Salvemos un humano

En un esfuerzo conjunto, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, la Asociación Argentina de Tabacología y Pfizer están llevando adelante una iniciativa para concientizar a la población acerca de los riesgos del cigarrillo, responsable de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, cáncer y otras graves afecciones.

Cada año mueren en la Argentina 40.000 personas por causa del tabaquismo, la principal causa de muerte prevenible, enfermedades y discapacidad en el mundo. Es por eso que la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), la Asociación Argentina de Tabacología (AsAT)y Pfizer Argentina impulsaron en la provincia de Mendoza la Campaña de Cesación Tabáquica “Salvemos un humano”. El objetivo es informar y crear conciencia en la población acerca de esta problemática, para que los afectados y sus familiares busquen una solución a tiempo.

Los fumadores viven en promedio 10 años menos que los no fumadores, y se estima que la mitad de las personas que fuman va a morir de una enfermedad relacionada al consumo de tabaco. En Argentina, el 50% de las muertes por el cigarrillo en hombres se debe a enfermedad cardiovascular, el 33% a tumores y el 17% a enfermedades respiratorias. En las mujeres, el 59% de las muertes se debe a enfermedad cardiovascular, el 21% a tumores y el 20% a enfermedades respiratorias.

El Dr. Alejandro Saracco, médico cardiólogo del Servicio de Cardiología del Hospital Español de Mendoza, afirmó que “las personas que fuman 15 cigarrillos por día tienen el doble de riesgo que los no fumadores de tener un infarto cardiaco, y que los que fuman más de 25 cigarrillos por día tienen cuatro veces más riesgo. Al año de dejar de fumar, el riesgo disminuye a la mitad, y a los quince años de haber dejado, el riesgo es similar al de un no fumador.”

En cuanto a los accidentes cerebrovasculares, el riesgo también depende de cuánto se fuma. “En fumadores de 10 cigarrillos por día, el riesgo es el doble, y en fumadores de 20 cigarrillos por día es cuatro veces mayor. El riesgo disminuye paulatinamente y se iguala al de un no fumador luego de 10 años de dejar de fumar”, aseveró el especialista.

Para lograr la cesación tabáquica, es fundamental contar con el apoyo de un profesional. La Dra. Mónica Varela, especialista en psiquiatría y psicología médica e Integrante del programa «Libérese de fumar», explicó:”desde el momento que consideramos el tabaquismo como una enfermedad, es imposible pensar que ‘sólo’ con voluntad un paciente puede dejar de consumir una sustancia tan adictiva como la nicotina. Por ello es necesario un tratamiento farmacológico y psicológico intenso y continuo en manos de profesionales médicos capacitados para poder realizarlo con éxito”.

Causa demostrada

El tabaquismo tiene efectos nocivos en casi todos los órganos del cuerpo. Un informe publicado en los Estados Unidos por el Cirujano General reseñó cuáles son las enfermedades causadas por el cigarrillo.

Se ha demostrado que el cigarrillo causa:

  • Cáncer: pulmón; vejiga; cuello uterino; esófago; estómago; laringe; faringe y cavidad oral; páncreas; leucemia mieloide aguda.
  • Sistema cardiovascular: enfermedad coronaria; aterosclerosis subclínica; accidente cerebrovascular; aneurisma de aorta abdominal.
  • Sistema pulmonar: Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC); neumonía en fumadores con EPOC; alteración en el crecimiento pulmonar; reducción precoz de la función pulmonar; asma; tos, flema silbidos y disnea en adultos y en adolescentes fumadores.
  • Sistema reproductivo: disminución de la fertilidad; ruptura prematura de membranas; placenta previa; abrupto placentae; parto prematuro.
  • Sistema óseo: fractura de cadera; menor densidad ósea en mujeres post menopáusicas.
  • Sistema digestivo: úlcera péptica en personas con Helicobacter pylori.

También produce cataratas, periodontitis, problemas posquirúrgicos (por mala cicatrización y complicaciones respiratorias) y peor estado de salud, con mayor ausentismo y mayor uso del sistema de salud.

Los hijos de madres fumadoras sufren con mayor frecuencia de bajo peso al nacer, Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) y función pulmonar disminuida.

Las personas interesadas en conocer más sobre esta enfermedad (como se considera en la actualidad al tabaquismo), pueden consultar en el sitio web www.salvemosunhumano.com