Una historia sobre empezar a superar el trauma

Foro para codependientes en trastornos adictivos (Familiares, Parejas, Amigos...)
Memaru_84
Mensajes: 6
Registrado: 09 Jun 2022 11:51

Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Memaru_84 »

Hola,

En primer lugar quería saludar a [email protected] los que habéis pasado por aquí en algún momento. Si eso es así, tal y como me pasó a mí, os estáis informando sobre cómo sobrellevar el gran “trauma” que nos han dejado estas personas enfermas, con las cuales hemos compartido nuestra vida, hemos luchado todo lo que hemos podido por ellas, y que sufren lo que suelen llamar una enfermedad como la adicción a la cocaína.

Vengo simplemente para presentarme y contar mi historia, la cual tiene algunas particularidades que por aquí no se comentan del todo y, por otra parte, tiene muchas similitudes con otras historias, las cuales me han ayudado, y me siguen ayudando a saber cómo supero esto, con terapia incluida.

Espero que mi experiencia ayude a otros que estén pasando por lo mismo. Por aquí leo muchas historias sobre promesas, tratamientos de desintoxicación y esperanzas (lógicas) de pensar que esa va a ser la solución, ya que no nos queda otra que buscar atención médica para “controlar” esto. Lo que quizá no nos cuentan es que la que ya está [email protected] antes de nada eres tú. Y que una vez te quedas y permaneces al lado de una persona así, tu amor propio y tu autoestima ya se han ido al traste.

En mi caso, me pilló todo de sorpresa y aún así decidí quedarme al lado de la persona adicta. Un día cualquiera, se le había estropeado su móvil y había cogido otro viejo donde puso su SIM. No sé por qué (y menos mal que fue así), ese día se fue a trabajar y se dejó ese móvil en casa, y prometo que sin intención, ya que el móvil no tenía ni contraseña de desbloqueo, estalló la bomba cuando sonó un mensaje y, al mirar, leí un mensaje de una chica recordando lo bien que se lo pasaron ayer chateando, con fotos incluidas de sus dotes físicas como sus pechos. Cosas más íntimas que vi mejor ni mencionarlas.

Por suerte o por desgracia, esa mañana pude estirar del hilo durante horas, ya que él no volvía hasta la tarde, y además de comprobar que mi pareja (ahora ya mi ex) se inflaba a hacer cibersexo con chicas de todos los estilos, descubrí otro mensaje que le envió a una prostituta.

En mi caso, fumo marihuana pero jamás me he metido una raya, así que cuando volvió a casa y le pedí explicaciones mi idea fue pensar que me diría que era ninfómano, que tenía una adicción al sexo, pero mi sorpresa fue peor: me confesó que tenía una adicción a la cocaína desde hacía año y medio. Yo me quedé blanca, nunca mejor dicho, ya que de todo lo que había visto eso no lo había detectado. Cuando me confesó su adicción, pensé en si ayudarle o no mientras me exprimía el coco para no meter infidelidad y adicción en el mismo saco. Y si lo metía, justificarlo sí o sí con “la enfermedad”. Una ***** lo mires por donde lo mires.

No sé por qué me quedé. Sé que le amaba y supongo que por eso luché por mi relación todo lo que pude, a pesar de saber que debía superar dos cosas. El percal de una adicción a escondidas de la que no tenía ni idea, y además, que me engañara con prostitutas, lo cual directamente amenazaba a mi salud, y ya ni mencionar el poco respeto de la mentira. Aún no sé cómo lo hice y cómo no le mandé a la mierda desde el minuto 1, pero me quedé.

Os cuento todo esto porque, tras casi 2 años de sus sesiones con el psicólogo, cambio de vida con su “aislamiento”, tests antidrogas semanales, y un control por mi parte que ni Sherlock Holmes, este es un tema que NO SE ENTIERRA. Él estuvo “supuestamente” limpio un año tras descubrirse el pastel, pero luego volvieron las recaídas. Tenedlo claro. Podéis hacer todo lo impensable por la otra persona, podéis incluso pensar que esto por fin se ha terminado, pero qué va. Es cuestión de tiempo que vengan las recaídas. Puede pasar un mes, un año… pero tened claro que volverá a hacerlo. Puede ser en el próximo cumple de un amigo, una boda, una salida de birras… es muy triste, pero es así.

En mi caso, lo peor que llevé fue lo que sabía que hacía cuando se metía. Yo, al no haber consumido nunca cocaína como digo, le creí cuando una vez él me contó que al consumir “se le iba la olla”, como cuando vas tan borracho que al día siguiente no te acuerdas de lo que ha pasado, y nada más lejos de la realidad.

Amigas mías con las que hablé de este tema y que alguna vez han consumido, me lo dejaron claro a lo largo del tiempo. El que consume cocaína se “despeja”, sabe perfectamente lo que hace porque te vuelve más lúcido, así que no dejéis que tampoco os engañen con la aparente “locura transitoria” que les entra al consumir. Es otra puñetera mentira más. Cuando él llamaba a esa ***** para decirle que en un rato se pasaba por su local, sabía perfectamente lo que hacía. Que no os ciegue el amor, porque yo he sido la primera ciega de aquí.

A [email protected] los que estáis en pareja con alguien así, mi consejo es que tracéis un plan para salir de ahí. Sé que suena fácil pero nada más lejos, yo tardé años en darme cuenta, pero sí hubo un día, tras una nueva recaída, que pensé… “Lo dejo. No sé cuándo ni cómo pero lo dejo. No puedo más”.

Y así fue. Casi un año y medio después de idas y venidas, de esperar su buena reacción cada fin de semana, yo mantuve siempre la esperanza de que después de todo lo nuestro tenía que salir bien por *****. Seguí mucho tiempo justificando su apatía y su poco interés día a día. Pero un día lo dejé y se fue de nuestra casa con sus cosas.

Cuando eso ocurrió lo cierto es que él tampoco se opuso. Es cierto que nuestra relación ya estaba muy desgastada, aunque yo jamás perdí la esperanza, pero le puse una fecha. Y al final, el día menos "pensado" fue cuando le vi salir por la puerta, pero yo ya lo tenía muy meditado. El duelo ya lo pasamos en la relación, o una mínima parte de él, mejor dicho.

Tras varios meses ya viviendo sola y reflexionando sobre esto más de lo que me gustaría, también sé q otro de los efectos de los que nos quedamos en ese tipo de relación, nos volvemos “adictos” a esa persona igual que ellos a la droga. En mi caso, mi adicción era como un "tic" que adquieres, que me hacía estar encima o "controlarle" por si podía volver a hacerme la púa. Ahora me doy cuenta que esa no era yo, pero sí me había transformado en eso. Ni siquiera me importaba tanto que consumiera como tal, lo que temía era que tras consumir se fuera de *****. Imagínate cómo estaría yo, que en vez de pensar que eso era inadmisible, sobre todo por la mentira, y no dejarme libertad de elección por ello, que cada uno se acueste con quien quiera pero q no joda al resto, me intentaba proteger para que no cambiara mi estado de ánimo de un minuto a otro.

Seguro que sabes de lo que hablo, esa sensación de estar siempre con el “ay”… y está claro que así no se puede vivir. Por suerte, tengo unos valores y personalidad, así q creo afrontar los problemas con fortaleza, pero recuerdo esos momentos en los que más que por cuidarle a él, era por cuidarme a mí misma de su daño. Es muy triste, pero en ese momento no tienes más armas. Por eso es todo tan complejo, porque intentas razonar una cosa que no tiene sentido. Es todo fruto de una manipulación mucho más temprana de la que tú puedas creer.


En todos esos años, a veces también pensaba que por qué no me dejaba si estábamos así, y ahora lo entiendo. Ellos no tienen sentimientos como los tuyos, así que no os confundan. Lo que tú crees que es amor y lucha, para ellos es utilidad y cobardía para prescindir de ti. Nunca te dejarán porque en ti tienen el combustible emocional que a ellos siempre les faltaría.

