Hola a todos. Os cuento mi historia...

Temas relacionados con el alcohol
Responder
Lucha_continua
Mensajes: 4
Registrado: 18 May 2013 00:14

Hola a todos. Os cuento mi historia...

Mensaje por Lucha_continua »

Hola. El motivo que me ha llevado a registrarme en este foro ya os podéis imaginar cuál es...
He estado leyendo muchas entradas vuestras, y quiero formar parte de esta comunidad. Os resumo un poco mi historia:
Me llamo XXXXXX y tengo 32 años. Desde los 17 años empecé a salir con los amigos, y solíamos beber. A partir de los 20 años comenzamos a beber bastante más, puesto que estábamos en la facultad y nos tirábamos el día sin hacer nada, así que solíamos comprar litronas y demás para matar el tiempo.
He estado hasta hace un par de años bebiendo unas dos veces en semana, pero bebiendo en gran cantidad esos dos días. Bebo mucha cerveza... y posteriormente, pues algunos cubatas.
Me he dado cuenta que tenía un problema hace un año, cuando por motivos laborales ya no podía beber entre semana, tenía que esperar al viernes a beber. Llegaba realmente desesperado por beber ese día. Me sentía patético, viéndome en lo que me había convertido, deseando que llegara la hora de beber. Durante este año he cogido borracheras muy grandes, hasta el punto de quedarme dormido al lado de un coche, dar tumbos en bares, etc.
La cosa se agrava porque tengo una profesión la cuál se puede ver muy perjudicada por esa imagen social.
Estos últimos meses he vuelto a beber dos días en semana. Cada 3 ó 4 días necesitaba mi dosis.
Cuando bebo, bebo compulsivamente. No fumo, pero si bebo sí fumo, y fumo compulsivamente también...
A esto se añaden los típicos problemas de las borracheras: problemas económicos, sociales, familiares, etc.
Llevo 12 días sin beber. He empezado también a hacer deporte,y he ido a AREA. Es una asociación para alcohólicos dónde hay médico, psicólogo y terapias de grupo. El problema es que no me convence mucho, pero voy a seguir yendo de momento...
Me he dado cuenta de todo lo malo que me ha reportado la bebida en mi vida. Me he dado cuenta de cómo se ha apoderado de mi vida, de forma que condicionaba todo lo demás. No podía hacer planes normales un fin de semana, pues lo prioritario era emborracharse. Sólo veo la felicidad en beber. Abandoné otras aficiones, pues lo que más me llena es beber.
Llevo pensando mucho estos 12 días. Quiero poder disfrutar de cosas simples. Este fin de semana que no he bebido,he tenido la oportunidad de hacer muchas cosas, y una de ellas muy importante: ESTAR CON MI FAMILIA.
Sé que va a ser duro, porque la recaída está ahí siempre bien presente, pero quiero luchar por una vida sin alcohol.
Os quiero preguntar si cuándo pasa más tiempo sin beber, aprendes a ser feliz haciendo otras cosas tanto como cuando bebemos. También quisiera saber si poco a poco se va olvidando que nos encantaba beber... Llevo sólo 12 días y ando un poco perdido.
Gracias por leerme. Un abrazo y fuerza para todos.

JG
Mensajes: 127
Registrado: 23 Ago 2011 12:37
Contactar:

Re: Hola a todos. Os cuento mi historia...

Mensaje por JG »

Lucha_continua escribió:Os quiero preguntar si cuándo pasa más tiempo sin beber, aprendes a ser feliz haciendo otras cosas tanto como cuando bebemos. También quisiera saber si poco a poco se va olvidando que nos encantaba beber... Llevo sólo 12 días y ando un poco perdido.
No, la realidad es que el solo hecho de dejar de beber a base de represión pura y dura no te hace ver la vida mejor, sino todo lo contrario... lo que vas a descubrir en breve.

