea quien dice ser...esperar...esperar...esperar a que cambie verdad?...cuanto tiempo estas dispuesta a esperar?

tu espera, para el es solo...consentiemiento, nada mas, nada mas...eso es..lo cruel. En realidad...es solo consentimiento.esa es mi experiencia.
tu crees que esperas...que estas haciendo mucho..y propbabalemente asi sea....elproblema es que..no es asi como ellos lo traducen en realidad,digan lo que digan.

Un beso!
se3de3ty

Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Mensaje por Resiliencia »

Muchas gracias por tu respuesta, Se3 (si me permites el diminutivo).

Me reconforta todo lo que escribes y no sabes cómo valoro el tiempo que has dedicado a transmitirme tu visión de las cosas. Te lo agradezco de corazón.

Me dices que si estoy dispuesta a vivir con la coca: NOOOO. Lo tengo clarísimo, la convivencia no es posible, no voy a permitir que ese horror entre en mi casa. Fui tajante y no volvió a entrar. Me dio las llaves, le llevé sus cosas y nos hemos vuelto a ver en la suya, en la calle, hemos hablado, nos hemos escrito,... pero convivencia, por mi parte inviable. Lo sabe y lo sé. No hay vuelta atrás. Sabe que esta etapa conmigo está finalizada, no es un impass, es un final. Si hay algo que retomar cuando él se reconstruya seremos otras personas las que se planteen una nueva relación (el tiempo y las vivencias nos harán cambiar, sin duda).

Sin embargo, esto que racionalizo y expreso totalmente convencida se contamina con la añoranza de una relación que ha sido preciosa hasta ahora y con un sentimiento de culpa por mi parte. Podría ser sólo un bache, una caída en el camino que podría ayudarle a fortalecerse y le he dejado solo con sus culpas, le he quitado de golpe toda la estabilidad, todo el amparo que nuestro amor le ofrecía,... la esperanza de recuperar nada. Sin salida, porque no hay vuelta atrás (lo dicho, no estoy dispuesta a convivir ni a competir con la coca).

Como bien dices, ese clic que no sabe por qué se encendió podría producirse en cualquier momento. Y lo primero que pienso es que si esto se ha producido en la etapa de mayor ilusión (que es el inicio de una convivencia) ¿qué no ocurrirá cuando llegue el hastío que inevitablemente llega? Lo cual me hace tomar distancia y plantearme si realmente espero de la vida una convivencia o si debo aceptar que mi vida debe limitarse a seguir adelante sola con mi hijo y mantener mi guarida de seguridad alejada de mis relaciones afectivas. Es en este planteamiento donde pienso ¿por qué no una relación tú-en-tu-casa-yo-en-la-mía? Y no sé si me engaño pensando que se puede mantener esta distancia emocional.

Leyendo todos los hilos, me surgen dudas continuas; él jura y perjura que sólo hubo consumo cuando me lo confesó, me pide que le pregunte lo que dude. ¿Para qué? ¿si no podré confiar en la verdad de su respuesta?

A ver, no soy ninguna santa, bebo alcohol (de forma social, mis cubatillas con los amigos) y fumo tabaco. Ésta es la única adicción con la que puedo comparar esto. Entiendo que, cuando dejas de fumar y vuelves, al principio lo haces a escondidas hasta que la necesidad de nicotina es tan grande que ya no lo puedes ocultar y fumas abiertamente. Pienso que es lo que le ha ocurrido, creo que no fue un único consumo (el que me ha reconocido) sino que me lo ha confesado cuando ya estaba afectando a sus pautas de actuación. Es la desconfianza que tengo, que haya planificado y escondido sus consumos y no se trate sólo de una recaída puntual, sino de una trayectoria llena de engaño y de mentiras. Y me cuesta verle así. De verdad, Se3, ha sido la pareja (casi)ideal durante todo este tiempo. De hecho, el olor acre del que habláis sólo lo noté aquel domingo cuando regresé del viaje. Pero los mocos, el insomnio, la actividad continua, la irritabilidad (nunca hacia mí, es cierto),... No sé.

Lo que sí que sé es que si en vez de él fuese una amiga quien me contase la historia, intentaría ayudarla, salir con ella, acompañarla a hacer cosas, hablar,... con la suficiente distancia para que no me afectase su consumo pero ofreciéndole otras alternativas. Y es la postura que creo que yo sí podría mantener. Lo malo es que, como me sigue gustando muuuucho, pues cuando me he acercado hemos acabado besándonos y todo lo demás. Así que dice que no sabe a qué atenerse. Que no quiere ilusionarse sin motivo. "¿Qué hacemos con lo que sentimos?" -me pregunta. Y yo le digo que ahora no es prioritario, que nos tenemos que reconstruir cada uno por nuestro lado. "¿Y esto qué significa?". Y le digo que son islas, descansos del guerrero. Él teme que se trate de un desacostumbramiento paulatino y yo sólo sé que no podría vivir con él.

Mi gran duda, Se3, es si se puede recuperar la confianza. No estoy dispuesta a cambiar mi forma de ser de manera tan radical como lo haría convivir ahora con él. La duda continua sobre si me está engañando, si se retrasa, las llamadas, fiscalizar sus horarios, irme de viaje a trabajar con el alma en un puño por si aprovecha para consumir, controlar el dinero, mirarle a los ojos para buscar signos, olisquear su ropa, la almohada,... un infierno que anticipo pero que no creo que sea muy diferente a lo que sería la realidad.

Él comprende todo esto, me dice que siempre estará la espada de Damocles sobre él, que nunca me podrá garantizar que no se produzca otra recaída. Es perfectamente consciente de que es responsable de esta ruptura. Sé que está decidido a seguir su camino fuera de la cocaína y de hecho va al CAD (por cierto, su terapeuta considera mi actitud muy extraña). ¿Cuánto tiempo se considera suficiente para saber si está el tema bajo control? No lo sé.

Me ofrece que le haga el famoso test cuando yo quiera y sin avisar para reafirmar sus palabras. Hablé con los del FAD y por lo que conté me dijeron que era un caso que tenía buena pinta y me recomendaron que le pidiese ir con él al CAD porque podría aportar datos y enriquecer la visión de sus terapeutas, pero él no quiere que vaya (dice que si ya no somos pareja, no voy a poder aportar nada más que distorsión).

Me dice también que no soy codependiente, que no he permitido, ni ocultado, ni mantenido, ni provocado su consumo. Que soy parte de su recuperación y no parte del consumo. En esto discrepo totalmente: si ha consumido estando conmigo, yo ya soy parte del consumo (o al menos, formo parte del entorno en el que ha consumido). Por eso me tiré a este foro para leer, para saber, para contrastar, para comprender... Me dices que es tiempo perdido. Puede ser. Pero estoy encontrando tanta emoción, tanta comprensión en vuestros hilos, tanta realidad que nunca sabes dónde buscar,... Mil gracias por ser como eres (y todas/todos las/los demás, por ser como sois).

En fin, que he vuelto a escribir una perorata. No sé cómo va a seguir esto. Me llama, hablamos, quedamos en vernos dentro de unas semanas (intento que no haya compulsión, poner límites, fechas) y estoy ambivalente, por un lado deseando volverle a ver; por otro lado, sintiendo que no estoy siendo coherente. ¿Debo darle una oportunidad? ¿Cuándo? Mientras tanto ¿no sería mejor que no nos viésemos y dejarle campo y aire para reconstruirse (y de paso reconstruirme también yo? Por favor, ¿cómo veis esto desde vuestra experiencia?

Mil gracias y muchos besos

Avatar de Usuario
se3de3ty
Mensajes: 532
Registrado: 01 Jul 2009 23:29

Mensaje por se3de3ty »

Hola Resiliencia! no me des las gracias, al contrario!
eso de dar consejos me resulta arriesgado, comprometedor, pero no hacerlo me resulta como ni chicha ni limona. Yo creo que estamos todas mas o menos igual, con lios similares en la cabeza, que hemos tenido o tenemos, y que cuando una esta confusa pufff!!! lo que igual si podemos hacer es contarnos las cosas que a cda una le han resultado. Quizas nosotras seamos parecidas en actitudes, pensamientos, pero no podemos olvidar que nuestros ellos son personas que no se expresan aqui ni conocemos...almenos como podemos conocernos nosotras....todo este rollo lo digo porque una tiende a extrapolar...es inevitable...
todo lo que tu cuentas, a mi tambien me resulta increiblemente familiar...y ...esa sensacion...de un tipo de realcion amorosa que tiene algo...algo...tab parecido...actitudes, maneras de sentir....hay algo en esas personas...de lo que nosotras no somos muy consicientes...quizas no sea asi en todos laos casos, pero el tuyo y el de algunas compañeras que he leido...tienen tanto de similar....