Ahora veo, tras 7 años de relación en total, 6 meses separada y 2 meses en terapia, que no sé cómo pude aguantar tanto, pero claro, es normal que eso ya lo veas a “toro pasado”. Si tú te sientes [email protected] con esto y me estás leyendo, te envío toda la fuerza del mundo, porque no será fácil, pero llega un momento en el que simplemente aceptas que eso no puede ser. Y te das cuenta de que no puedes permitir que esa persona te convierta en una [email protected] en vida.

Es lo más difícil que yo he tenido que procesar en mi vida. No os desaniméis. Estas personas te van a engañar siempre, y cuando les pilles te engañarán mejor. Nada es culpa tuya, nada pasó por lo que tú aportes en la relación, ni siquiera se trata de lo atractivo o no que resultes para él. Estas personas son estafadores emocionales, enfermos, adictos.. y tú caiste en su trampa por PURO AMOR, no porque no seas suficiente ni menos que nadie. Es más, esta persona te “eligió” a ti por tus virtudes, por tu empatía, y por tu amor incondicional. Es triste pensarlo pero es verdad, la persona con la que has compartido todo le da igual cómo estés. Y eso sería así con cualquiera, te aseguro que no se trata de ti.

También es cierto que todo lo que él consiguió aunque fuera por un tiempo para salir de esto fue también mérito suyo. Accedió a todo lo que le propuse y por eso también continué,... eso jamás justificará, y eso siempre lo tuve claro, la cobardía de la mentira continuada en el tiempo. Antes de eso lo dejo, pero para mi desgracia él tampoco me dio opción. También tuve que dejarlo yo, con todo el dolor de mi corazón y con una sensación de fracaso horrible.

Pero no, [email protected] El fracaso sería seguir viviendo así. Ni los momentos más duros de ahora los cambiaba por como estaba antes.

Yo soy el ejemplo de cómo salir de ahí. Insisto, acabo de empezar la terapia, pero me está yendo super bien. Pedid ayuda. Yo cometí el error de estar callada casi un año “mano a mano” con él llevándolo todo, sin contarlo a la familia por no preocupar o por pensar (qué ilusa) que se iba a solucionar relativamente pronto, y eso nunca es así, así que hoy sé que eso también me destrozó. Ahora, estoy afrontando lo que seguramente te tocará enfrentar a ti cuando salgas: un trauma infundado que has de superar, porque tú no eres esto. Esto eres tú con un daño infundado, daño que tú no has hecho. Lo más sanador es centrarse, aunque duela, en la recuperación de [email protected] mismo, y volver a lo que eras antes de esta relación. Yo seguro que soy de las más perdidas de por aqui, pero sigo en la búsqueda y no me pienso rendir.

Como mujer, como persona que respeta y ama con sinceridad, esta persona me hundió, pero la culpa no fue de él, fue mía por quedarme. No me arrepiento porque así lo decidí y hoy me doy cuenta que lo hice por amor, así que no tengo nada por lo que avergonzarme. Eso sí, esto es una ***** lenta y ardua de superar. Ni siquiera sé si alguna vez volveré a confiar en alguien o si no me voy a volver la típica tía tóxica posesiva por temor a que me hagan lo mismo, pero pase lo que pase lo estoy afrontando.

[email protected], tú que ahora crees que estás en el fondo del pozo, mangoneado, poco respetado y con cuernos de “especialistas” o no del sexo, no desfallezcas. Encuentra momentos contigo [email protected], rodéate todo lo que puedas de lo que te haga feliz y verás que la mínima libertad y el poder desahogarte con personas que sí te quieren harán la diferencia. Esa es la fuerza que encontré yo para armarme de valor un día y dejarlo definitivamente, ya que en otros momentos se lo había planteado pero luego, después de la discusión, nos reconciliábamos por no “liarla” más, pero nada se soluciona. No hay nada que puedas hacer por él o por ella. Él o ella mucho menos por ti.

Debido a todo esto, se necesita de una fortaleza extra para salir de la telaraña supuestamente amorosa donde te han metido. Eres una gran persona, que mantienes tu esencia, mucho mejor que quien te hace daño. Recupera tu amor propio y entiende que no hay ninguna felicidad en una relación donde se te engaña y manipula.

Tras poner mi contacto cero, no sé nada de mi ex. No es que quiera que aparezca, pero en mi cabeza sigue rondando la idea de cómo es posible que él sea así. No obstante, en algunos momentos lúcidos, entiendo perfectamente por qué él jamás volverá a mi vida.

Conmigo ya no tiene nada qué hacer. Yo ya le descubrí, ya sé cual es su verdadera cara y él sabía que ya no me podía engañar, porque aunque, tal y como él me negó siempre a partir de ahí, nunca más hubiera hecho lo que hacía cuando llevaba su doble vida, yo ya nunca pude volver a “conectar” ni confiar en él, por lo que yo ya no le sirvo. Ya no tiene cómo hacer de las suyas libremente, así que yo para él debo ser una “cortada de rollo”, por eso mucho mejor lejos, y mejor que nunca vuelva, porque jamás volvería a estar a su lado. Y sigo enamorada de él, ya que suele ocurrir que cuando pasa esto no lo dejas por falta de sentimientos, al contrario, pero hay que ser fuerte para entender que NO HAY NADA MÁS IMPORTANTE QUE TU SALUD MENTAL.

Por eso… ¡¡creedme que de aquí se sale!! con mucha ayuda de las personas que nos quieren, terapia y mucha mucha paciencia. Estoy aprendiendo también a perdonarme, y lo único que me ayuda es pensar QUE NO FUE CULPA MÍA. Y también pienso que él se podrá inflar a consumir, a ***** pagando, a todo lo que tú quieras, pero cuando todo eso pase, cuando se sienta solo en la cama por las noches sin poder dormir, te aseguro que pensará en qué ***** hizo con toda la vida que estabais construyendo.


Lo cierto es que, en el fondo, me da más pena por él que por mí, porque yo me estoy enfrentando a esto y le estoy poniendo solución, pero él no sé cómo se lo va a montar si algún día quiere salir de esa mierda. Tiene un trabajo brutal por hacer. Y le sigo amando. Jamás quise menospreciarle ni herirle, así que ojalá me equivoque y pueda salir, porque también siento que cuando él está bien y tranquilo, es un ser maravilloso.

Sea como fuere, al menos me alegro de que yo ya no vaya a participar como bálsamo a su enfermedad tirando mi amor propio y mi vida por la borda. Ánimo, no estáis [email protected]

Si alguien necesita más ayuda o desahogarse que se ponga en contacto conmigo. Un fortísimo abrazo a todos :)
Última edición por Memaru_84 el 10 Jun 2022 04:03, editado 8 veces en total.
Position1
Mensajes: 3
Registrado: 05 Jun 2022 04:17

Re: A todos los que no sabéis cómo salir. Ofrezco mi ayuda

Mensaje por Position1 »

Te voy a escribir por privado
Position1
Mensajes: 3
Registrado: 05 Jun 2022 04:17

Re: A todos los que no sabéis cómo salir. Ofrezco mi ayuda

Mensaje por Position1 »

Como no veo manera de contactar te dejo un email [email protected]
y te hago un resumen porque no quiero explicar todo todo por aquí : 2 años en pareja adicto a las fiestas blancas con prostitutas y trans ( fingía que solo era a la cocaina) y tenemos dos hijos en común . Ahora está en un centro pero termine la relación antes de ello. Estoy muerta en vida literalmente. No me ha podido hundir más.
Memaru_84
Mensajes: 6
Registrado: 09 Jun 2022 11:51

Re: A todos los que no sabéis cómo salir. Ofrezco mi ayuda

Mensaje por Memaru_84 »

Hola position1,

He recibido tu mail. Te contacto si quieres en unos días por ahí y hablamos tranquilamente si lo necesitas. Un fuerte abrazo
Chazgz8
Mensajes: 5
Registrado: 11 Jul 2022 18:36

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Chazgz8 »

Hola

Me gustaría hablar contigo en privado , estoy viviendo algo parecido y me cuesta mucho levantar la cabeza sola
No me sale para hablarte en privado si me puedes mandar un mensaje te lo agradecería
Muchas gracias
Memaru_84
Mensajes: 6
Registrado: 09 Jun 2022 11:51

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Memaru_84 »

Hola!