El tema es que el problema no es que bebas, sino por qué bebes. En la ciencia médica, el beber está considerado un síntoma, no la causa del problema: El alcohólico no se ha hecho alcohólico porque bebe mucho, sino que bebe mucho porque es enfermo alcohólico. Y entonces, si no solucionas la causa del problema (la enfermedad mental), el solo hecho de solucionar el sintoma (el consumo de alcohol) no te va a hacer sentir bien. No sé si me explico... Es algo así como si para curar a un tuberculoso te limitaras a ponerle una esponja en la boca para impedir que escupa sangre (el síntoma)... Suena ridículo, ¿verdad? Pues en nuestro caso es algo similar. Si sólo atacas el síntoma, dejar de beber... pues bueno, quizá por eso es tan difícil dejar de beber, porque la mayoría simplemente ataca el síntoma.

Si atacas la raíz del problema, entonces sí: la vida merece la pena, y puedes vivir no las mismas cosas que hacías cuando bebías (qué horrible sería sólo eso), sino muchísimas más y mejores.

Pero bueno, lo más seguro es que eso lo irás descubriendo en tu caso personal.

Avatar de Usuario
vasovacio
Mensajes: 12
Registrado: 17 Ago 2012 17:16
Ubicación: comunidad valenciana

Re: Hola a todos. Os cuento mi historia...

Mensaje por vasovacio »

Hola JG
Lo mejor que ha podido hacer es introducirte en una asociacion de alcoholicos, donde tienes médico para tratar la enfermedad que és la dependencia alcohólica, y al mismo tiempo para en paralelo tratar la dependencia spiquica, el apoyo de terapizas de grupo moderadas o coordinada por un profesional.
Dicen que el tiempo todo lo borra y que no hay mal que 100 años dure, tu, sigues las instrucciones del médico e involucrate de lleno en esas terapias de grupo, y verás como poco a poco, la dependencia del alcohol va disminuyendo, hasta ese día yn tanto a largo plazo te das cuenta que puedes vivir perfectamente sin consumir una gota de alcohol.

Es al principio un poco duro, sobre todo para las personas que bebeis co mpulsivamente, pero te aseguro que se puede conseguir. Y un consejo importante, no te refugies en bebidas sustitutivas como por ejemplo la cerveza llamada SIN. son un pèligro, de recaida.
¡ANIMO...! de las garras del alcohol, te puedes desprender.

Gonzalosevilla
Mensajes: 78
Registrado: 19 Oct 2012 09:32
Ubicación: Sevilla

Re: Hola a todos. Os cuento mi historia...

Mensaje por Gonzalosevilla »

Pues yo te cuento la mía. Empecé a beber a los 13 años. Hoy tengo 48. No sé, en este recorrido, cuando pasé de PASÁRMELO BIEN BEBIENDO, a BEBER PARA PASÁRMELO BIEN, o a TENER QUE BEBER PARA PASARLO BIEN, o a simplemente TENER QUE BEBER. Es decir, no sé cuando pasé de la diveersión al hábito, o a la necesidad, o a la dependencia. Pero en todo caso, no fué hasta hace unos uqince años cuando comencé a darme cuenta de que existía un problema con el consumo de alcohol. Al principio, en vez de problema, lo consideraba solución a temporal a mis problemas. Hasta que fuí dándome cuenta de que el consumo era la raiz de mis problemas. Forzado por familiares, hartos de mi conducta, conocí un centro especializado en adicciones en mi ciudad, Sevilla. Y como tú, no confiaba mucho en estas técnicas de terapia, psiquiatría y psicología... Eso no era para mí. Tanto es así, que la primera vez que fuí, al salir me fuí a tomar unas cervezas convencido de que ese no era mi sitio. Pero la presión familiar pudo conmigo y gracias a Dios, seguí yendo. De eso hace tres años, y hasta hoy, no he vuelto a consumir ninguna sustancia.