ese...tengo un porblema...un porblema chungo...ese...yo no quiero ser malo----pero lo soy....ese..no te vayas---pero no hago mucho por retenerte...o por liberarte...ese deje...ese...todo eso...tan, tan sutil...porque al principio..estamos tan enamoradas ( como cualquier pareja) que todo eso...pasa desapercibido....porque al principio...una esta pendiente del amor....y cuando una esta asi...buscas acercamiento...buscar ayudar..comprender..porque necesitas estar cerca de el---de "el"...en realidad...le quieres a el, a ese el que aun uno no conoce demasiado...y encima con un porblema del que una no sabe nada en absoluto...una no es conciente del marron, del inmenso marron en el que una se esta metiendo, que va!!!!! porque si fuese una amiga....una podria tener esa frialdad necesaria, ese saber seprar...ese saber y sentir...que no es tu vida la afectada....pero... no es una amiga...asi que un dia comprendes que tu tienes un porblema....digan lo que dogan sus terapeutas...lo cierto es que...el de al lado....nosotras--nos convertimos en las otras protagonistas de la historia....pero no lo sabe nadie..nadie!!!!!! ni una misma!!!!
Una..se convierte en "nadie". porque el porblema lo tiene el otro. y una no es importante.
Eso es lo que parece...eso es lo que va pasando cuando convives con una persona que toma coca. un dia abres los ojos..y de repente te das cuenta de que si se te ocurre reclamar o pedir un poco de ayuda..puede suceder que te digan que nadie te pidio nada.encima eh!
a mi solo me ha ayudado despues de mucho, pero que mucho tiempo, haber encontrado este foro. haberme sentido no sola. haberme sentido escuchada. haber descubierto que no estoy loca. haber descibierto que me estuvieron ninguneando.haber descbierto que la droga ni puede ser la excusa para que no te traten como tu mereces. haber descubiero que, en realidad no importa demasiado si se droga y por que, si no que, lo qe importa es quien es esa persona, que hay mas alla de su eterna busqueda de querer ser mejor y hacer pormesas que nunca llegan...importa quien eres tu y lo que deseas en esta vida...importa tener la oprtunidad de poder decidir, decidir libremente que tipo de vida quieres llevar, sin mentiras.
yo creo en las personas, creo en el cambio, creo que es posible, pero tambien he decidido creer, y esto es lo que a mi me ayuda...que al final...solo cambia quien quiere hacerlo, y trabaja por ello.especialmente personas que tienen muchas cosas y posibilidades, personas con gente a su alrededor dispuestos a ayudar, personas que no estan solas exactamente...se que hay muchos casos y particularidades y que no todo el mundo lo tiene tan facil como otros...pero en mi caso...que es el unico que yo conozco...en su caso...el no tenia ninguna razon para no poder cambiar. A todos nos cuesta esfuerzo conseguir cosas. perdi muhcos años de mi vida junto a alguien que en realidad mareaba la perdiz, creo que solo por el hecho de estar a su lado...era como transmitirle el mensaje de que yo toleraba su consumo, a pesar de mis palabras, y las cosas y ehcho que solo yo se. El no veia las cosas como yo las estaba viviendo.
Mi burena educacion, mi ser cariñosa y querer comprenderle, el no atacarle jamas, el darle animos siempre, el estar siempre ahi....todo eso...en su mente solo significaba una cosa.
Yo solo se que mi vida cambio, y la suya, cuando el paso lo di yo.
Luego lo dio el si. tardo mucho. Pero lo que lo cambio todo, todo, fue mi seguridad. el convenciemitno de que..aquello no era vida, no era la voda que yo queira para mi ni para mi hija.
Preguntas si se puede recuperar la confianza.
Desde que volvi con el, o el volvio conmigo, he pasado por un monton de sentimientos, puedes leerlo en mi hilo mas o menos. He llegado a odirale en epocas, he llegado a sentir repulsion por el, he deseado perderle de vista de verdad, me ha caido hasta mal. Admeas tras volver, al cabo de poco, se convirtio en un estupido, un tio borde, no consumia, estaba tranquilo, si...habia cambiado..pero era un imbecil...supongo que el pasaba lo suyo tambien...y supongo que habia en el una especie de resquemor `porque al fin y al cabo..le habia echado de casa...resumido...tardamis muchisimo en recuperarnos y reconstrruir la relacion.
Ahora estamo bien, de hecho estamos muy bien. el exito creo que se debe y mefastidia decirlo, al esfuerzo mutuo. el ha cambiado. ha cambiado. no puedo definir muy bien el cambio, es una sensacion...no se como decirlo...es como darme cuenta de que ahora estoy con una persona conectada con el mundo, que esta aqui.
yo no soy la misma. no me importa si confio en el, mi confianza, opine el lo que opine, se la tendra que ganar, y ni pienso darme prisa. No quiero sentirme mal por creer que no confio en el. eso seria una tramapa de nuevo!!!! otra vez viviendo como una victima!!!
no e smi problema si confio en el. No creas..todo esto que cuento..me ha cosatdo irlo viendo y sintiendo y creyendo.
Vivi tranquila, he aprendido tambien a ddisfrutar de los logrso sin miedo, perdonandome mucho por no poder creer, por no poder creerle. poco a poco..el tema de la confianza ha ido dejando de atormentarme..poco a poco..he ido recuperando la sensacion de tener una vida, de recuperar mi vida, de disfrtar del amor de nuevo, poco a poco...sobretodo desde que comprendo que tengo derecho a pedir, aquerer para mi, lo mismo que yo ofrezco, ni mas...ni tampoco menos. es una cuestion de equilibrio. drgas a parte, quien pone mas? me harte de ser yo, y realmente era yo, no eran imaginaciones. y eso lo tengo mas que claro.

Me he enrollado como una persiana....en fin...espero te sirva de algo!!!!!
Un abrazo!!!!
se3de3ty

Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Mensaje por Resiliencia »

Hola, Se3:

Me encanta que te enrolles, me gusta leerte. Comparo lo que hay en tus hilos de hace muchos meses con tu realidad actual y me admira ver la evolución. Llegaré a eso? No sé, la gran verdad es que este foro es lo mejor que me ha podido pasar después de enterarme de la recaída de él. Entiendo actitudes, me siento una más, como tú dices, no estoy loca. Sobre todo, el ver las distintas experiencias me ayuda a reforzar mi decisión... Creo en el cambio, como tú, pero no quiero exponer mi maltrecha estabilidad mientras espero a que se produzca o a que sea verdadero. No quiero contaminarme con actitudes persecutorias que estoy segura que ejercería (lo de chupar los kleenex... no llegué pero sé que acabaría llegando, sin duda).

Mañana he quedado con él para cenar, sé que hablaremos mucho y que seguramente acabemos abrazados y durmiendo juntos. Me sigue gustando, me quedo con la parte bonita de ir a su casa, dejarme agasajar y volver a mi entorno seguro con añoranza pero sin sensación de abandono. ¿Podré mantenerlo en el tiempo? Supongo que no. Hoy por hoy, prefiero mantener esta puerta abierta... creo que no me daña (creo).

Mis amigas me dicen que deje de quedar con él, que no aporta nada más que daño, que le confundo, que me tengo que alejar del todo si he decidido dejarle... Tal vez tengan razón, no sé. Hoy por hoy tampoco me veo yendo a buscar a nadie para compartir mi vida. Es más, ha surgido en mí el excepticismo hacia la convivencia (yo que siempre he creído en la estructura tradicional de la familia). Estoy bien sola, me siento mejor así que cuando vivía acompañada y su forma de actuar me hacía sentir soledad. Añoro sus cuidados y su cariño en el día a día, pues claro, como tú añorarías a tu pareja... pero proteger a tu hija fue más fuerte y eso es lo que me pasa a mí. Si no hubiese tenido un hijo tal vez hubiese llegado a implicarme hasta las cejas en su recuperación tras todo esto, creyéndome la salvadora que puede cambiar su vida.... qué razón tienes, no soy yo quien salvará a nadie, cada uno decide, está claro. ¿Por qué surge esa necesidad que veo que tenemos todas de erigirnos en campeonas y responsables de su bienestar? Les protegemos de nuestros miedos, de nuestros reproches, de nuestras dudas, nos culpamos si consumen por si ha sido por una bronca, o por una mala cara, o porque no les atraemos lo suficiente hacia casa, o porque no les valemos... intentamos mejorar, aprender a tratarles mejor para que no se sientan heridos, ni culpables,... les organizamos la vida para que no tengan estrés, decidimos por ellos, ocultamos la situación al entorno para que no se produzcan situaciones complicadas... ¿qué nos falla? ¿por qué siempre es más importante cómo se sienten ellos? ¿qué hemos aprendido mal? No soy ninguna jovencita, tengo ya 40 años y flipo con esto, de verdad.

En fin, que sigo hecha un lío de emociones y contradicciones. Me gusta saber que me entiendes y que no vas a cuestionar ni a juzgar nada. No temas darme opiniones, desde tu experiencia tu visión me es importante, mucho.

Un beso muy grande, de corazón


Resiliencia

Catulo
Mensajes: 196
Registrado: 03 Dic 2006 17:35

Mensaje por Catulo »

"intentamos mejorar, aprender a tratarles mejor para que no se sientan heridos, ni culpables,... les organizamos la vida para que no tengan estrés, decidimos por ellos, ocultamos la situación al entorno para que no se produzcan situaciones complicadas... ¿qué nos falla?"

Madre no hay más que una. Vosotras quereís que tenga dos. Ahí empieza el principio de vuestra propia decadencia, de vuestra particular indignidad, de vuestra penosa infravaloración permanente.
Dame mil besos, después cien,
luego otros mil, luego otros cien,
después hasta dos mil, después otra vez cien;
luego, cuando lleguemos a muchos miles,
perderemos la cuenta para ignorarla...

Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Mensaje por Resiliencia »

Catulo, disculpa si no entiendo con qué fin escribes todo esto. Al final es despertar culpabilidades en quienes también sufrimos las consecuencias de un problema y que intentamos solucionar con lo que tenemos. Tal vez nosotras con esta actitud deleznable, por tus comentarios, también necesitemos ayuda... Por lo que he visto no es una situación, ni una actitud aislada... es algo común. ¿No tenemos derecho a la vida quienes, tal vez patológicamente, nos implicamos en los problemas de las personas a las que queremos? Me ha parecido cruel tu comentario, gratuitamente cruel. No hace falta el daño gratuito. Claro que tiene madre, como todos tenemos o tuvimos, como algunas lo somos o lo seremos... No creo que te gustase oír en cada uno de tus problemas una respuesta en línea con tu comentario "A mí no me lo cuentes, supongo que tienes madre". Casi todos maduramos y nos alejamos de casa para formar nuestra propia familia, con nuestros nuevos papeles, proyectos e ilusiones. La actitud pseudomaternal podría ser causa de tensiones, frustraciones, decepciones... todo lo que tú quieras, pero no somos responsables de esta horrible situación: el consumo de una droga que destroza y machaca los pilares del propio cunsumidor y de su entorno.¿Que es mayorcito para solucionarse su propia vida y tomar sus decisiones? Por supuesto. Libre es. Libre está. Sólo pretendo entender algo de tantas contradicciones que siento y que veo que no soy única sintiéndolas. Si no las compartes, si no vas a aportar luz o una orientación, al menos, no me eches a los perros. ¿Me vas a negar hasta el considerar que el consumo de él también es un problema mío, que me afecta también a mí? ¿Quieres decir que esto nos pasa por meternos donde no nos llaman, por intentar no crear situaciones de tensión, por llevar también el peso de la mochila? Gracias de todas maneras por tu visión. "Hay gente pa tó", que decía el Guerra.

María_
Mensajes: 1131
Registrado: 09 Mar 2009 17:45

Mensaje por María_ »

Con esto de las madres y los hijos me he acordado de una película...hace muchos años, tal vez en los años ochenta, vi una película que me encantó y que me atrapó una frase que dice el protagonista.

Los protas son Meryl Streep y Jack Nicholson, la peli se llama 'se acabó el pastel'; la historia así por encima es la historia de dos personas que deciden casarse, ella está enamoradísima de él y él pues, 'bueno también' pero con el pasar de los meses y la convivencia busca oxigeno fuera de la relación. Tienen un matrimonio amigo, y en una ocasión salen a comer al campo. Están allí los cuatro conversando, y hay una mesa con un pollo asado; Jack Nicholson le arranca un muslo al pollo delante de todos y le 'hinca los dientes' y empieza a comérselo, 'cuando aún no es hora de comer'.Y Meryl que está sentada al lado de su amiga...le reprende su actitud.(le decía algo como 'markkkkkkkk, no!, no ha llegado la hora de comer...sabes? no estás en casa de tu madre, donde todo está bien y te ríen las gracias. -Algo así-) Sabes lo que le contestó Jack a Meryl cuando ésta le estaba 'reprendiendo'?

Jack :'Y yo me pregunto, si no estoy en casa de mi madre y tú no eres mi madre, ¿por qué me tratas como si fuera tu hijo'

Es una escena maravillosa. Quién me iba a decir a mí que esa frase me la encontraría en primera persona en una etapa de mi vida. Nada es casual. Parece que todo estuviera escrito de antemano.

Estás pasando por un terreno por el que hemos pasado todas. Y te digo, que sobre mi experiencia, que cuanto antes salgas de ahí mejor. Tú debes saber qué es lo que quieres en tu vida, qué es lo que buscas. Si buscas un compañero para la vida, si buscas pasarlo bien sin mayores responsabilidades. Qué es lo que quieres.

Pero, con un adicto en activo y en 'recuperación', es difícil conseguir la posibilidad de un compañero para la vida y tb es difícil una vez que has asumido sus problemas como propios 'pasarlo bien, sin más'. Una vez 'dentro', ya no hay posibilidad de 'bueno, lo paso bien, es una relación sin responsabilidades'. Para nosotras, llegadas aquí, eso ya no parece posible.