A mi tampoco me sale como escribirte un mensaje. Como podríamos contactar con privado sin poner mails por aquí? Gracias
Chazgz8
Mensajes: 5
Registrado: 11 Jul 2022 18:36

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Chazgz8 »

Vaya igual no se puede, igual si tienes Telegram o algo te dejo mi contacto y luego borro el mensaje
Memaru_84
Mensajes: 6
Registrado: 09 Jun 2022 11:51

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Memaru_84 »

Hola de nuevo,

Podrías dejarme tu mail y en cuanto te avise lo borramos? Así podemos contactar de alguna manera. Estaré atenta ahora. Gracias
Avatar de Usuario
barto
Mensajes: 378
Registrado: 21 Feb 2021 20:18

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por barto »

Buenas, me gustaría puntualizar una cosa. Me ha gustado mucho el post inicial, aquí podréis encontrar info de la relación entre al cocaína y el sexo muy útiles. yo a veces también me masturbaba con pornografía, el chute de serotonina es inmenso. Normalmente hacia otras cosas, pero puedo entender un poco la situación. Para algunas personas la cocaína es un afrodisíaco muy potente, como lo puede ser cualquier estimulante. Es probable que tus amigas tengan razón cuando dicen que muchos la usan para despejarse, pero, es verdad que sí desarrollas un patrón de consumo/prostitutas o pornografía y cocaína, es muy difícil desvincularse de eso, y, junto con la adicción a la cocaína desarrollas otra adicción paralela.. evidentemente tienes razón en que sabes lo que haces, pero en cuanto te metes cocaína solo piensas en masturbarte o ir de *****. Tengo conocidos (cuando he salido de fiesta en contextos de cocaína etc) que siempre me decían que reservaban una parte para el final de la noche y emplearla en prostitución o pornografía. Todo lo sexual se engrandece y distorsiona con la cocaína. Te metes una talla y solo piensas en hacer alguna cosa sexual.. no se si me explico. Aún es un tema bastante tabú, pero por lo que he leído en foros y algunos conocidos, es más común de lo que se piensa. La cuestión es que la cocaína está muy estigmatizada, no digamos ya si le añades al cóctel porno o prostitutas.. cuando esas dos cosas se unen, en cuanto veas algo que te excite querrás cocaína, y cuando tengas cocaína querrás consumir sexo en pornografía o prostitución. La cocaína es una sustancia potente, con mucho ritual, si tu cerebro la asocia al sexo, es muy difícil desvincular eso, tienes una doble adicción..
Carlacarlita
Mensajes: 7
Registrado: 09 May 2022 18:54

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Carlacarlita »

Memaru_84 escribió: 09 Jun 2022 14:00 Hola,

En primer lugar quería saludar a [email protected] los que habéis pasado por aquí en algún momento. Si eso es así, tal y como me pasó a mí, os estáis informando sobre cómo sobrellevar el gran “trauma” que nos han dejado estas personas enfermas, con las cuales hemos compartido nuestra vida, hemos luchado todo lo que hemos podido por ellas, y que sufren lo que suelen llamar una enfermedad como la adicción a la cocaína.

Vengo simplemente para presentarme y contar mi historia, la cual tiene algunas particularidades que por aquí no se comentan del todo y, por otra parte, tiene muchas similitudes con otras historias, las cuales me han ayudado, y me siguen ayudando a saber cómo supero esto, con terapia incluida.

Espero que mi experiencia ayude a otros que estén pasando por lo mismo. Por aquí leo muchas historias sobre promesas, tratamientos de desintoxicación y esperanzas (lógicas) de pensar que esa va a ser la solución, ya que no nos queda otra que buscar atención médica para “controlar” esto. Lo que quizá no nos cuentan es que la que ya está [email protected] antes de nada eres tú. Y que una vez te quedas y permaneces al lado de una persona así, tu amor propio y tu autoestima ya se han ido al traste.

En mi caso, me pilló todo de sorpresa y aún así decidí quedarme al lado de la persona adicta. Un día cualquiera, se le había estropeado su móvil y había cogido otro viejo donde puso su SIM. No sé por qué (y menos mal que fue así), ese día se fue a trabajar y se dejó ese móvil en casa, y prometo que sin intención, ya que el móvil no tenía ni contraseña de desbloqueo, estalló la bomba cuando sonó un mensaje y, al mirar, leí un mensaje de una chica recordando lo bien que se lo pasaron ayer chateando, con fotos incluidas de sus dotes físicas como sus pechos. Cosas más íntimas que vi mejor ni mencionarlas.

Por suerte o por desgracia, esa mañana pude estirar del hilo durante horas, ya que él no volvía hasta la tarde, y además de comprobar que mi pareja (ahora ya mi ex) se inflaba a hacer cibersexo con chicas de todos los estilos, descubrí otro mensaje que le envió a una prostituta.

En mi caso, fumo marihuana pero jamás me he metido una raya, así que cuando volvió a casa y le pedí explicaciones mi idea fue pensar que me diría que era ninfómano, que tenía una adicción al sexo, pero mi sorpresa fue peor: me confesó que tenía una adicción a la cocaína desde hacía año y medio. Yo me quedé blanca, nunca mejor dicho, ya que de todo lo que había visto eso no lo había detectado. Cuando me confesó su adicción, pensé en si ayudarle o no mientras me exprimía el coco para no meter infidelidad y adicción en el mismo saco. Y si lo metía, justificarlo sí o sí con “la enfermedad”. Una ***** lo mires por donde lo mires.

No sé por qué me quedé. Sé que le amaba y supongo que por eso luché por mi relación todo lo que pude, a pesar de saber que debía superar dos cosas. El percal de una adicción a escondidas de la que no tenía ni idea, y además, que me engañara con prostitutas, lo cual directamente amenazaba a mi salud, y ya ni mencionar el poco respeto de la mentira. Aún no sé cómo lo hice y cómo no le mandé a la mierda desde el minuto 1, pero me quedé.

Os cuento todo esto porque, tras casi 2 años de sus sesiones con el psicólogo, cambio de vida con su “aislamiento”, tests antidrogas semanales, y un control por mi parte que ni Sherlock Holmes, este es un tema que NO SE ENTIERRA. Él estuvo “supuestamente” limpio un año tras descubrirse el pastel, pero luego volvieron las recaídas. Tenedlo claro. Podéis hacer todo lo impensable por la otra persona, podéis incluso pensar que esto por fin se ha terminado, pero qué va. Es cuestión de tiempo que vengan las recaídas. Puede pasar un mes, un año… pero tened claro que volverá a hacerlo. Puede ser en el próximo cumple de un amigo, una boda, una salida de birras… es muy triste, pero es así.

En mi caso, lo peor que llevé fue lo que sabía que hacía cuando se metía. Yo, al no haber consumido nunca cocaína como digo, le creí cuando una vez él me contó que al consumir “se le iba la olla”, como cuando vas tan borracho que al día siguiente no te acuerdas de lo que ha pasado, y nada más lejos de la realidad.

