Baleares volverá permitir fumar en la calle a partir de este sábado (en referencia al pasado 28 de noviembre) siempre que se respete la distancia de seguridad, aunque la prohibición se mantendrá en las terrazas y mientras se esté caminando en la vía pública. El Govern de Francina Armengol aprobará esta semana una relajación en una de las limitaciones que estaba siendo más difíciles de hacer cumplir ya que, durante los tres meses que ha durado la prohibición, han sido habituales las imágenes de fumadores tratando de esconderse en rincones de ciudades y pueblos de las Islas para disfrutar de un cigarrillo en la calle de forma casi clandestina.

Seguir leyendo >>