Una relación sin responsabilidades, es una relación en la que dos van al cine, a un museo, de paseo, de viaje, se echan un kiki, y luego cada uno se va a su casa con sus propios problemas. En nuestro caso, eso no parece posible, no? . Nosotras nos regresamos a casa comiéndonos la cabeza de 'me habrá mentido?, habrá consumido? bueno parece que estaba 'normal'; me ha dicho que está en terapia, debo creer en su palabra; madre mía qué va a hacer para resolver aquello, y lo otro? joder qué mogollón...Bueno, ha cambiado, parece centrado, le llamo? Le 'pregunto si blalala'.'Qué hago?, le dejo? esq si esto va a ser así toda la vida...'

Eso se parece poco a una relación sin responsabilidades. Hablo de responsabilidades para nosotras.
¿No tenemos derecho a la vida quienes, tal vez patológicamente, nos implicamos en los problemas de las personas a las que queremos?.
Si el derecho a la vida te le estás minando tú misma, como yo misma me lo miné hace tiempo. Tú, yo, la otra no nos 'implicamos' en los problemas de los demás. Somos tan generosas que tratamos al otro de imbécil integral y asumimos sus problemas, porque damos por hecho que él no podrá solucionarlos. Y ahí viene nuestra cruz...nos topamos una y otra vez con la actitud 'indómita' de quién no claudica, con la actitud de una persona que ha decidido coger un camino y no quiere salirse de él. Y ahí empiezan las discusiones y nuestra decadencia.

Él conoce el camino, y tristemente para tus espectativas, sólo él tiene la solución.Tú no la tienes. Tú no puedes solucionar su problema.
Claro que tiene madre, como todos tenemos o tuvimos, como algunas lo somos o lo seremos
Pues si ya tiene una madre, como también la tenía mi ex, como tb la tenía el ex de pepita y el ex de margarita, por qué nos empeñamos en asumir un papel de madre? por qué tutelar a una persona que no no ha pedido ser tutelada?

Eres su pareja, no su madre, tu comportamiento debe ser el de una pareja, no el de una madre que arregla los problemas del hijo y trata de que la vida no le lastime; pero trata que la vida no le lastime 'durante un tiempo', porque llega un momento en que la madre suelta la cuerda y deja que el hijo se enfrente a la vida.
Casi todos maduramos y nos alejamos de casa para formar nuestra propia familia, con nuestros nuevos papeles, proyectos e ilusiones.
Formar una familia, asumir nuevos roles, ayudar a quien tienes al lado, y caminar juntos. Sí. Pero creo que la cuestión aquí está en que uno de los miembros de la relación no lo tiene igual de claro.
La actitud pseudomaternal podría ser causa de tensiones, frustraciones, decepciones... todo lo que tú quieras, pero no somos responsables de esta horrible situación: el consumo de una droga que destroza y machaca los pilares del propio cunsumidor y de su entorno.
La actitud pseudomaternal a a él le viene de perlas, aun con broncas de por medio,le permite seguir en el guindo, esa actitud a él le permite seguir vegetando sin asumir acciones y consecuencias, . Ya estás tú para eso. Y de otro lado la actitud pseudomaternal es denigrante y humillante para nosotras.

Y si no somos responsables de esa situación, por que la asumimos en primera persona hasta el punto de posponer todos nuestros intereses. Por qué asumimos como propia una situación que nos es ajena?

Sí machaca los pilares del consumidor y de quien está al lado. Pero lo curioso es que machaca los pilares del consumidor hasta el día en que él decide 'hasta aquí'.
¿Me vas a negar hasta el considerar que el consumo de él también es un problema mío, que me afecta también a mí?
Yo que lo he vivido, te digo que NO, no es un problema tuyo. Ponte en esta situación: a consume cocaína, B es su pareja. B se separa de A. ¿Quién se queda con el problema? ¿A o B?. El problema no es tuyo.

Nosotras que somos tan 'generosas' lo hacemos propio, lo hacemos nuestro.Debe ser que lo vemos demasiado pesado 'para ellos'.

Y nos afecta porque queremos que nos afecte. A ella le va a afectar la drogadicción de él sólo si se empeña en marcarle el camino y olvidar el suyo propio. Porque si le dice 'Si sigues drogándote no t quiero cerca. Y cierra la puerta, deja de afectarte'.

Lo que pasa esq malsanamente nos empecinamos en que sigan el camino que nosotras disponemos, como si ellos no pudieran tomar una decisión´.

Somos mujeres adultas, se supone que maduras pasando una situación 'horrible', quieres ayuda, vienes y buscas luz a tus dudas; aquí está la luz : apártale de tu camino. 'No te vale'. 'No te aporta'. 'No puede darte lo que tu necesitas'.
¿Quieres decir que esto nos pasa por meternos donde no nos llaman, por intentar no crear situaciones de tensión, por llevar también el peso de la mochila?
La vida son problemas, tensiones, situaciones que debemos resolver día a día. Las situaciones idílicas en que no hay problemas, sólo se dan en los cuentos.

La madurez se va alcanzando siendo capaces de afrontar las teniones, las complicaciones que nos va marcando la vida. ¿Por qué crear un ambiente ficticio?. Todas las parejas, juntamente o por separado se enfrentan a diario a problemas, tensiones, al estrés diario. Por qué en nuestro caso nos empeñamos en crear una burbuja artificial para que él no 'sufra'. Eso se hace con los niños de teta porque aún no están preparados para hacer frente a la vida.

Esto nos pasa, yo que lo he vivido te lo digo, nos pasa porque nos queremos poco, y somos capaces de soportar humillaciones, faltas de respeto, ataques a nuestra dignidad sólo porque el otro 'necesita ayuda'; una ayuda que él no ha pedido, una ayuda que nosotras decidimos darle, decidimos imponerle porque no entendemos como él no ve claro cuál es la solución al tema. Es decir, los ninguneamos al extremo y decidimos por ellos lo que han de hacer y, por supuesto, tienen que hacer.

La mochila no es tuya. ¿por qué cargas con ella? Porque nosotras no ayudamos a llevar el peso, no. Como burros de carga nos la echamos encima para que el otro camine más ligero.

Yo entiendo que tú quieras ayudar a llevar esa mochila. Se supone que en las parejas las personas se ayudan a caminar y los problemas se enfrentan entre los dos. Pero esq en esta situación fallan dos puntos; no tienes una pareja. Una pareja son dos personas que van por el mismo camino y en él se ayudan. Aquí el problema es para ti, no para él.

Entonces, aquí está nuestro error; el nuestro, no el tuyo solo:
"intentamos mejorar, aprender a tratarles mejor para que no se sientan heridos, ni culpables,... les organizamos la vida para que no tengan estrés, decidimos por ellos, ocultamos la situación al entorno para que no se produzcan situaciones complicadas... ¿qué nos falla?"
Es un adulto, con capacidad para organizar su vida( de hecho a día de hoy la tiene organizada tal y como él quiere que discurra; que a ti te parece que ese modo de vivir no es consecuencia de una organización, que eso noe s modo de vida? Sí, para ti, así piensas tú; no él. Si el quisiera otro modo de vida, obraría en consecuencia) es un adulto con capacidad para asumir que todo lo que se hace tiene consecuencias, unas veces buenas y otras malas( si asumes por él las consecuencias negativas de lo que hace, le estás negando la posibilidad de 'crecer' y 'madurar' y de otro le estás faltando el respeto 'pensando' que por él mismo no puede; y yo t pregunto en el caso de que pensaramos que por ellos mismos no pueden, para qué empeñarnos en un tipo que no nos vale como paeja? qué buscamos un compañero para la vida o un hijo al que asistir, o un muñeco al que moverle los hilos según entendamos nosotras?) es un adulto capaz de gestionar el estrés, y la tensión.

Qué nos falla? Pues humildemente, creo que lo que nos falla el tratarlos como si fueran retrasados mentales, creer que lo que les pasa demanda que la vida se les facilite hasta el extremo, que su situación demanda que se les trate entre algodones, que se le solucionen sus problemas. Eso no es la vida, eso es una ficción. La vida queda fuera de esa burbuja en la que los metemos.

Con eso agravamos su situación; somos como una especie de refugio que les aisla de la vida, de los problemas; fíjate casi como la droga a la que recurren.

Gran error. Es un adulto y debe asumir lo que hace y enfrentarse a la vida. Mientras se mantenga esa situación ficticia él no moverá un ápice su postura. Déjale que coja su camino, déjale que se equivoque y lo que es más importante déjale que asuma las consecuencias de lo que hace. Trátale como un adulto, y 'reclámale' las actitudes propias de un adulto.

Pero vamos, si te sirve de consuelo estás cometiendo los mismos errores que todas hemos cometido.

Quieres ayudarle? Pues entonces no hay más postura que esta:

1.-Es un adulto, si está a tu lado, demándale actitudes de adulto, con todo lo que eso implica.
2.-Si quieres ayudarle, deja de ayudarle. Mantente al margen. No tomes decisiones por él, no asumaas consecuencias que ha de soportar él, no mientas por él.

Sabes, tienes dos opciones, o retomar tu vida, o seguir viviendo la vida y los problemas de otra persona, seguir viviendo 'eso'. Y llegará el día en que te preguntes ¿dónde dejé mi vida?.

Releyendo tu historia, me ha llamado la atención:

1.-Sobre todo esta frase que cuentas que él te dijo: "No tengo prisa -me decía- tengo todo el tiempo de mi mundo para esperar a que estés preparada".

2.-Y esto:[Y yo no creáis que ayudo, hablamos, me escribe, le escribo, nos vemos, voy a su casa a hablar y acabamos en la cama, porque me sigue gustando, porque no me sale dejar de quererle, porque me gustaría poderle ayudar y hablar sobre lo que nos fallaba, lo que le fallaba, lo que no fui capaz de aportarle para alejarle definitivamente de la cocaína]. No es posible la convivencia porque no quiero entrar en conductas obsesivas de vigilancia, desconfianza, inseguridad,... ¿y no es posible otro modelo de relación: más distante, menos comprometido, con más libertad? Hay días que me parece que sí y días que me parece que nos vamos a machacar como sigamos en este plan.[ Él no demanda, me dice que está ahí esperándome con la ilusión de que yo vuelva a aparecer]. Y [creo que le estoy haciendo daño]. ¿Qué puedo hacer?

A día de hoy , y sobre la base de lo que cuentas, tiene todo lo que necesita, no precisa demandar nada ni esperar nada más. Parece que lo tiene todo. Parece que tiene el lazo bien echado y enganchado.

Saludos.

Sitos, sitos.
Imagen

Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Mensaje por Resiliencia »

Ay, María, qué difícil, claro que sé que cuanto más lejos mejor. De hecho he puesto tierra de por medio para proteger mi entorno. El en su casa y yo en la mía. Va a terapia, sigue con su vida, vive solo y sigue bien en el trabajo, sigue viendo a los amigos comunes, ha confesado a unos cuantos la verdad de nuestra ruptura (no a su familia, de quienes teme quizá una sobre-reacción). Yo sigo con mi trabajo y con mis amigos/amigas. Construyendo para mí y para mi hijo. Haciendo planes y cosas, tranquila en esta distancia. Soy capaz de llevar mi vida sola, pues claro que sí. Tengo más tiempo para mí que antes y me siento más libre para hacer todo lo que quiero hacer. Consciente de que la convivencia es imposible...

Pero me resisto a desaparecer de su vida. Aunque sea así, de vez en cuando, islas de contacto. Tienes razón, me vuelvo a casa pensando en si me miente o no, si es normal que esté normal, si no habré sobre-reaccionado y se trate sólo de un tropezón en su camino... Pero bloqueo esas sensaciones, estoy hecha a estos bloqueos. Lo que no se puede cambiar puedes hacer que te haga sufrir menos, y en eso estoy. Desde esta distancia evito entrar en conductas policíacas (sé que entraría), no hay lugar para posibles problemas económicos, no hay interferencia en su día a día, no hay sitio para ejercer de solucionadora.