Amigas mías con las que hablé de este tema y que alguna vez han consumido, me lo dejaron claro a lo largo del tiempo. El que consume cocaína se “despeja”, sabe perfectamente lo que hace porque te vuelve más lúcido, así que no dejéis que tampoco os engañen con la aparente “locura transitoria” que les entra al consumir. Es otra puñetera mentira más. Cuando él llamaba a esa ***** para decirle que en un rato se pasaba por su local, sabía perfectamente lo que hacía. Que no os ciegue el amor, porque yo he sido la primera ciega de aquí.

A [email protected] los que estáis en pareja con alguien así, mi consejo es que tracéis un plan para salir de ahí. Sé que suena fácil pero nada más lejos, yo tardé años en darme cuenta, pero sí hubo un día, tras una nueva recaída, que pensé… “Lo dejo. No sé cuándo ni cómo pero lo dejo. No puedo más”.

Y así fue. Casi un año y medio después de idas y venidas, de esperar su buena reacción cada fin de semana, yo mantuve siempre la esperanza de que después de todo lo nuestro tenía que salir bien por *****. Seguí mucho tiempo justificando su apatía y su poco interés día a día. Pero un día lo dejé y se fue de nuestra casa con sus cosas.

Cuando eso ocurrió lo cierto es que él tampoco se opuso. Es cierto que nuestra relación ya estaba muy desgastada, aunque yo jamás perdí la esperanza, pero le puse una fecha. Y al final, el día menos "pensado" fue cuando le vi salir por la puerta, pero yo ya lo tenía muy meditado. El duelo ya lo pasamos en la relación, o una mínima parte de él, mejor dicho.

Tras varios meses ya viviendo sola y reflexionando sobre esto más de lo que me gustaría, también sé q otro de los efectos de los que nos quedamos en ese tipo de relación, nos volvemos “adictos” a esa persona igual que ellos a la droga. En mi caso, mi adicción era como un "tic" que adquieres, que me hacía estar encima o "controlarle" por si podía volver a hacerme la púa. Ahora me doy cuenta que esa no era yo, pero sí me había transformado en eso. Ni siquiera me importaba tanto que consumiera como tal, lo que temía era que tras consumir se fuera de *****. Imagínate cómo estaría yo, que en vez de pensar que eso era inadmisible, sobre todo por la mentira, y no dejarme libertad de elección por ello, que cada uno se acueste con quien quiera pero q no joda al resto, me intentaba proteger para que no cambiara mi estado de ánimo de un minuto a otro.

Seguro que sabes de lo que hablo, esa sensación de estar siempre con el “ay”… y está claro que así no se puede vivir. Por suerte, tengo unos valores y personalidad, así q creo afrontar los problemas con fortaleza, pero recuerdo esos momentos en los que más que por cuidarle a él, era por cuidarme a mí misma de su daño. Es muy triste, pero en ese momento no tienes más armas. Por eso es todo tan complejo, porque intentas razonar una cosa que no tiene sentido. Es todo fruto de una manipulación mucho más temprana de la que tú puedas creer.


En todos esos años, a veces también pensaba que por qué no me dejaba si estábamos así, y ahora lo entiendo. Ellos no tienen sentimientos como los tuyos, así que no os confundan. Lo que tú crees que es amor y lucha, para ellos es utilidad y cobardía para prescindir de ti. Nunca te dejarán porque en ti tienen el combustible emocional que a ellos siempre les faltaría.

Ahora veo, tras 7 años de relación en total, 6 meses separada y 2 meses en terapia, que no sé cómo pude aguantar tanto, pero claro, es normal que eso ya lo veas a “toro pasado”. Si tú te sientes [email protected] con esto y me estás leyendo, te envío toda la fuerza del mundo, porque no será fácil, pero llega un momento en el que simplemente aceptas que eso no puede ser. Y te das cuenta de que no puedes permitir que esa persona te convierta en una [email protected] en vida.

Es lo más difícil que yo he tenido que procesar en mi vida. No os desaniméis. Estas personas te van a engañar siempre, y cuando les pilles te engañarán mejor. Nada es culpa tuya, nada pasó por lo que tú aportes en la relación, ni siquiera se trata de lo atractivo o no que resultes para él. Estas personas son estafadores emocionales, enfermos, adictos.. y tú caiste en su trampa por PURO AMOR, no porque no seas suficiente ni menos que nadie. Es más, esta persona te “eligió” a ti por tus virtudes, por tu empatía, y por tu amor incondicional. Es triste pensarlo pero es verdad, la persona con la que has compartido todo le da igual cómo estés. Y eso sería así con cualquiera, te aseguro que no se trata de ti.

También es cierto que todo lo que él consiguió aunque fuera por un tiempo para salir de esto fue también mérito suyo. Accedió a todo lo que le propuse y por eso también continué,... eso jamás justificará, y eso siempre lo tuve claro, la cobardía de la mentira continuada en el tiempo. Antes de eso lo dejo, pero para mi desgracia él tampoco me dio opción. También tuve que dejarlo yo, con todo el dolor de mi corazón y con una sensación de fracaso horrible.

Pero no, [email protected] El fracaso sería seguir viviendo así. Ni los momentos más duros de ahora los cambiaba por como estaba antes.

Yo soy el ejemplo de cómo salir de ahí. Insisto, acabo de empezar la terapia, pero me está yendo super bien. Pedid ayuda. Yo cometí el error de estar callada casi un año “mano a mano” con él llevándolo todo, sin contarlo a la familia por no preocupar o por pensar (qué ilusa) que se iba a solucionar relativamente pronto, y eso nunca es así, así que hoy sé que eso también me destrozó. Ahora, estoy afrontando lo que seguramente te tocará enfrentar a ti cuando salgas: un trauma infundado que has de superar, porque tú no eres esto. Esto eres tú con un daño infundado, daño que tú no has hecho. Lo más sanador es centrarse, aunque duela, en la recuperación de [email protected] mismo, y volver a lo que eras antes de esta relación. Yo seguro que soy de las más perdidas de por aqui, pero sigo en la búsqueda y no me pienso rendir.

Como mujer, como persona que respeta y ama con sinceridad, esta persona me hundió, pero la culpa no fue de él, fue mía por quedarme. No me arrepiento porque así lo decidí y hoy me doy cuenta que lo hice por amor, así que no tengo nada por lo que avergonzarme. Eso sí, esto es una ***** lenta y ardua de superar. Ni siquiera sé si alguna vez volveré a confiar en alguien o si no me voy a volver la típica tía tóxica posesiva por temor a que me hagan lo mismo, pero pase lo que pase lo estoy afrontando.

[email protected], tú que ahora crees que estás en el fondo del pozo, mangoneado, poco respetado y con cuernos de “especialistas” o no del sexo, no desfallezcas. Encuentra momentos contigo [email protected], rodéate todo lo que puedas de lo que te haga feliz y verás que la mínima libertad y el poder desahogarte con personas que sí te quieren harán la diferencia. Esa es la fuerza que encontré yo para armarme de valor un día y dejarlo definitivamente, ya que en otros momentos se lo había planteado pero luego, después de la discusión, nos reconciliábamos por no “liarla” más, pero nada se soluciona. No hay nada que puedas hacer por él o por ella. Él o ella mucho menos por ti.

Debido a todo esto, se necesita de una fortaleza extra para salir de la telaraña supuestamente amorosa donde te han metido. Eres una gran persona, que mantienes tu esencia, mucho mejor que quien te hace daño. Recupera tu amor propio y entiende que no hay ninguna felicidad en una relación donde se te engaña y manipula.

Tras poner mi contacto cero, no sé nada de mi ex. No es que quiera que aparezca, pero en mi cabeza sigue rondando la idea de cómo es posible que él sea así. No obstante, en algunos momentos lúcidos, entiendo perfectamente por qué él jamás volverá a mi vida.

