La batalla contra el consumo de drogas entre la población joven de Huércal de Almería parece estar dando buenos resultados. Según se desprende de la encuesta realizada entre los adolescentes de 1º, 2º y 4º curso de la ESO sobre consumo de sustancias, hay una reducción de un 20,15% en el número de adolescentes que hace botellón respecto al año pasado y ha bajado el número de menores que beben delante de sus padres.

Sobre el consumo de alcohol, el estudio realizado demuestra que ha disminuido el número bebedores ocasionales y bebedores diarios.

Sobre el consumo de porros entre los adolescentes, la encuesta refleja que éste es un 5,56% menor en la población del municipio que en el conjunto de Andalucía. Sobre el consumo de otras sustancias ilegales en el municipio, en la población encuestada no es significativo.

En relación al tabaquismo, en comparación con los datos publicados por la Junta en el documento Los andaluces ante las drogas 2011, en Huércal de Almería hay menos fumadores diarios de edades comprendidas entre los 12 y 15 años en el municipio que en la comunidad andaluza.

Las edades medias del inicio del consumo de las diferentes sustancias se ha incrementado respecto al año pasado, excepto en el consumo de tabaco.

Por último, los problemas que observa la población encuestada, relacionados con el consumo de drogas, por orden de importancia, son: problemas de salud, conflictos familiares y aspectos económicos.

Aspectos destacados

La encuesta refleja que ha aumentado el porcentaje de jóvenes que quiere terminar la ESO y luego continuar estudios universitarios. Además ha crecido en un 44,8% el porcentaje de adolescentes que tienen una comunicación diaria en casa con sus padres, respecto al año pasado.

Ha aumentado el número de personas que indican que se sienten muy informadas, respecto a las diferentes sustancias, así como el número de jóvenes que reciben la información a través de los padres.

Los padres hablan con más frecuencia del peligro del consumo de tabaco y otras drogas que de los riesgos que conlleva el consumo de alcohol.

Estos resultados fueron expuestos el miércoles en el IX Encuentro Andaluz de Prevención Comunitaria Ciudades ante las drogas, celebrado en Sevilla.