Hemos hablado mucho este fin de semana. Hemos estado juntos el viernes y el sábado. Ahora otra vez en nuestras respectivas torres. Me dice que es consciente de por qué estamos en esta situación, que está resignado a seguir su vida sin mí, a aceptar mis condiciones, a esperar lo que haya que esperar, a luchar por recuperar mi confianza, me ofrece hacerse el test cuando yo quiera y las veces que quiera, en plan control anti-dopping. Yo paso mucho. No quiero entrar en eso, me vale con verle, hablar, cenar juntos, ver la tele o escuchar música abrazados y volver a mi casita bloqueando los pensamientos sobre el tema. ¿No es suficiente distancia? Por lo que leo veo que no.

No soy capaz de verle como un drogadicto en activo, todo ese mundo está y ha estado siempre muy lejos de mi vida. Él habla de una recaída con consumo después de casi 4 años limpio... ¿eso es creíble? ¿es esto consumo activo? Lo cierto es que no me he sentido maltratada en ningún momento por él, como he escrito era una relación en la que yo me sentía muy bien y las cosas funcionaban. Con altibajos, por supuesto, porque como bien dices, nada es happy-happy. Su consumo puntual (¿?) ha acabado con nuestra convivencia y no hay retorno por mi parte. Jura y perjura que no ha vuelto a producirse, le digo que me da igual, que es mayorcito, que valoro su sinceridad al confesarlo incluso sabiendo que yo iba a cortar... No sé por qué te cuento todo este rollo, he leído todos tus hilos, sé por lo que has pasado, sé lo que es sensato, pero también sé que cada caso es único (no sólo ante las adicciones, sino en cualquier ámbito) y mi desconocimiento de todo esto es lo que me hace tener dudas sobre si merece la pena o no darle una oportunidad. No sé qué hacer.

Sé que hacia fuera muestro una actitud muy firme y muy controlada, es aquí en el foro donde muestro mis dudas. Lo de la actitud protectora, va en caracteres, he intentado controlarla y poner límites a mi intervención durante el tiempo que estuvimos juntos. Tal vez no fueron suficientes, tal vez lo que a mí me parece poco desde fuera parezca mucho. El papel de super-woman lo sufrimos muchas, muchas ¿por qué no seré una floja? te preguntarás muchas veces. Yo también, me canso de tanto mundo a la espalda, pero seguimos adelante siendo buenas profesionales, esposas, madres, amigas, hijas, hermanas, nueras, vecinas, cuidando la imagen, el círculo social, la casa y además ser las reinas del porno y del buen rollito... ¿que hay que soltar lastre? sin duda ¿que no hace falta que todo sea perfecto? pues no ¿que no somos responsables de todo? Está claro, pero estarás conmigo en que en tu círculo de amigas es un mal común, con droga de por medio y sin ella. Debe venir en el cromosoma X o en la educación que nos han dado o en los modelos que hemos tenido. ¿Que hay que quererse más? Creo que me quiero y que me lo demuestro cada vez más, que voy aprendiendo a pedir lo que necesito y que también voy aprendiendo a aceptar que me digan que no y a decirlo yo también.

Tal vez todo esto es parte de mi proceso de recuperación. ¿Qué necesidad tengo de una convivencia que va a traer problemas siempre (no sólo me refiero a convivir con él, sino en general)? He llegado a la situación no elegida de madre soltera por circunstancias ajenas a mí y creo que reaccioné negándome la posibilidad de adaptarme a ella y aceptar que eso tocaba. Desde fuera mi imagen es de mujer de éxito, optimista, fuerte, independiente, segura, racional,... todo lejos de como realmente me siento aunque me muestre así. También me gusta que me muestren afecto y que se ocupen de mí y que me escuchen y que me den consejos y que quieran acompañarme y compartir cosas conmigo. En resumen, que parece que para los tíos tengo una barrera infranqueable que muy pocos se atreven a tentar. Y esto no es de ahora, viene de largo. Total, que la posibilidad de encontrar a alguien que se implique es pequeña así que no busco, quizá aparecerá. Mientras tanto ¿por qué negarme a mí misma el calor que recibo de este chico? Lo que sería bueno negarme es el dolor que me produce su relación con las drogas (pasada y/o presente) y las dudas y el miedo que esto hace surgir en mí. Barreras y límites.

Y, por otro lado, lo que no puedo racionalizar. Le quiero, le quiero mucho, hemos sido (bastante) felices hasta ese día en que desapareció sin más. Me resisto a destruirle pensando que ha estado jugando conmigo, que me ha engañado, que ha confesado justo cuando se dio cuenta de que era cuestión de tiempo el pillarle en plena faena (jura que sólo existió ese consumo, leyéndoos surgen las dudas), que se ha aprovechado de mi buena fe, de mi confianza, de mi independencia. Justifico mi decisión de alejarme pensando en que si actúa así al principio ¿en qué degeneraría la convivencia con el tiempo? ¿en todo el horror que leo en este foro? ¿en todo ese dolor que hay en tantos hilos? pero ¿y si ciertamente es sólo un tropezón? Haciendo paralelismo con las dietas, darse un día un atracón de bombones no implica que al día siguiente y el resto de los días no sigas con tu plan a rajatabla (me lo decía una psicóloga de la FAD, y no te creas que me valió mucho, sólo para sembrar más dudas sobre si hacía bien apartándome o no).

Sigo leyendo y leyendo en el foro, buscando situaciones parecidas, tratando de entender... Me decía Se3 que no hay nada que entender, que la respuesta está en él, que sólo puedo seguir adelante sin esperar. Seguir mi vida... y mi vida sigue, no se ha parado ni un poquito. Tampoco se paró cuando llegó la enfermedad de mi marido diagnosticado en estadio terminal. Ni cuando al final falleció después de luchar horrores por tener un día más, una hora más juntos. Duelo inhibido, me decían los psicólogos. ¡Y una po**a! Que no haya signos externos de duelo no implica que no haya dolor,... pero llorar ¿iba a mejorar el pronóstico? ¿iba a modificar la evolución de la enfermedad? ¿iba a devolverlo a la vida? No, había que avanzar y avanzar, buscar soluciones, alternativas, mantener los ingresos, poder pagar la hipoteca, los tratamientos, el colegio del niño,... ¿Empecé ahí a pasarme de vueltas con mi actitud? Puede ser, pero os aseguro que si me hubiese conformado con lo primero que escuché hubiese vivido a lo sumo 2 ó 3 días... y fueron casi dos años.

Tal vez estoy ocupando en esto un tiempo que no se merece la situación. Tal vez deba parar de recopilar datos y dejar pasar el tiempo y las circunstancias sin darle más vueltas a esto. Tocar fondo y saturarme de tanto dolor ajeno, mirar hacia el mío propio, aceptarlo y reaccionar. Seguramente estoy replicando la actitud que tuve entonces, hace tres años. Seguí leyendo y buscando datos y más información sobre ese tipo de cáncer, por si había algo más que no hicimos, otros tratamientos experimentales, otro centro donde haberle tratado,... ya paré. Ahora también tendré que parar en éste.

Perdonad tantas palabras, tanta intromisión en vuestro tiempo, tanta duda al aire que seguro que os remueve. "Sé que ver y oír a un triste enfada cuando se viene y va de la alegría" escribía Miguel Hernández. Da pudor hablar y hablar del mismo tema de forma continua, se tiene la sensación de estar rayada y de que los demás piensan "ya está otra vez con el tema, chica, pasa página ya". Pero de esto no tengo muchos ámbitos en los que hablar, por no decir que éste es el único en el que me sentía al menos identificada con tantas de vosotras (y algunos vosotros).

Tal vez deba cerrar también este saco y emular a mi admirada Marylin "sé que nunca seré feliz pero... cuesta tan poco mostrar alegría".

Gracias, de corazón.

María_
Mensajes: 1131
Registrado: 09 Mar 2009 17:45

Mensaje por María_ »

Sabes lo que pasa? bajo mi criterio eh? Me he vuelto de lo que no hay...Que sentir ese calorcito que refieres, tienes que ser tú la que valore si te 'compensa'. Si esos encuentros compensan con creces 'el marrón' que implican.

Desde afuera se ve como un, cómo decir, algo como 'pan para hoy y hambre para mañana'. Pero esa es mi visión. Yo soy dentro de mi círculo de amigas una tía rara, tienes que tener eso en cuenta.

Si a ti sentir ese calorcito, por un tiempo, te hace sentirte bien, será que es lo que buscas. Llegado a tu punto, cogería una hoja a solas, y me diría qué busco en la vida? un compañero para la vida, un affaire, un 'yoquésequé' y sobre ello relacionaría lo que busco con lo que ese chico te aporta en la línea de lo que tú buscas. ¿qué te aporta él?, ¿qué es lo que él te da que no vas a tener con otra persona?

Ahora, te voy a decir algo, somos más o menos de la misma edad, y sé que lo sabes, pero el tiempo no vuelve, la energía a depositar en nuevas personas y relaciones del nivel que sean a duras penas, las ilusiones a regañadientees las recuperas, y la fe, ay la fe, la fe una vez que la pierdes no vuelve . Asíq a eso que preguntas de ¿qué tengo que perder? sería fácilmente respondible que puedes perder 'tu vida', las ilusiones que hayas podido construir tras los sinsabores que nos da la vida, las nuevas expectativas de futuro, tus proyectos, tus anhelos, tus deseos. Puedes perder el tiempo, que no es poca pérdida.

Estás 'atrapada' en una relación o situación que no tiene una continuidad, porque tu has razonado que no debe tenerla, pero sin embargo sigues ahí.

Sabes nadie escarmienta en cabeza ajena, nadie; eso es así, pero mira yo t digo lo que yo pienso, las oportunidades en el Corte Inglés; sobre todo cuando la vida está por medio, me refiero ala vida propia, no la del otro; el otro que ya mire por sí mismo. He pasado tanto que no sé cómo pude llegar a ser tan necia y tan gilipoll*s de dar una oportunidad( y otra, y otra, y otra; esq esto es lo que tiene, que a una le siguen otras, que se le coge gustillo al tema...)

Si ha sido o no un consumo, un único consumo, eso es algo que verdaderamente solo lo sabe él; bueno y tú puedes llegar a aproximarte a la realidad. Tú sabes si ha sido uno o varios; en el momento del 'shcock' probablemente no, cuando las aguas retoman su cauce y están calmadas y se piensa con claridad, se llega a muchas respuestas. Yo no sé lo que llamará él 'un solo consumo', pero de tus letras salen varios consumos...sin contar las veces que has llamado a su movil cuando aún no conviviais y te daba desconectado y luego se excusaba tipo 'me quedé dormido', 'pues no lo he oído', me 'quedé sin bateria'. Oye que pudiera ser verdad, pero que por estos lares, esas actitudes responden a otra cosa. Preguntale desde cuando te estaba ocultando la realidad. Pregúntale si cuando le llamabas al teléfono que no vivíais juntos, y daba desconectado o en paradero desconocido, también estaba en ese único consumo.
(...)A las pocas semanas de empezar a vivir "oficialmente" en casa, desapareció un viernes y llegó a las 5 de la mañana ¿Lo había hecho antes? No*. Alguna vez no nos veíamos porque yo le llamaba y salía desconectado, pero me decía que se había quedado sin batería, o que se había quedado dormido en su casa viendo la tele,... No le di importancia, confianza, ya os digo ¿para qué me iba a mentir?(...)
(...)
creo que no fue un único consumo (el que me ha reconocido) sino que me lo ha confesado cuando ya estaba afectando a sus pautas de actuación.(...)
(* Esq antes no necesitaba desaparecer, no? no viviais juntos, bajo el mismo techo refiero; entonces si quieres invertir energía que no irá a ninguna parte la pregunta es ¿cómo se lo montaba antes?)