Conmigo ya no tiene nada qué hacer. Yo ya le descubrí, ya sé cual es su verdadera cara y él sabía que ya no me podía engañar, porque aunque, tal y como él me negó siempre a partir de ahí, nunca más hubiera hecho lo que hacía cuando llevaba su doble vida, yo ya nunca pude volver a “conectar” ni confiar en él, por lo que yo ya no le sirvo. Ya no tiene cómo hacer de las suyas libremente, así que yo para él debo ser una “cortada de rollo”, por eso mucho mejor lejos, y mejor que nunca vuelva, porque jamás volvería a estar a su lado. Y sigo enamorada de él, ya que suele ocurrir que cuando pasa esto no lo dejas por falta de sentimientos, al contrario, pero hay que ser fuerte para entender que NO HAY NADA MÁS IMPORTANTE QUE TU SALUD MENTAL.

Por eso… ¡¡creedme que de aquí se sale!! con mucha ayuda de las personas que nos quieren, terapia y mucha mucha paciencia. Estoy aprendiendo también a perdonarme, y lo único que me ayuda es pensar QUE NO FUE CULPA MÍA. Y también pienso que él se podrá inflar a consumir, a ***** pagando, a todo lo que tú quieras, pero cuando todo eso pase, cuando se sienta solo en la cama por las noches sin poder dormir, te aseguro que pensará en qué ***** hizo con toda la vida que estabais construyendo.


Lo cierto es que, en el fondo, me da más pena por él que por mí, porque yo me estoy enfrentando a esto y le estoy poniendo solución, pero él no sé cómo se lo va a montar si algún día quiere salir de esa mierda. Tiene un trabajo brutal por hacer. Y le sigo amando. Jamás quise menospreciarle ni herirle, así que ojalá me equivoque y pueda salir, porque también siento que cuando él está bien y tranquilo, es un ser maravilloso.

Sea como fuere, al menos me alegro de que yo ya no vaya a participar como bálsamo a su enfermedad tirando mi amor propio y mi vida por la borda. Ánimo, no estáis [email protected]

Si alguien necesita más ayuda o desahogarse que se ponga en contacto conmigo. Un fortísimo abrazo a todos :)
Hola:
Llevas razón en todo lo que dices. Leyendo tu relato me he emocionado. Yo le dejé y no he vuelto pero está siendo muy doloroso y angustioso lo que siento a diario. Me siento como una yonki sin su droga. Me levanto agitada y ansiosa. Me mareo a todas horas, ganas de vomitar a veces e insomnio permanente. A mi me ha jodido durante la relación y una vez rota esto continúa. Creo que necesito un psicólogo, no puedes machacar a tus amigos con esta cantinela y yo tengo mucha mierda que soltar. Tendré que buscar uno, no me siento bien y tengo miedo de caer en depresión. Él sigue a lo suyo, pensando que esto es un berrinche que se me va a pasar. Es frustrante intentar que alguien entienda cómo te sientes y que sea inútil porque su empatía es inexistente. Parece un ser humano pero está vacío. De la explicación he pasado al silencio, ya no me hablo con esta persona, esas charlas infinitas en las que yo me vaciaba por dentro y a él ni le rozaban me dejaban hecha una mierda, con una sensación de incredulidad, sin reconocer a la persona que tenía al lado, pensando he malgastado mi vida, soy ***** por no haberlo visto antes y mil rayaduras más. La mente a veces me traiciona, quiero volver a mi vida con él, que acabe el desasosiego, luego recapacito, nada será igual, se cayó la venda, ahora sé lo que hay, ya no puedo hacer la vista gorda, la relación nunca existió, era todo un engaño y una mentira. Él me utilizaba, no me quería, no le importaron nunca mis sentimientos. Yo era su tapadera para su doble vida. De lo poco que le ataba a la realidad. No creo que se acueste en la cama y recapacite, está muy lejos de ver las cosas como son, su visión está distorsionada, de tanto mentirme a mi y a todos se miente también a sí mismo. Un saludo a todos.
Memaru_84
Mensajes: 6
Registrado: 09 Jun 2022 11:51

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Memaru_84 »

barto escribió: 21 Jul 2022 22:41 Buenas, me gustaría puntualizar una cosa. Me ha gustado mucho el post inicial, aquí podréis encontrar info de la relación entre al cocaína y el sexo muy útiles. yo a veces también me masturbaba con pornografía, el chute de serotonina es inmenso. Normalmente hacia otras cosas, pero puedo entender un poco la situación. Para algunas personas la cocaína es un afrodisíaco muy potente, como lo puede ser cualquier estimulante. Es probable que tus amigas tengan razón cuando dicen que muchos la usan para despejarse, pero, es verdad que sí desarrollas un patrón de consumo/prostitutas o pornografía y cocaína, es muy difícil desvincularse de eso, y, junto con la adicción a la cocaína desarrollas otra adicción paralela.. evidentemente tienes razón en que sabes lo que haces, pero en cuanto te metes cocaína solo piensas en masturbarte o ir de *****. Tengo conocidos (cuando he salido de fiesta en contextos de cocaína etc) que siempre me decían que reservaban una parte para el final de la noche y emplearla en prostitución o pornografía. Todo lo sexual se engrandece y distorsiona con la cocaína. Te metes una talla y solo piensas en hacer alguna cosa sexual.. no se si me explico. Aún es un tema bastante tabú, pero por lo que he leído en foros y algunos conocidos, es más común de lo que se piensa. La cuestión es que la cocaína está muy estigmatizada, no digamos ya si le añades al cóctel porno o prostitutas.. cuando esas dos cosas se unen, en cuanto veas algo que te excite querrás cocaína, y cuando tengas cocaína querrás consumir sexo en pornografía o prostitución. La cocaína es una sustancia potente, con mucho ritual, si tu cerebro la asocia al sexo, es muy difícil desvincular eso, tienes una doble adicción..
Hola barto,

En primer lugar muchas gracias por tu respuesta.

A mí también me han gustado mucho tus puntualizaciones, y quiero responderte como merece. Siento si me extiendo demasiado:

1. "Es probable que tus amigas tengan razón cuando dicen que muchos la usan para despejarse, pero, es verdad que sí desarrollas un patrón de consumo/prostitutas o pornografía y cocaína, es muy difícil desvincularse de eso, y, junto con la adicción a la cocaína desarrollas otra adicción paralela.. evidentemente tienes razón en que sabes lo que haces, pero en cuanto te metes cocaína solo piensas en masturbarte o ir de *****"

Entiendo lo que comentas sobre que la cadena de adicciones es una espiral donde hay una mecha y un mechero cerca, quiero decir, que es muy complicado deshacerse de esa inercia tan brutal y extensa siendo adicto. Siendo honesta, yo fumando marihuana también me cuesta a veces, donde lo dejo a épocas...

Igualmente, si el deseo de tener sexo es irrefrenable, y ahí va mi pregunta, ¿por qué no al consumir, le daba por todo ese deseo disfrutarlo conmigo, no? Yo estando enamorada como estaba si un día acabo más perjudicada de la cuenta lo que pienso, vaya fumada borracha o lo que sea, es llegar y disfrutarlo con mi pareja. Su psicólogo me dijo un día que eso ocurre porque digamos la pareja, en ese sentido, no "está en su onda". Igualmente es algo que también siempre me costó entender. No quiero ser vulgar, pero pienso que si tienes güeits de hacer eso luego ten lo que hay que tener para tomar decisiones también. Es cierto que la cocaína distorsiona lo sexual, y como bien dices, es una doble adicción. Supongo que siempre nos olvidamos de la mentira y traición que supone para quien no infringe el daño, en este caso también doble, codependencia e infidelidad.

Cierto, es más común de lo que pensamos. Prueba de ello es que me decidiera un día por explicar mi experiencia aquí. Este foro me ayudó muchísimo cuando no veía la salida.