Comencé a ir por callar las bocas de los que tenía a mi alrededor. Pero allí me di cuenta pronto de lo que necesitamos comprender para comenzar a re-encauzar nuestras vidas: que esto es una enfermedad, y una enfermedad crónica, por muy feo que suene el decirlo. Tenemos un carácter adictivo, compulsivo, y desarrollamos una adicción, u otra, o varias a la vez. Y una vez llegado a este status de adicto, lo único que podemos hacer es conseguir que nuestra enfermedad pase a un estado latente. ¿Cómo?. Pues no consumiendo. Me vengo a referir con esto, que aunque al principio nuestro objetivo sea en muchos casos aprender a consumir, controlar nuestro consumo, esto es una falacia. No hay adicto que deje de serlo, aunque sí podemos aprender a comportarnos como no adictos. Y sí podemos reencontrar la felicidad perdida durante mucho tiempo; sí podemos recuperar muchas de nuestras capacidades al cien por cien, y otras un poco menos; sí podemos convertirnos de nuevo en personas libres que no dependemos de un consumo para malvivir. Sí se puede, claro que se puede.

Para poder, lo primero es el reconocimiento de nuestra enfermedad. Lo segundo es nuestra voluntad de salir de este hoyo. Y lo tercero es hacerlo con ayuda. La voluntad sóla no sirve. En la inmensa mayoría de los casos, el "de esto salgo yo sólo" acaba en una vuelta al consumo. Confía en los profesionales, aprovecha las experiencias de tu grupo de terapia, busca el apoyo de tus familiares. Y volverás a ser tú mismo. O mejor aún, serás tú mismo, con el orgullo añadido de luchar y superar a diario tu enfermedad. Yo no estoy orgulloso de ser un adicto, pero sí lo estoy de luchar a diario contra este espíritu adictivo, y de ganar una batalla al día. La guerra, ya juzgarán los que estén aquí cuando yo no esté si la gané o no.

Y cuesta, claro que cuesta. Pero como todo lo bueno, es fácil acostumbrarte a ello. Hay que valorar nuestra evolución, nuestros cambios. En lo físico, en lo psíquico, en lo emocional, en lo relacional, en lo profesional, etc... Nuestra vida se convierte en un aprender contínuo, en un descubrir a diario las alegrías de una vida sin consumo. Hay problemas que no desaparecen con sólo dejar de consumir. Esto no se convierte de la noche a la mañana en los mundos de Yuppi o en Heidi en el columpio. Pero re-aprendemos a afrontar los problemas, así que solucionamos gran parte de ellos que antes se nos hacían un mundo, y sólo se nos ocurría consumir para no tener que afrontarlos, y darles una patada para adelante.

Tras casi tres años sin beber, veo que mi decisión fué totalmente acertada. Y cada día lo veo más. No veo ninguna, niguna razón para volver a consumir. Quizás la única que veo posible es consumir para destruirme, para morir. Pero nunca, nunca más, consumir para vivir.

Y las recaídas están ahí, esperándonos, es cierto. Pero si partimos de un TOTAL convencimiento de que somos unos enfermos, y de que no podremos controlar nunca nuestro consumo, (ay de aquel que sigue un tratamiento de este tipo para "aprender" a consumir o controlar el consumo), podemos romper la botella en vez de simplemente cerrarla. Dentro de este reconocimiento pleno de nuestra enfermedad, es importante destacar que el acohol u otras sustancias, son el problema raíz de muchos de nuestros problemas, y nunca la solución. Los problemas afectivos, laborales, económicos, etc... no son sino síntomas de nuestra enfermedad. Y por tanto, para paliarlos, hemos de luchar contra el problema raíz: nuestro espíritu adictivo. Cuidado con los problemas que surjan en nuestro vivir diario. Son la excusa perfecta para una recaída. Evitemos pensar en el alcohol nunca más como solución. Evitemos pensar en que podemos controlar nuestra adicción o que podemos volver a consumir moderadamente sólo porque llevamos un tiempo sin consumir. Sólo existe una forma de control: la abstinencia.

Mucha suerte en tu vida. Y mucha cabeza. Ten claras tus ideas, y defiéndelas a diario. Vive sin consumir, que a lo mejor no te da la felicidad plena, pero te hace capaz de conseguirla. Un fuerte abrazo.

Gonzalo
Cada gota que no bebas, una lágrima que no llorarás.

guilleberlin
Mensajes: 25
Registrado: 09 Jun 2013 07:22

Re: Hola a todos. Os cuento mi historia...

Mensaje por guilleberlin »

Muy bun comentario gonzalosevilla.

Responder