Ves cómo frente a que él jura y perjura, tú tienes la respuesta?

Si tras haber leído tu historia, lo que has contado, me preguntaran tú crees que el chico consumía desde antes de empezar a vivir bajo el mismo techo. Yo diría que sí. De un lado basándome en mi experiencia. ( mi historia es como la tuya blalala tuve problemas con la droga blalala eso ya está solucionado, me ingresé,sólo he tenido una recaída. 'Vale mi amor, gracias por sincerarte, eso está superado? sí, claro. Y lo que no me contó esq la recaída ya la traía en la chepa desde antes de normalizar nuestra relación de pareja. Él me lo contó en marzo de 2009 creo, no lo sé y trataba de hacerme ver primero que la recaída le venía de enero, luego que le venía desde el verano previo...Y al final la verdad esq la recaída le venía desde que empezamos a tontear. Yo también le llamaba y no obtenía respuesta. Pero como tú has dicho cada caso es único) Pero ten en cuenta que estás en un foro de adicciones, y la cocaina, bueno, los cocainómanos tiene un patrón muy definido de comportamiento. Si hubieras contado eso del móvil en un foro de móviles, te diría que ya les vale a las compañías que con lo que cobran ya podían garantizar la cobertura al 100%. Pero hablas de una persona y de una sustancia llamada cocaína.

Yo no te puedo decir, dale una oportunidad, así sin responsabilidades, tú a lo tuyo y él a lo suyo, una oportunidad así en la distancia. Lo siento, pero estaría siendo hipócrita, falsa; te estaría mintiendo. Esa es tu decisión. Yo te puedo decir que te des tú misma y a ti misma una oportunidad; que te des una oportunidad para esperar, buscar, encontrar eso que dices que si llega llegará. Que salgas de ahí. Que aún estás a tiempo de no empezar una segunda 'etapa'. Yo te diría que te des una oportunidad a ser feliz de un modo pleno.

Te puedo decir que mires por ti, sólo por ti, y que para sentir 'calorcito' no te hace falta 'calentarte la cabeza'. Te ha fallado,<parece> y has de ser tú quién valore si eso imposibilita seguir a su lado. No te puedo decir, 'mujer está arrepentido, fíjate está en terapia, ahí le tienes a tus faldas, diciéndote que te espera, que se va a ganar tu confianza'. Todo esto me suena de algo...No te lo puedo decir; comentas que el tema le teniais hablado, sabía lo que había y a lo que se arriesgaba. Lo sabía. Te has preguntado alguna vez si sus reticencias a nosmalizar la relación de pareja le pudieran venir también de ahí? De que sabía a lo que se arriesgaba si le descubrías?

Mira yo andaba 'dejándome querer' (ja), parece que llevo un imán en el culo, hago diana de modo pleno y sin moverme. De cuatro tíos con los que he tenido algo, particularmente con uno, todos menos uno fumaban hachís, y dos de ellos cuando salen de fiesta y para 'darse un punto ' se daban chupaditas de cristal. Esq me descojono porque maldita mi suerte y porque hay que ser ***** para darte un punto...yo como soy así siempre pienso 'un punto? alguno más necesitas en el cerebro'.

Tú te crees que con lo que llevo andao, me voy a parar a perder el tiempo? Si me pete me echo un kiki y si no pues me piro, que suele ser lo más seguro, porque se me ha ido la líbido. Para mí no hay nada más anti erótico que un tío que se droga; para otras es un tío desnudo con calcetines, llegado a este punto lo puedo llegar a ver como algo simpático jaja pero uno que se droga, pierde todo su atractivo.

Imagínate que me lío con alguno de ellos en serio, yo qué sé, imagínate e imagínate que no me cosco de ello hasta estar dentro de la historia, tú te crees que yo me iba a quedar a decirles 'oye esto no, eh? es caca, puaggg, déjalo, para estar conmigo has de dejarlo; o tú te crees que por muy bien que folle o por muy agustito que estuviera tumbada en el sillón con él viendo la TV así en plan romántico o por muy sola que me sintiera iba a girar los ojos hacia otro lado y 'ya no mas eh? venga una oportunidad?'

Si hay algo que espero no perder nunca de vista esq las oportunidades deben ser para una misma; para ser feliz, para no sufrir. Algo como 'contigo no me ha salido bien, voy a darme una oportunidad para que con otro me salga mejor'.

Yo no puedo, voy <renegada> o <aprendida>. Oye que sale un lío, el tío te mola, tú le gustas, se echa un kiki, y por qué no? calorcito y luego vemos una pelí. Pero no nos conocemos de nada -no ha habido un compromiso violentado o quebrantado-. Y me quedo sin bateria en el móvil desde que salgo por la puerta de su casa. Problemas no, gracias. Oye, incluso se puede repetir teniendo la cosas claras, pero, 'eeeeeeeep no me hagas partícipe de tu historia ni me cuentes el por qué ni el por qué no'. Partimos de la base de que vengo de vuelta, única y exclusivamente en esto, no me cuentes q eso de la adicción les pasa a los 'otros' que en ti es algo excepcional blalala, que es de vez en cuando,que es un 'puntito', que bueno ha sido una vez.... que no t voy a creer, y no t voy a dar la oportunidad de que 'me' demuestres nada, asiq 'estamos a lo que estamos'.

Así sí se puede recibir ese 'calorcito'. En mi concreto caso, esq me canso de llevar los pies fríos porque ese calor no me alcanza, ni siquiera para 'estar a lo que se está'.

En tu caso y sobre lo que escribes, parece seguirie que tú no tienes del todo todo lo que te gustaría tener, y sobre lo que escribes a él no le falta nada. En esa relación, si la prolongas en el tiempo, la que tiene mucho que perder eres tú; él no. <Él por lo visto ya lo perdió>.

Además es un <amigo> con el que cenas algún día y tienes algún 'encuentro casual', bueno. Búscate otro amigo con el que puedas cenar y tener algún encuenttro también. Y como no tenéis responsabilidades el uno con el otro, le comentas que te estás viendo con alguien. Eres una mujer libre, no tienes una relación de compromiso con nadie. Déjate querer, deja que alguien abra la ventana por ti para que entre aire fresco y te muestre el horizonte.

Estás en una calle sin salida. En una situación que dices que no 'tiene futuro'. Es una relación que según afirmas no va a tener una continuidad de pareja, valora qué te aporta, si te compensa, y decide. Pero como dice el dicho 'El que más pone es el que más pierde'.

Lo que no vale, yo he aprendido, que no vale; ya puedes darle mil y una vueltas, ya puedes tratar de 'reconvertirlo' en lo que quieras o puedas llegar a imaginar, que si no vale, no vale.

Sé lista y apuesta por ti.Date a ti misma la oportunidad.


sitos.
Imagen

Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Mensaje por Resiliencia »

Mil gracias, María, francamente estoy mal. Muy mal. Este rollito de mujer alfa que tiene las cosas claras y que puede con todo es una máscara que cada vez me cuesta más llevar. Claro que abro la puerta a otros, tengo varios por ahí dando vueltas... pero estoy pillada en un bucle. Me he reído con tu comentario sobre la líbido, la tengo por los suelos, sólo me apetece con él. No me sale acostarme con otros, tal vez por lo de mi marido (como él fue una relación anterior caí en el peligro de la carne conocida, como yo digo, además como fue algo que no pudo ser entonces, eso de las segundas oportunidades, parece como que surgen y te apetece ver qué se puede hacer). Quitando hierro a todo el tema, es hasta grotesco el temita. Tal vez fue para mí un retroceso, un volver a un punto de partida previo a todo el dolor que vino después en mi matrimonio. Y ahora es más grotesco "entoavía", retrocedo a antes de conocerle, a mis 22 añitos con más de 40 en la chepilla. Tonteando y sintiéndome la reina del mambo (no me cambio por una jovencita ni loooooca). Pero el vacío de después de la juerga viene, y viene seguro. A veces hasta paso de salir para evitar sentirme tan sola después. Tienes razón, se han roto demasiadas cosas. Y sin embargo no soy capaz de culpabilizarle abiertamente. Tampoco era una ilusión loca, pero es que después de la gran ausencia es como si la vida fuese light: lo que antes me gustaba ahora me hace disfrutar menos y lo que antes me dolía, ahora pasa por encima y se escurre por la coraza. De hecho cuando alguna amiga me presenta a alguien, le pregunto si de verdad es su amigo, porque estoy en una etapa en la que puedo ser muy dañina para quien se ilusione conmigo. Tiene güevos, María, que se ilusionan, oye. Y yo paso total, total. Me molo mucho y voy de encantada de haberme conocido... Tiene su puntito, me río y todo acordándome de las inseguridades de cuando se tienen 20 años menos.

Tus palabras son tan sensatas, me suenan tan a verdad... claro que me quiero ahorrar el infierno que anticipo que sería, sobre todo quiero ahorrárselo a mi hijo que no tiene por qué ver este tipo de caídas en barrena. Tienes toda la razón, qué absurdo es no escarmentar en carne ajena, pero supongo que es bastante habitual. En este caso, tu historia es más que similar a esta mía. Su patrón, probablemente sea también similar al de tu pareja de entonces... y dices que se le coge el puntito a eso de las oportunidades consecutivas. Estoy segura. Huyo de la historia de mis padres que viví desde la infancia y la adolescencia. Es curioso, parece que la historia se repite parcialmente. Ellos se separaron cuando yo era muy pequeña pero pasábamos juntos todos los veranos, las navidades, la semana santa,... para mí como niña lo más normal del mundo era vivir con mis abuelos y mi madre y ver a mis padres juntos en vacaciones y vivir con ellos. Así muchos años hasta que se juntaron de nuevo. Un horror, mi madre era una histérica y mi padre se iba de juerga porque no la aguantaba, círculo vicioso y asqueroso que se rompió con mi madre yéndose desesperada de casa. ¿Qué pasó? Pues que me quedé de mamaíta de mi hermano y de mi padre, al cuidado de la casa hasta que mi padre un fin de semana también se fue de juerga. Y ahí me fui yo. No se lo aguanté ni a mi padre, como comprenderás cuando pasó aquello hace unas semanas, tampoco se lo aguanté a él. Mis padres no volvieron a juntarse, se divorciaron y él se casó de nuevo con una segunda oportunidad de hacía más de 20 años... ¿Cómo ha ido? Pues curiosamente esa noche en la que mi chico desapareció, estaban ellos en casa. La mujer de mi padre se desahogaba conmigo del infierno que es vivir con mi padre, aunque ya no beba, incluso es peor ahora que ya no bebe porque antes, al menos, estaba el periodo de arrepentimiento y de intentar reconducirse... ahora que no hay consumo de alcohol, la conducta es continua, no hay luces y sombras, sólo sombra, de forma continua. Te puedes imaginar, viéndolo desde fuera lo que le aconsejo a ella, lo que la escucho, lo que me duele ver a otra mujer sufrir, una gran mujer, que no tenía necesidad de meterse en ese marrón y que tragó por amor, pensando que con ella todo iba a ser diferente... Y aquí estoy yo haciendo el tonto, pero es más fácil ver la pajilla (con perdón) en el ojo ajeno.
Gracias por todo el cariño que me envías. Te dejo que viene visita a cenar. Mañana sigo.
Mil besos

María_
Mensajes: 1131
Registrado: 09 Mar 2009 17:45

Mensaje por María_ »

Buenos días. Me voy a tomar un café mientras te cuento. Todo lo que cuentas me suena o de haberlo leído por aquí o de haberlo vivido.