2. "La cuestión es que la cocaína está muy estigmatizada, no digamos ya si le añades al cóctel porno o prostitutas.. cuando esas dos cosas se unen, en cuanto veas algo que te excite querrás cocaína, y cuando tengas cocaína querrás consumir sexo en pornografía o prostitución. La cocaína es una sustancia potente, con mucho ritual, si tu cerebro la asocia al sexo, es muy difícil desvincular eso, tienes una doble adicción.."

Es cierto, quizá la cocaína está estigmatizada, pero también siento que lo peor es la mentira. Insisto mucho en eso pero para mí es así. La falta de empatía con la otra parte, la sistematización, descubrir la doble vida... yo entiendo que se te pueda ir todo de las manos en un momento dado, pero en agún destello de lucidez, si tú sabes que para ti eso es irremediable, mejor deshacerte de tener una relación y gozar de la libertad de poder ejecutar todo eso sin la "pereza" de volver a casa a seguir fingiendo. Qué más da, si tú sabes que esa relación no es lo que quieres porque te mola ese rollo, estupendo, pero no me jodas a mí, ¿no? Te aseguro que nos deseábamos. No teníamos ningún problema en lo sexual.

La cocaína está también estigmatizada porque te vuelve un mentiroso de Oscar, capaz de llevarse por delante lo que a su vez haces creer al otro que estás construyendo. Aquí leo a chicas con hijos, yo estuve a punto de meterme en inversiones de futuro... y esto no son casos de una mala racha; es llevar con esto ya tiempo antes de empezar cualquier relación.

Las recaídas son continuas, quizá en mi caso más tarde que temprano, 4 años después comprendí que es incompatible. Y él me juraba que lo de las ***** ya no lo hacía, pero claro, sí que se metía. mm... la cocaína destruye cosas que jamás pensé que podría. En realidad luchamos los dos pero... demasiado heavy. Nunca pudo ser lo mismo.

Creo que para pasar según qué líneas también hay que tener un mínimo de carácter para, al menos, tener el respeto de dejar al otro y punto. Yo me sentí destrozada como mujer cuando no había ningún problema en ese sentido. Tuve que entender que no hay lógica, es una adicción traducida en enfermedad y ya está, así he debido asumirlo.

Por último, me gustaría preguntarte, ¿lo que escribes es bajo una experiencia tuya propia o alguien cercano?

Gracias por leerme,
Un abrazo
Memaru_84
Mensajes: 6
Registrado: 09 Jun 2022 11:51

Re: Una historia sobre empezar a superar el trauma

Mensaje por Memaru_84 »

Carlacarlita escribió: 29 Jul 2022 19:58
Memaru_84 escribió: 09 Jun 2022 14:00 Hola,

En primer lugar quería saludar a [email protected] los que habéis pasado por aquí en algún momento. Si eso es así, tal y como me pasó a mí, os estáis informando sobre cómo sobrellevar el gran “trauma” que nos han dejado estas personas enfermas, con las cuales hemos compartido nuestra vida, hemos luchado todo lo que hemos podido por ellas, y que sufren lo que suelen llamar una enfermedad como la adicción a la cocaína.

Vengo simplemente para presentarme y contar mi historia, la cual tiene algunas particularidades que por aquí no se comentan del todo y, por otra parte, tiene muchas similitudes con otras historias, las cuales me han ayudado, y me siguen ayudando a saber cómo supero esto, con terapia incluida.

Espero que mi experiencia ayude a otros que estén pasando por lo mismo. Por aquí leo muchas historias sobre promesas, tratamientos de desintoxicación y esperanzas (lógicas) de pensar que esa va a ser la solución, ya que no nos queda otra que buscar atención médica para “controlar” esto. Lo que quizá no nos cuentan es que la que ya está [email protected] antes de nada eres tú. Y que una vez te quedas y permaneces al lado de una persona así, tu amor propio y tu autoestima ya se han ido al traste.

En mi caso, me pilló todo de sorpresa y aún así decidí quedarme al lado de la persona adicta. Un día cualquiera, se le había estropeado su móvil y había cogido otro viejo donde puso su SIM. No sé por qué (y menos mal que fue así), ese día se fue a trabajar y se dejó ese móvil en casa, y prometo que sin intención, ya que el móvil no tenía ni contraseña de desbloqueo, estalló la bomba cuando sonó un mensaje y, al mirar, leí un mensaje de una chica recordando lo bien que se lo pasaron ayer chateando, con fotos incluidas de sus dotes físicas como sus pechos. Cosas más íntimas que vi mejor ni mencionarlas.

Por suerte o por desgracia, esa mañana pude estirar del hilo durante horas, ya que él no volvía hasta la tarde, y además de comprobar que mi pareja (ahora ya mi ex) se inflaba a hacer cibersexo con chicas de todos los estilos, descubrí otro mensaje que le envió a una prostituta.

En mi caso, fumo marihuana pero jamás me he metido una raya, así que cuando volvió a casa y le pedí explicaciones mi idea fue pensar que me diría que era ninfómano, que tenía una adicción al sexo, pero mi sorpresa fue peor: me confesó que tenía una adicción a la cocaína desde hacía año y medio. Yo me quedé blanca, nunca mejor dicho, ya que de todo lo que había visto eso no lo había detectado. Cuando me confesó su adicción, pensé en si ayudarle o no mientras me exprimía el coco para no meter infidelidad y adicción en el mismo saco. Y si lo metía, justificarlo sí o sí con “la enfermedad”. Una ***** lo mires por donde lo mires.

No sé por qué me quedé. Sé que le amaba y supongo que por eso luché por mi relación todo lo que pude, a pesar de saber que debía superar dos cosas. El percal de una adicción a escondidas de la que no tenía ni idea, y además, que me engañara con prostitutas, lo cual directamente amenazaba a mi salud, y ya ni mencionar el poco respeto de la mentira. Aún no sé cómo lo hice y cómo no le mandé a la mierda desde el minuto 1, pero me quedé.

Os cuento todo esto porque, tras casi 2 años de sus sesiones con el psicólogo, cambio de vida con su “aislamiento”, tests antidrogas semanales, y un control por mi parte que ni Sherlock Holmes, este es un tema que NO SE ENTIERRA. Él estuvo “supuestamente” limpio un año tras descubrirse el pastel, pero luego volvieron las recaídas. Tenedlo claro. Podéis hacer todo lo impensable por la otra persona, podéis incluso pensar que esto por fin se ha terminado, pero qué va. Es cuestión de tiempo que vengan las recaídas. Puede pasar un mes, un año… pero tened claro que volverá a hacerlo. Puede ser en el próximo cumple de un amigo, una boda, una salida de birras… es muy triste, pero es así.

En mi caso, lo peor que llevé fue lo que sabía que hacía cuando se metía. Yo, al no haber consumido nunca cocaína como digo, le creí cuando una vez él me contó que al consumir “se le iba la olla”, como cuando vas tan borracho que al día siguiente no te acuerdas de lo que ha pasado, y nada más lejos de la realidad.

Amigas mías con las que hablé de este tema y que alguna vez han consumido, me lo dejaron claro a lo largo del tiempo. El que consume cocaína se “despeja”, sabe perfectamente lo que hace porque te vuelve más lúcido, así que no dejéis que tampoco os engañen con la aparente “locura transitoria” que les entra al consumir. Es otra puñetera mentira más. Cuando él llamaba a esa ***** para decirle que en un rato se pasaba por su local, sabía perfectamente lo que hacía. Que no os ciegue el amor, porque yo he sido la primera ciega de aquí.

A [email protected] los que estáis en pareja con alguien así, mi consejo es que tracéis un plan para salir de ahí. Sé que suena fácil pero nada más lejos, yo tardé años en darme cuenta, pero sí hubo un día, tras una nueva recaída, que pensé… “Lo dejo. No sé cuándo ni cómo pero lo dejo. No puedo más”.