Estás mal, pues coge el bolso y échate a la calle. Caminas,paseas, te vas al cine, de compras, yo qué sé. Yo de siempre cuando he estado mal, de siempre he cogido el consejo de mi santa madre 'coge el bolso, mil pesetas y échate a la calle a pasear veras que mientras andas tienes menos energía para 'llorar''

Tienes a algunos dando vueltas por ahí...búscate alguno más, se ve que esos ya los tienes radiografiados y no t motivan lo suficiente. Todas/todos tenemos, si miramos bien, una 'islita' (como tú refieres) a la que acudir sin margen a equivocarnos. Lo de que sólo te apetezca con él, es normal, estás 'enganchada' a él. Yo no me acuerdo muy bien, pero creo que estando con mi ex lo intenté en dos o tres ocasiones, el liarme con otro. A mí me daba por ahí cuando él consumía. Era una especie de castigo; no sé si el castigo era para él o si era para mí.'Tú te enchufas? Pues yo me voy con un amigo'. Y no te creas que me lo callaba o lo hacía a escondidas, yo iba y se lo decía a la cara. Lo intenté varias veces, pero no podía. Sólo una vez me dejé mimar un poquito y así en plan 'tú allí y yo aquí'. No se puede porque no tienes otra cosa en la cabeza que él y su mogollón. Y así no se puede. Yo no soy bebedora, vamos que esq me da hasta vergüenza decirlo jajaja, pero esq me bebo un tercio de cerveza y ya llevo el 'PUNTAZO' encima y si me bebo dos, necesito echarme a domir plácidamente.Si me bebo un cubata creo que entro en estado de coma al instante; no me gusta ese tipo de alcohol,su sabor, vamos los cubatas. Asiq ni eso de 'bébete dos copas y déjate llevar', ni siquiera eso me facilitaba el asunto. Pero sí que es cierto que a través de esos 'castigos', llegó el día que 'inconscientemente' empecé a comparar; y aunque no era algo que hiciera de modo racional, dejaba su 'poso' en mi mente, y llegó el momento en que me ayudó también a ver las cosas distintas.

Pues yo sí me cambiaba por una de treinta, una de veinte no, pero una de treinta? Vamos por dios, eso sí, sabiendo lo que sé ahora, qué quieres que te diga; esto de cumplir años es una ***** mierda, lo único bueno, es pues que puedes contarlo y asumes y ganas experiencia, pero por lo demás? Pues ya me contarás...yo sí, inseguridades, pues claro que tengo, para qué voy mentir si he estado acojonada pensando que se me estaba cayendo el párpado jajajaja ,pensando que había empezado 'la cuenta atrás' xDD. En fin, menos mal que esq tenía los ojitos malos jajaja. Yo soy así, me río hasta de mi 'suerte'.

Pues cuando salgo, que salgo poco por la noche, soy más diurna, no doy opción a que se encandilen. Dejo las cosas claras desde el principio mandando 'mensajes' subliminales. Me canso de la gente, ya sean hombres o mujeres. Me canso de mis amigas y sus consejos 'mientras encuentras al amor de tu vida, ve besando sapos' y a mí me da flojera. El otro día no sé quién se murió que lo estaban hablando y me sueltan 'ves? si esq hay que ***** nena que la vida se va'. Y yo pues ya me lo tomo a cachondeo.

Ahora estoy haciendo el tonto con un amiguete. Es un tipo majo, pero no sé. Depende de cómo me levante o 'me encanta' o 'no me encanta'. En serio, es alucinante, hay días que me levanto que digo 'Qué majo blalala, me encanta' y otros en que digo 'pero qué estoy haciendo?, qué hago con este tío?'. Sinceramente, y aunque no hay comprimiso de nada, le quedan dos telediarios, porque no me 'engancha', no me tira, no me 'motiva en estado mental plano',. Asiq no tiene futuro la cosa.

Había uno que sí me gustaba, y, de hecho, me sigue gustando, pero no se puede porque me hace 'tilín' y lleva maleta ocasionalmente; es un tipo inteligente, físicamente está muy bien, tiene conversación, es agradable, cortés, blalalala; a veces pienso déjate llevar, si no quieres adoptarle, ni nada con él, pásalo bien. Y el pasar de los meses me ha dado la razón y él me lo ha contado; de vez en cuando toma 'cosas', pero en 'plan recreativo'. Asiq no se puede porque me hace tilín + maleta ocasional=problemas ocasionales. xDD

En mi historia también fue un 'regreso al pasado'. También 'éramos amigos' de chavalillos. Nos conocíamos desde que teníamos los dieciseis años. Él tenía su novia, y yo 'mis cosas'. Nunca nos enrollamos. Salíamos como amigos, sobre todo desde los veinte en adelante, y ya entonces él estaba metido en el tema. Ahora pienso para atrás, y mi cabeza me devuelve detalles, momentos y situaciones, y ya llevaba la 'cruz' a cuestas, pero yo andaba subida a la parra y como no sabía nada de ese tema, pues nunca hubiera imaginado que... Pero entonces no era una cruz, entonces él era el 'rey del mambo', parecía que el mundo y todo lo que en él habitaba plegaba a sus pies...

Yo desaparecí con veitisiete años aprox, mi madre enfermó, y me fui con ella, y nos volvimos a encontrar muchos años después. Mi madre murió. Pasaron los años y me regresé al barrio donde me crié, le llamé a su casa sí, y su madre y su hermana me escucharon pero no me dijeron nada de él( en ese tiempo él, según me contó después estaba en proyecto hombre) Como no me daban razón de él, pensé que se habría casado con su novia, se habría ido a vivir por ahí, y como siempre fue un crápula pues no me dijeron nada de él por si yo era una 'loca' de esas de su juventud jaja. Asiq lo eché al olvido. Pasaron los años, unos cinco y nos encontrarnos. Ya no era el rey de mambo, y eso me encadiló. No me encandilaba cuando le veía con los mejores coches, las mejores ropas, los mejores perfumes, cuando todas las puertas las abría y cerraba él, cuando todo el 'mundo' era 'amigo' suyo, cuando él dirigía el cotarro; me encandiló cuando le vi humano. Fíjate qué ojo tuerto tengo. Le veía humano, no un fardón de tres al cuarto. No sé. Ya no le veía como el crápula de entonces.

Recuerdo que siendo chavalillos, que yo andaba liada con uno, y había quedado con él, apareció mi ex-entonces amigo-, y le dije andaba llévame tú a tal sitio que he quedado con fulano, y entre sus consejos de 'amigo' pronunció esta frase 'Ten cuidado que tu eres muy pava, y el que no sabe es como el que no ve' . Cuando he recordado eso me sonreí por lo irónico que me resultó. Cosas de la vida.

No sé el momento en que empecé a levantar el dedo acusador y empecé a señalarle a él. No lo sé. Pero supongo que también habría una 'fase' en que el dedo no le apuntaba a él, y trataría de buscar la causa y la culpa en mí misma. Estas cosas van así. Pero también te digo que de poco vale saber de quién es la culpa. Creo que es más productivo quedarse con el resultado, el que cada una le dé, y asumirlo. Buscar culpables no hace que la situación mejore o sea más digerible. Y esto te lo digo yo, manda huevos jajaja. Pero claro, yo t lo digo ahora, cuando veo el resultado y lo digerí.

Yo tampoco le he visto nunca como un drogadicto. Bueno, nunca no. Me costó asociar la palabra drogadicto a su persona. Debe ser que tenía demasiado dentro de mí la imagen del drogadicto como el que está tirado en la calle y deshauciado. De todas formas, las etiquetas poco ayudan o aportan a solucionar un problema. A día de hoy, sé que es cocainómano, sé que es drogadicto, pero desde un plano racional. Y cuando asocié la palabra a él, no lo hice en plan 'dios mío qué marrón', si no como 'esto es lo que hay, soluciónalo, solucionémoslo', asi desde un punto de vista práctico. De hecho, la psicóloga me miraba rara cuando estábamos allí, y él contaba su rollo y luego hablaba yo y yo decía 'Pero qué depresión ni qué niño muerto, tú consumes porque eres adicto, y cuanto antes lo asumas mejor. Eres cocainómano, punto y final. Asúmelo ya' (sólo me faltaba decir asúmelo joder, que llevamos aquí meses mareando la perdiz y hay prisa, asúmelo, dilo ya de put* vez, enchúfate las pastillas y a trabajar jajaja jajaja. Qué mal lo he hecho de verdad; hubo un tiempo en que sí lo hice mejor eh? pero es ya me fueron fallando las fuerzas y la paciencia jajajaja). Y claro la mujer me miraba como diciendo 'qué mal lo estás haciendo, se lo tratas de meter con cuchara y ha de ser él quien llegue a esa conclusión'. Pero qué decir, oir a un tío decir 'me enchufé porque tengo depresión, o porque me encelé', o el día que el tío dice allí 'esq lo hago y no me doy cuenta', y yo 'me quieres hacer ver que eres imbécil? que no sabes lo que haces?'; me sacaba de quicio. Pero claro, un tío que se baja lo compra, sube a su casa, se fuma un cigarro, riega sus plantas, arregla un cuadro que se cae...y luego se lo enchufa ha tenido tiempo para darse cuenta de lo que está haciendo y va a hacer.

Dice el dicho que 'consejos vendo que para mí no tengo'. Esto va a así. Si yo hubiera sido una tipa lista y me hubiera querido mínimamente y hubiera apostado por mí, el día que me dijo a la cara, que no lo olvidaré jamás, en el coche que veníamos de no sé dónde, que ya estaba en el CAD siguiendo tratamiento, ah sí, había tenido una bronca con su padre,si ese día que me dijo 'hoy voy a hacerlo, lo necesito', así como el que tiene hambre y se come un bocadillo de chorizo, tras haberle recordado lo que la psicóloga decía que tenía que hacer cuando le vinieran las ganas, le hubiera dejado, pues las cosas hubieran cambiado mucho; no sólo para mí, también para él. Esa fue la primera vez que debí dejarle. Pero nadie escarmienta en cabeza ajena. Y sí, tambien decía eso que tú escribes de le quiero, le quiero muchísimo. Parecía la 'dolorosa con el amor sangrando y la cruz a cuestas'. Esq hay amores que son para romperse la cabeza a cabezazos.

De todas formas, el gran declive en nuestra relación y en su adicción se dio cuando traspasó la frontera. Al principio,nunca lo hacía delante de mí,siquiera fumarse un canuto.A 'escondidas seguro, en mi cara no. Fue cuando empezó a fumarse un canuto 'consensuado' delante de mí cuando empezó el declive, porque de ahí llegó a consumir estando yo en casa y sabiendo yo que iba a consumir. Y ahí, aún montándole los pollos que le montaba, claudicaba a su consumo. Ese fue mi gran error. Uno de mis grandes errores. Al principo, mi presencia, le 'entorpecía' el consumo, y llegó el momento en que mi presencia se la pasaba por el arco del triunfo. La primera vez que estando yo en casa, me cogió 50euros de la casa para ir a por mierda, yo creía que me moría; pero como a veces no pienso, me dije, ok, tú quieres hacerlo? pues lo vas a hacer, y como aún le quedaba un poco de 'pudor' y no le gustaba que le viera, con todo mi culo me senté en el salón y le dije 'yo estoy en el salón y voy a ver la telivisión y hacer unas llamadas, si quieres drogarte te drogas ahí dentro'; una habitación minúscula, con una ventana que la persiana no subía bien, yo no sé cómo no se murió ahí dentro por falta de oxígeno. Cada vez que salía al baño, cada vez salía más sudoroso e histérico. Y me dice el tipo 'trato de dormir y estás hablando y no puedo', y le dije ' tírate por la ventana, a mí qué me cuentas'. Ese fue uno de mis grandes errores. Debí irme y no volver. Eso lo volvió a hacer en varias ocasiones y como me era insufrible me echaba a la calle a ver a alguien. Y de ahí llegamos al 'yeso' de la encimera.Y Me fui, le dejé, pero como tú has dejado al tuyo, pones distancia física de por medio, pero la distancia verdadera no la pones. Seguimos en contacto, sobre todo muchos meses después porque su madre estaba enferma, y aún me quedaban por vivir muchos episodios dantescos y grotescos. Luego también he razonado que qué incauta yo, qué soberbia, qué bruta, qué ignorante, qué manera de poner en peligro mi integridad; imagínate que en un momento de esos en que le enfrentaba así se le va la pinza, me da una hostia porque no controla, y me quedo sin dientes. Es lo único que tiene en su favor. Lo único. Lo he hecho todo muy mal.

Este verano que me contaba y contaba que lo estaba dejando blalala, una tarde me dijo algo como 'no sé de qué te quejas, tú has tenido 'suerte' , porque con otras llegaba y decía, zas( haciendo así el gesto con una mano de retirar cosas de una mano y extender algo sobre la mesa) esto es lo que hay, si no t gusta ahí tienes la puerta; asiq sí sufrir sí has sufrido, pero esq tú te tomas todo muy a pecho, seamos sinceros eres muy exagerada'. A mí cuando me decía estas cosas, me dejaba boquiabierta. Te juro que mira que siempre tengo respuesta para 'casi' todo, pero chica me dejaba sin palabras. Pensaria que le tenía que dar las gracias?. Ni una sola palabra en la dirección de 'bueno, tal vez me he equivocado; te he hecho daño blalala'. Pero de corazón, de verdad, dicho por convencimiento, no dicho porque andas buscando conseguir X cosa.

Entonces claro, consejos vendo...pero qué quieres que te aconseje que abras la cajita de los trueno?. Déjala cerrada mejor si puedes. Y de todas formas, no todas las historias transcurren igual, las hay con final feliz. Eso dicen, claro. Porque es tanto lo que erosiona una tema así, que creo que nunca las cosas pueden volver a ser como se deseaba que fueran. No lo sé. No lo he vivido, no lo sé.

Mis padres tb se separaron, yo me quedé con mi padre tb y tb pasábamos las vacaciones juntos, luego ya se juntaron, y luego ya mi madre murió. Situaciones extrañas en mi casa no he visto. Que regañaran y eso pues sí, pero vamos nada grave. Mi padre vicios no ha tenido nunca, o si los ha tenido yo no se los he visto. Y mi madre pues tampoco.

Me llama la atención que, que yo recuerde, ya somos tres las que tras una pérdida dolorosa, tras sufrir una pérdida tal y la vida quedarse 'descafeinada' hemos acabado en esta situación. Y ya somos unas cuantas más las que, en uno u otro momento, hemos adoptamos el papel de 'madre' con nuestro entorno más cercano.

Me llama la atención, no sé por qué. Alguna relación ha de tener.

En todos tus mensajes, si lo relees hablas de cosas como 'sé que le duelo', 'le hago daño', 'no sabe qué hacer con el amor que siente por mi', 'quiero ayudarle lo está pasando mal', 'quiero que deje ese horror'. Te das cuenta que sin quererlo atiendes más a su 'dolor' que al tuyo propio, no sé cómo explicarlo. La respuesta anda por otro camino. El de fijarte más en ti, en lo que tu sientes, en dilucidar de dónde has de salir tú. No sé explicarlo mejor.

Sitos.
Imagen

Avatar de Usuario
Resiliencia
Mensajes: 247
Registrado: 23 Oct 2010 12:58

Mensaje por Resiliencia »

Hoooola :D

Hija, qué gusto leerte, aquí estoy yo también con mi cafetito disfrutando de una tarde tranquila en casa con todo tirado por medio que luego lo recogeremos, el nene y yo. No pasa nada porque el salón esté sembrado de pinturas, pincelitos, gormitis y papelotes...

Lo que dices de la de 30 años tiene truco, porque físicamente sí, pero si es a costa de tener que volver a pasar por todos estos 10 años y lo duro del aprendizaje, oye, tan feliz que estoy con mis arruguitas y mis michelines varios (ahora, si se pudiese volver a ese físico con todos estos muebles en la cabeza me cambiaba ya mismito).

J*oder, María, es que muchas de las cosas que cuentas es como si fuese el mismo tío y la misma historia... Cuando le conocí por mis 23 añitos también era el rey del mambo, con su novia, con su dinerito (ya trabajaba, yo seguía estudiando), con sus trajes, con su grupo de conocidos que todos se molaban mucho, con sus lecciones de seguridad, con sus coches,... Nunca dejó a su novia aunque yo sí dejé al mío, me lié con unos y otros a ver si le entraban los celos locos, hasta con su mejor amigo... Nada, hija, que todo le iba bien. Nos veíamos cuando se le ponía en el mismo y yo hacía por encontrarle y me hacía la dura y todo eso... las chorradas que se hacen con 20 años. ¿Cuándo acabó? Cuando tiré la toalla de una relación en la que no había futuro ni continuidad ni confianza. ¿Me gustaba estar de copas? Pues claro (a mí sí que me gusta el alcohol, en su medida, pero me gusta) pero también me gustaban los planes en plan más carca, no sé, salir al cine, dar un paseo, quedar con parejas de amigos, hablar por las noches sobre cómo ha ido el día, en fin, algo más tranquilo. Quizá todo acabó una noche en la que el alcohol me soltó la lengua y las exigencias y le dije que necesitaba saber qué sentía por mí, que no podía seguir así. "Te quiero, muchísimo, pero no me vales". Oye, con la borrachera y todo, aquello se me grabó y tal vez inconscientemente seguí a su disposición pero con los faros puestos hacia encontrar otra persona para desengancharme de él. Resignada a recibir lo poco que recibía de él, algo es algo que dicen del peine sin púas. Y así encontré al que luego fue mi marido, y dejé de verle y él encontró a la que luego fue la madre de su hijo, y seguimos sabiendo por intermediarios el uno del otro (tenemos amigos comunes) pero todo quedó ahí. En mi cabeza la imagen del chulito que se comía el mundo y que controlaba todo. Me enteré de algún incidente de sus escarceos con drogas, incluso de ámbito policial, apenada por saberlo, pero lejos, a gusto en mi nuevo proyecto que funcionó hasta el final, como prometimos en el altar, hasta que la muerte nos separó.

Es curioso, al verle de nuevo de repente le vi humilde, cercano, empático, dispuesto a escuchar. ¡Qué flipe! Me llegan a jurar entonces que iba a ser él el que me iba a ayudar a salir de mi agujero de dolor y no me lo hubiese creído. Algunas veces me parecía mentira al mirarle que fuese la misma persona quien estaba ahora delante. Lo del rol del amante y del amado en las relaciones dicen que no cambia nunca... pues en nuestro caso se dio la vuelta, era él quien se desvivía por estar ahí, por aportar, por implicarse, por escuchar, por sentirse útil, por derrochar ilusión. Y yo, muerta en vida, sintiéndome mal por no ser capaz de corresponder en los mismos términos, por no ser capaz de dar el paso de iniciar una relación amorosa con él (la afectiva siempre existió), amparándome en esa continuidad que él aportaba a los días, el empuje para seguir avanzando en ese proceso tan lento que es volver desde el abismo. Siempre lo he dicho, que la p*utada es que no te mueres, que te quedas a este lado de las puertas con el vacío en el alma y con las manos llenas de todo el amor que ya no tiene objeto sobre el que materializarse. Y estamos en ésas, de escuchar la chorrada del duelo inhibido y su p*uta madre, tratamiento, reconstrucción y mandangas varias y me cuenta lo del centro. La madre que me parió, pírate de todo esto, guapa, que no vas a ningún sitio, que bastantes problemas tienes ya. Pero no me aparté, sólo le advertí de eso, de que a la mínima sospecha me apartaría de él, a la mayor distancia posible. Como bien dices, pongo sólo distancia física, y si es cierto todo lo que voy sacando de mis miradas hacia atrás (por qué tendré tan buena memoria, c*ño) ha habido más consumos que implican planificación del engaño. ¿No los vi? Pues no, incautamente creí a pies juntillas que estaba fuera de todo eso. ¿Que aguantaba muchas copas? Y yo también, y no tomo nada. ¿Que dormía poco? Y yo, y no tomo nada. ¿Que de repente un domingo se lo pasaba durmiendo? A mí también me pasa a veces, que de repente me pego una cura de sueño, y sigo sin tomar nada. ¿Que se coge mil catarros? Y yo, y no tomo nada. ¿Alguna llamada a horas intempestivas? Todos tenemos amigos descerebrados (tampoco eran algo habitual). Lo de las llamadas sin cobertura y todo eso, pues como yo no miento, no entiendo que los demás lo hagan conmigo. Una pardilla, evidentemente, tuvo todo durante todo el tiempo, está claro. Yo era su tabla de salvación a la que cuidar, su esperanza de que hay otra vida fuera a la que poder volver cuando quisiera. Fíjate, yo pensaba que sus contadas reticencias eran por miedo al compromiso o que incluso considerase que no estaba tan enamorada de él porque aún añoro mucho a mi marido y se comparaba o se sentía comparado con él. Si es que soy tonta del culo, buscando yo las respuestas y hasta sintiéndome responsable, tiene güevitos el tema.

Dices lo del patrón común entre varias de nosotras, hay una patología que se llama el síndrome de Wendy, por supuesto tiene diferentes niveles, como todas las alteraciones psicológicas.

"Miedo al rechazo y pavor ante el abandono son las causas principales que llevan a las personas a complacer a los demás, y sobre todo a la propia pareja, más allá de los límites racionales.…Es lo que se conoce como el Síndrome de Wendy. Los comportamientos y el sentir más característicos de las personas con este síndrome son:
- Sentirse imprescindible.
- Comprender el amor como sacrificio y resignación.
- Evitar a toda costa que las personas a su alrededor se enfaden.
- Insistir en hacer las cosas en lugar de la otra persona.
- Pedir continuamente perdón por todo aquello que no ha hecho o no ha sabido hacer aún cuando la responsabilidad evidentemente, no es suya.
- Necesidad imperiosa de proteger a los que le rodean asumiendo una figura paternal o maternal.
Vale aclarar que en algún momento de nuestras vidas creo que todos nosotros hemos actuado siguiendo algunos de estos patrones. La diferencia entre el cuidado, la protección y la atención (que a veces linda en sobreprotección), y el Síndrome de Wendy radica en que la persona aquejada del síndrome está motivada verdaderamente por el miedo a ser abandonada."