Y así fue. Casi un año y medio después de idas y venidas, de esperar su buena reacción cada fin de semana, yo mantuve siempre la esperanza de que después de todo lo nuestro tenía que salir bien por *****. Seguí mucho tiempo justificando su apatía y su poco interés día a día. Pero un día lo dejé y se fue de nuestra casa con sus cosas.

Cuando eso ocurrió lo cierto es que él tampoco se opuso. Es cierto que nuestra relación ya estaba muy desgastada, aunque yo jamás perdí la esperanza, pero le puse una fecha. Y al final, el día menos "pensado" fue cuando le vi salir por la puerta, pero yo ya lo tenía muy meditado. El duelo ya lo pasamos en la relación, o una mínima parte de él, mejor dicho.

Tras varios meses ya viviendo sola y reflexionando sobre esto más de lo que me gustaría, también sé q otro de los efectos de los que nos quedamos en ese tipo de relación, nos volvemos “adictos” a esa persona igual que ellos a la droga. En mi caso, mi adicción era como un "tic" que adquieres, que me hacía estar encima o "controlarle" por si podía volver a hacerme la púa. Ahora me doy cuenta que esa no era yo, pero sí me había transformado en eso. Ni siquiera me importaba tanto que consumiera como tal, lo que temía era que tras consumir se fuera de *****. Imagínate cómo estaría yo, que en vez de pensar que eso era inadmisible, sobre todo por la mentira, y no dejarme libertad de elección por ello, que cada uno se acueste con quien quiera pero q no joda al resto, me intentaba proteger para que no cambiara mi estado de ánimo de un minuto a otro.

Seguro que sabes de lo que hablo, esa sensación de estar siempre con el “ay”… y está claro que así no se puede vivir. Por suerte, tengo unos valores y personalidad, así q creo afrontar los problemas con fortaleza, pero recuerdo esos momentos en los que más que por cuidarle a él, era por cuidarme a mí misma de su daño. Es muy triste, pero en ese momento no tienes más armas. Por eso es todo tan complejo, porque intentas razonar una cosa que no tiene sentido. Es todo fruto de una manipulación mucho más temprana de la que tú puedas creer.


En todos esos años, a veces también pensaba que por qué no me dejaba si estábamos así, y ahora lo entiendo. Ellos no tienen sentimientos como los tuyos, así que no os confundan. Lo que tú crees que es amor y lucha, para ellos es utilidad y cobardía para prescindir de ti. Nunca te dejarán porque en ti tienen el combustible emocional que a ellos siempre les faltaría.

Ahora veo, tras 7 años de relación en total, 6 meses separada y 2 meses en terapia, que no sé cómo pude aguantar tanto, pero claro, es normal que eso ya lo veas a “toro pasado”. Si tú te sientes [email protected] con esto y me estás leyendo, te envío toda la fuerza del mundo, porque no será fácil, pero llega un momento en el que simplemente aceptas que eso no puede ser. Y te das cuenta de que no puedes permitir que esa persona te convierta en una [email protected] en vida.

Es lo más difícil que yo he tenido que procesar en mi vida. No os desaniméis. Estas personas te van a engañar siempre, y cuando les pilles te engañarán mejor. Nada es culpa tuya, nada pasó por lo que tú aportes en la relación, ni siquiera se trata de lo atractivo o no que resultes para él. Estas personas son estafadores emocionales, enfermos, adictos.. y tú caiste en su trampa por PURO AMOR, no porque no seas suficiente ni menos que nadie. Es más, esta persona te “eligió” a ti por tus virtudes, por tu empatía, y por tu amor incondicional. Es triste pensarlo pero es verdad, la persona con la que has compartido todo le da igual cómo estés. Y eso sería así con cualquiera, te aseguro que no se trata de ti.

También es cierto que todo lo que él consiguió aunque fuera por un tiempo para salir de esto fue también mérito suyo. Accedió a todo lo que le propuse y por eso también continué,... eso jamás justificará, y eso siempre lo tuve claro, la cobardía de la mentira continuada en el tiempo. Antes de eso lo dejo, pero para mi desgracia él tampoco me dio opción. También tuve que dejarlo yo, con todo el dolor de mi corazón y con una sensación de fracaso horrible.

Pero no, [email protected] El fracaso sería seguir viviendo así. Ni los momentos más duros de ahora los cambiaba por como estaba antes.

Yo soy el ejemplo de cómo salir de ahí. Insisto, acabo de empezar la terapia, pero me está yendo super bien. Pedid ayuda. Yo cometí el error de estar callada casi un año “mano a mano” con él llevándolo todo, sin contarlo a la familia por no preocupar o por pensar (qué ilusa) que se iba a solucionar relativamente pronto, y eso nunca es así, así que hoy sé que eso también me destrozó. Ahora, estoy afrontando lo que seguramente te tocará enfrentar a ti cuando salgas: un trauma infundado que has de superar, porque tú no eres esto. Esto eres tú con un daño infundado, daño que tú no has hecho. Lo más sanador es centrarse, aunque duela, en la recuperación de [email protected] mismo, y volver a lo que eras antes de esta relación. Yo seguro que soy de las más perdidas de por aqui, pero sigo en la búsqueda y no me pienso rendir.

Como mujer, como persona que respeta y ama con sinceridad, esta persona me hundió, pero la culpa no fue de él, fue mía por quedarme. No me arrepiento porque así lo decidí y hoy me doy cuenta que lo hice por amor, así que no tengo nada por lo que avergonzarme. Eso sí, esto es una ***** lenta y ardua de superar. Ni siquiera sé si alguna vez volveré a confiar en alguien o si no me voy a volver la típica tía tóxica posesiva por temor a que me hagan lo mismo, pero pase lo que pase lo estoy afrontando.

[email protected], tú que ahora crees que estás en el fondo del pozo, mangoneado, poco respetado y con cuernos de “especialistas” o no del sexo, no desfallezcas. Encuentra momentos contigo [email protected], rodéate todo lo que puedas de lo que te haga feliz y verás que la mínima libertad y el poder desahogarte con personas que sí te quieren harán la diferencia. Esa es la fuerza que encontré yo para armarme de valor un día y dejarlo definitivamente, ya que en otros momentos se lo había planteado pero luego, después de la discusión, nos reconciliábamos por no “liarla” más, pero nada se soluciona. No hay nada que puedas hacer por él o por ella. Él o ella mucho menos por ti.

Debido a todo esto, se necesita de una fortaleza extra para salir de la telaraña supuestamente amorosa donde te han metido. Eres una gran persona, que mantienes tu esencia, mucho mejor que quien te hace daño. Recupera tu amor propio y entiende que no hay ninguna felicidad en una relación donde se te engaña y manipula.

Tras poner mi contacto cero, no sé nada de mi ex. No es que quiera que aparezca, pero en mi cabeza sigue rondando la idea de cómo es posible que él sea así. No obstante, en algunos momentos lúcidos, entiendo perfectamente por qué él jamás volverá a mi vida.

Conmigo ya no tiene nada qué hacer. Yo ya le descubrí, ya sé cual es su verdadera cara y él sabía que ya no me podía engañar, porque aunque, tal y como él me negó siempre a partir de ahí, nunca más hubiera hecho lo que hacía cuando llevaba su doble vida, yo ya nunca pude volver a “conectar” ni confiar en él, por lo que yo ya no le sirvo. Ya no tiene cómo hacer de las suyas libremente, así que yo para él debo ser una “cortada de rollo”, por eso mucho mejor lejos, y mejor que nunca vuelva, porque jamás volvería a estar a su lado. Y sigo enamorada de él, ya que suele ocurrir que cuando pasa esto no lo dejas por falta de sentimientos, al contrario, pero hay que ser fuerte para entender que NO HAY NADA MÁS IMPORTANTE QUE TU SALUD MENTAL.