Te he transcrito lo más característico, pero hay mucha información en la web sobre él. Por mi parte, no dudo en que en bastantes momentos haya superado la barrera de lo patológico, sobre todo durante la enfermedad de mi marido, pero una vez producido un abandono tan bestial como fue el desenlace, mi actitud ahora no está motivada por ese miedo. Si he salido de ésa, salgo de las demás. Sin duda. Arrogancia lo llamó él cuando en una ocasión se lo dije. Y creo que no lo es, creo que es aceptar que la vida son encuentros y despedidas y que a lo largo de ella se subirán y bajarán de tu vagón muchas personas, no con la intención de abandonarte, sino de seguir su camino. Tal vez él tenga razón y esta forma de distancia y de encontrarnos en islas sea una forma de desacostrumbramiento que planteo inconscientemente como alternativa a la ruptura brusca. Me voy yendo de su vida y le voy desdibujando. ¿Riesgo de acabar haciéndome un lío y resucitando la ilusión que su consumo confesado rompió? Lo hay, y mucho. Él dice que acepta que los tiempos los imponga yo, dice que él siempre luchará por conseguir una relación completa y continua conmigo aunque sea consciente de lo improbable que es remontar mi decepción.

Es curioso, la amiga que vino ayer a cenar, hacía tiempo que no nos veíamos, nos pusimos al día de todo y va y me cuenta que su chico también tiene problemas con la mierda de la coca. Otra más con nuestras historias, con las mismas culpabilidades, con el mismo dolor por dejarle, por seguir queriéndole, con el mismo consentimiento inconsciente, con las justificaciones, con la sensación de que nadie la ha tratado como la ha tratado él y de estar renunciando a algo que la aportaba la mayor autoestima y encima causando daño y dolor. Lo ves en una persona a la que quieres y la refuerzas en su decisión de dejarle, de no verle, de buscar alternativas de ocio. La autoestima debe surgir de nosotras mismas y blablabla... y luego te miras a ti, patética, perdiendo el culo por hablarle, por estar con él, poniéndote tú misma límites porque sabes que como bajes la guardia a la primera de cambio caes en la trampa otra vez.

J*der, María, esto es una prueba continua, ¿no te creías tan lista? Pues toooooma, Moreno. Hala, demuéstralo ahora. Tiene gracia, es como lo de los hipnotizadores, que te están lavando el coco y tú como pegada a sus ojos asintiendo a todo y en cuanto mueves un poco la cabeza dices, qué paaaaasa, que no, que no me comas el coco, tío, que todo lo que me estás contando es una ful. Esto va por lo del motivo del consumo. Ahora va y me dice que fue porque como yo tengo un círculo de amistades muy amplio y mis huecos para ser yo fuera de la pareja, pues que él tenía que buscar los suyos (por cierto, no por convencimiento, sino porque era algo como que yo le imponía para evitar una relación dependiente entre nosotros, :shock: :shock: ) y así, buscando, buscando, se encontró con que le ofrecieron y fíjate tú, ya no pudo parar. No me digas que no es de traca, y yo ahí hipnotizada, que sí, que sí, que pobrecito, hasta que ya le dije, mira guapo, que el que desapareció fuiste tú, que para buscar gente te apuntas a un curso de trekking pero no te vas de copas con el primer tío que te encuentras en un bar. Que si tan importante es estar conmigo, por qué narices te vas a buscar recursos justo en el poco tiempo que tenemos de estar juntos, que mucho rollito de que la implicación en la pareja y su p*uta madre y resulta que el primer indeseable que se cruza pasa a ser beneficiario de tu tiempo... tiene guasa. ¿Y qué contesta? Que el miedo de perderme era muy grande, que me quiere demasiado, que es él el primero que se asusta de lo que siente por mí. Lo dicho, que tiene guasita el tema.

Cómo me enrollo, enfilo tema y no paro. Pero es que hay tanto que tiene que salir... Me dices que mire hacia mi dolor en vez de hacia el suyo, y es que no sé si es que estoy insensible, pero cuando busco no encuentro dolor, sino una mueca cínica.

En fin, voy a atender a mi nene que llevo con el café más de una hora.

Gracias mil, miles de besos

María_
Mensajes: 1131
Registrado: 09 Mar 2009 17:45

Mensaje por María_ »

El síndrome de wendy y el de'l' 'Jonnatan' jajaja. Me ha hecho gracia josss

Yo no sé si es síndrome de wendy o de 'desorientación'. Apostaría a que tras un revés de la vida, nos hemos quedado desorientadas y en esa falta de rumbo, hemos tomado el equivocado.

Me veo más reflejada en la teoría de la desorientación existencial. Porque no tiene sentido que cuando el tipo podía deslumbrarme por el 'falso' aura que le acompañaba yo no me sintiera atraida por ello, y sí cuando le vi humano y no fardón pasados muchos años.

¿Qué diferencia había en mí en ambos momentos? La diferencia es clara. Cuando él era el rey del mambo a mí la vida aún no me había 'ahostiado', y tenía el rumbo muy,muy definido. Cuando pasados los años nos encontramos yo andaba desorientada y sin rumbo fijo. Y la ilusión me nació ahí; tb hay que ser 'justa' y no todo fue una p*uta mierda; al principio las cosas no eran tan tremendas ni horribles.

Creo que en lugar de buscar el error en ellos( error, por llamarlo de alguna manera), hay que buscarlo en nosotras. Sí. Porque mira, ellos con su patata y mientras no dejen de lado la patata, las cosas no les van a ir muy bien; si eso es así, da igual que sea María, Candela o que sea Paula. Da igual. Por eso hay que buscarlo en nosotras y saber qué hay o había en nosotras que nos llevó a una situación así.

Y puede ser desde el desemparo que se siente tras un revés de la vida y que hace que te dejes lamer las heridas porque duele mucho y se siente una abatida y desilusionada, el dolor infinito que hace que se confunda una ayuda vital y se lleve a otro terreno, la soledad en la que una se encuentra tras una situación equis que hace que equivoques el rumb, .

Creo que en definitiva es un problema de enganche por desorientación existencial. A mí, que me dejen o no, tras haberse muerto mi madre, pues como que me da muy igual. Nada es para siempre.

La 'defectuosa' era yo en un ámbito y él lo era en otro. Vamos, se juntó la velocidad con el tocino. Y bueno, a la ilusión de ver 'luz', por fin, entre tanto abismo exstencial, en una vida que se ha quedado descafeinada, únele que el roce hace el cariño. Una va progresando en esa relación, se siente bien o medianamente bien y lógicamente, a medida que ella va avanzando porque se siente sólida, va pidiendo un mayor compromiso dentro de la relación. Y ahí surge el 'problema'. Tú has encontrado un 'norte' y él sigue sin rumbo definido. Una ha 'llenado' su vacío existencial, han nacido ilusiones, proyectos blalala, y él sigue en el abismo. Y ahí te das de bruces con la realidad. Y ves que el rumbo le llevabas equivocado. Y o reaccionas o te quedas en el limbo de su propio abismo. Lo veo así.

Yo también he superado la barrera de lo patológico, te loa seguro, he estado a un tris de quedarme cazando moscas para la eternidad.

Todo se basa en 'tiempos'; desgraciadamente, hay un tiempo para cada 'cosa' o 'fase'; pasas por la fase de 'y qué va a hacer él?','él es bueno, me trata bien (me trata bien equivale en muchos casos a eso que dice el chiste de 'me pega poco'); es sólo que la coca le vuelve un monstruo, pero él es bueno, sé que si lo dejara 'todo' sería '<normal>', incluido él, por supuesto... 'qué será de él?', 'me muero, me muero', 'o no me quiere, por dios, cómo es posible','bueno le voy a ayudar desde la amistad (jajaja)', 'bueno, me voy y nos vamos desacostumbrando para no sufrir; desacostumbrarse? quién? él?, tú? ; sufrir? quién? tú? él? ; sufrir? deshabituar? no será algo como 'bueno, para que el síndrome de abstinencia-ausencia- no sea muy fuerte, le dejo ahí -o ellos nos dejan a nosotras- y cuando me dé el mono, me doy un chute y así hasta que lo necesite otra vez... :) . Él tiene su droga. Y nosotras la nuestra.

Pasas por la fase de la desolación, frustración, la decepción, te vas resignando a que has de cambiar el rumbo y un día, con mayor o menor gloria, lo cambias.

La caja de justificaciones, excusas, motivos que tienen es de libro; es como si todos ellos, todos, aquí sí es todos, recibieran una clase especial y extraordinaria sobre motivos, justificaciones y excusas, porque todos acaban diciendo lo mismo, de ogual manera que nosotras actuamos igual y acabamos diciendo las mismas cosas. A mí me costó bastante pillarle el 'truco', pero cuando me empecé a dar cuenta que era hablarle de su adicción, pedirle razones, argumentos,etc y él empezar con el rollo patatero del amor, que te quiero, que esq cómo puedes quererme si soy lo peor y cosas semejantes, le dí la vuelta a la tortilla, y ya llegó un momento en que dejó de 'mezclar' amor y adicción. 'Te quiero tanto, tanto, tanto que me enchufo porque tengo miedo a no saber qué hacer'...'Esq me enchufé porque tenía miedo a que me dejaras tras las vacaciones' y cosas así; era una distorsión perversa de la realidad y de los sentimientos. Tal vez eso ha sido lo que más me ha costado entender que una persona pueda llegar a hacer. Es como que hablas con alguien de tomates y él te contesta sobre los astros. Era desquiciante. Es una manipulación desquiciante, sobre todo cuando la 'realidad' ya asoma a tu cabeza.

Retomemos el rumbo, que la vida puede quedarse light o descafeínada, pero sobre eso se puede tener una vida menos loght. Un construir sobre la 'nada' que se nos quedó. Es, o eso o quedarte con la 'nada' que hay <allí>

Saludos.
Imagen

Avatar de Usuario
se3de3ty
Mensajes: 532
Registrado: 01 Jul 2009 23:29

Mensaje por se3de3ty »

Hola chicas!

Cosas que me han ayudado:
1. Pensar que que es lo que yo quiero. Pero no me refiero a pensar en lo que se supone que debo querer, no. No no, coñe, que es lo que yo quiero, yo.
2. Aceptarlo, asumirlo. dejar de avergonzarme.
3.No aceptar nada que vaya en contra de eso, lo ponga en peligro o me aleje de eso que yo quiero. Basta de falsas esperanzas e ilusiones.
empezar por acpetar que, nada de todo aquello habria sucedido si, simplemente, al oir la palabra coca, hubiese puesto la distancia. basta. no hay mas. en el berengenal me meti yo solita por idiota. yasta.
4. asi que asi con todas las cosas y decisiones en general.Coñe, no te mines a ti misma.no te sabotees a ti misma aceptando menos de lo que mereces.
no te sabotees a ti misma cediendo.
si a uno le han educado en la generosidad, y a otro en el egoismo, que resultado se puede esperar? pues una mierda pinchada en un palo.
Se mas lista, interesate pro alguien con ilusiones, poryectos reales, ilusionate con alguien que mueva el culo por ti de verdad, como tu por el. No te abandones en los brazos de alguien que te dice que, lo hagas todo tu.
solo cuidado con los mentirosos, que de esos tambien haylos.
5. Enamorate de lo que hace, no de lo que dice.
6.si aceptas menos, que sea conciencia, que te compendsse con creces, que no te haga vivir amargada. si no es asi...solo te estas engañando a ti misma.
7. Todo tiene solucion.
8. en tu vida, mandas tu. estas en tus manos.


Un besote!
se3de3ty

Responder