Por eso… ¡¡creedme que de aquí se sale!! con mucha ayuda de las personas que nos quieren, terapia y mucha mucha paciencia. Estoy aprendiendo también a perdonarme, y lo único que me ayuda es pensar QUE NO FUE CULPA MÍA. Y también pienso que él se podrá inflar a consumir, a ***** pagando, a todo lo que tú quieras, pero cuando todo eso pase, cuando se sienta solo en la cama por las noches sin poder dormir, te aseguro que pensará en qué ***** hizo con toda la vida que estabais construyendo.


Lo cierto es que, en el fondo, me da más pena por él que por mí, porque yo me estoy enfrentando a esto y le estoy poniendo solución, pero él no sé cómo se lo va a montar si algún día quiere salir de esa mierda. Tiene un trabajo brutal por hacer. Y le sigo amando. Jamás quise menospreciarle ni herirle, así que ojalá me equivoque y pueda salir, porque también siento que cuando él está bien y tranquilo, es un ser maravilloso.

Sea como fuere, al menos me alegro de que yo ya no vaya a participar como bálsamo a su enfermedad tirando mi amor propio y mi vida por la borda. Ánimo, no estáis [email protected]

Si alguien necesita más ayuda o desahogarse que se ponga en contacto conmigo. Un fortísimo abrazo a todos :)
Hola:
Llevas razón en todo lo que dices. Leyendo tu relato me he emocionado. Yo le dejé y no he vuelto pero está siendo muy doloroso y angustioso lo que siento a diario. Me siento como una yonki sin su droga. Me levanto agitada y ansiosa. Me mareo a todas horas, ganas de vomitar a veces e insomnio permanente. A mi me ha jodido durante la relación y una vez rota esto continúa. Creo que necesito un psicólogo, no puedes machacar a tus amigos con esta cantinela y yo tengo mucha mierda que soltar. Tendré que buscar uno, no me siento bien y tengo miedo de caer en depresión. Él sigue a lo suyo, pensando que esto es un berrinche que se me va a pasar. Es frustrante intentar que alguien entienda cómo te sientes y que sea inútil porque su empatía es inexistente. Parece un ser humano pero está vacío. De la explicación he pasado al silencio, ya no me hablo con esta persona, esas charlas infinitas en las que yo me vaciaba por dentro y a él ni le rozaban me dejaban hecha una mierda, con una sensación de incredulidad, sin reconocer a la persona que tenía al lado, pensando he malgastado mi vida, soy ***** por no haberlo visto antes y mil rayaduras más. La mente a veces me traiciona, quiero volver a mi vida con él, que acabe el desasosiego, luego recapacito, nada será igual, se cayó la venda, ahora sé lo que hay, ya no puedo hacer la vista gorda, la relación nunca existió, era todo un engaño y una mentira. Él me utilizaba, no me quería, no le importaron nunca mis sentimientos. Yo era su tapadera para su doble vida. De lo poco que le ataba a la realidad. No creo que se acueste en la cama y recapacite, está muy lejos de ver las cosas como son, su visión está distorsionada, de tanto mentirme a mi y a todos se miente también a sí mismo. Un saludo a todos.
Hola Carlacarlita,

Muchas gracias por responderme,

Deseo que estés mejor desde que escribiste este mensaje,

En primer lugar quería decirte que no pasa nada por acudir a un psicólogo, en nuestros casos por descontado, pero en realidad es un acto de valentía, porque ahí te enfrentas a ti mismo y te desnudas. Llevas muchos años llevándolo todo por dentro. Has de sacar toda la mierda como tú dices de alguna manera. También no descartes pensar en ti llevando una vida sana, saliendo a pasear mínimamente o haciendo ejercicio en casa (yo tengo a una perrita y gracias a ella me doy mis paseos y despejo la cabeza con los bajones), y queriéndote también a ti.

¿Sabes? A mí me ayudó mucho pensar en quien o qué hacía yo antes de esta relación, porque en los años como pareja, poco a poco me centré más en su vida que en la mía, y me he tenido que enfrentar con mi error de querer salvar a quien no quiere ser salvado, ocuparme de los problemas de quienes están a mi lado, en el fondo, para distraerme de ver los míos (esto último son cosas que estoy aprendiendo por mirar en mi interior). Pero en su día, en pareja, el patrón de salvadora se transformó cuando se descrubrió el pastel, y entonces pasé a ser enfermera, psicóloga, compañera.. y aún me alejé más de mí.

Lo más lógico es que ahora te sientas desamparada, y que no sepas por dónde empezar contigo y tu mente. Yo te diría que sobre todo tengas en cuenta eso, que tú no eres la Carla de ahora, porque la de ahora está bajo un trauma que ha de superar. Y el cero contacto es la única manera de hacerlo. Es muy duro pensar que puedan hacer esas cosas, y yo creo que a su manera algo sí me quiso, pero tuve que quitar la lógica para intentar no volverme loca, no obstante, eso ya no importa mientras te perjudiques poniendo el foco en él la enésima vez que te la lía.

Todo pasa cuando ha de pasar, cuando el sufrimiento ya te supere demasiado será el último y seguramente lo dejarás. Yo lo que te diría, aunque no soy nadie para aconsejarte, es que te ahorres un poco de camino y aproveches esos momentos de indignación y humillación hacia ti como mujer, si es que te sientes identificada, y poner distancia de por medio cuando ya tomáis distancia. Luchar para ti todo lo que hasta ahora estás luchando para él. Verás como todo empieza a transformarse. Y lo pasarás mal, y empezará un proceso, y habrá días que te costará, otros días que será genial, e irás haciendo... pero creéme que cualquier cosa así es mucho mejor que seguir aguantando lo que ninguna mujer debería aguantar, por sentido común.

No te subestimes. Seguro que tú eres super empática, le amabas de verdad, y sin darnos cuenta, mientras íbamos perdonando, más nos ibamos perdidendo, intentando volver a ese punto donde simplemente esto no estaba de por medio. No debes castigarte por no haberlo visto antes, como tú dices esta adicción te lleva a mentiras de categoría, contigo y con todos. Tiene sentido de que quizá no lo hayas podido parar antes. Tampoco nadie te avisó, y si lo hicieron, seguro que pensaste que eso no podía pasaros, o que si pasaba todo se iba a llevar bien.

No te desesperes, ahora toca tener toda esa paciencia y buenas maneras contigo y ya no más con él. Al fin y al cabo contigo estás siempre, puedes salir de ahí y vivir tranquila de verdad. No es un proceso corto, cada uno tiene sus tiempos, y es cierto que nos volvemos también adictas a ellos, pero sabiendo que no es para nada sano. Un día yo me mentalicé en que no podría pasar un día más con esa rutina. Mejor sola y así solo sufro por mí, ya no más por los dos.

En realidad ya eres muy valiente poniendo freno a esto que es tan complejo y tan difícil de sobrellevar, así que ten el mismo valor para apostar por ti, y no volver a entrar para salir de nuevo con una persona que simplemente no te podrá hacer feliz nunca. Les mola ese rollo, pues vale, es respetable si me apuras, pero tú por tu lado y yo por el mío.

Lo más importante ahora eres tú. No pasa nada con pedir ayuda, es lo necesario. No te machaques. Créeme que el que pierde es él. Tú aprenderás una valiosa y dura lección. En eso estamos. Es muy jodido, pero nada tan mortal como volver al punto de partida.

Desahógate. Háblalo con alguna buena amiga que te escuche de verdad, seguro que alguna sabrá algo. Si puedes hablar con un terapeuta perfecto.

Mucho ánimo

Gracias por leerme,
Un abrazo