El gobierno brasileño inició la distribución de 25 millones de preservativos gratis como parte de una campaña institucional dirigida a atacar el sida y otras enfermedades de transmisión sexual durante las fiestas de carnaval.

La campaña, que se extenderá hasta el 28 de febrero, comenzó a ser promovida por los medios de comunicación social, a través de piezas publicitarias humorísticas que apelan al doble sentido.

Los mensajes también serán difundidos en autobuses, vallas publicitarias, afiches y panfletos a ser distribuidos en las principales ciudades del país.

Con la campaña el Ministerio de Salud pretende alcanzar toda la población, principalmente los juerguistas, independientemente de sexo, género, franja etaria y clase social, señaló el organismo.

Según estudios del Ministerio, el 47,5 por ciento de los hombres entre 16 y 19 años declaran no usar el preservativo porque no lo tenían a mano en el momento preciso y el 36,4 por ciento de las mujeres no se acuerdan de usar esta protección.

En las fiestas de 2005 fueron distribuidos 11 millones de preservativos, llamados popularmente camisinhas por los brasileños.

Este año también están siendo distribuidos un millón de folletos y 50.000 afiches en los lugares de mayor concentración durante las fiestas de carnaval, con orientaciones sobre la forma correcta de usar el preservativo y sobre los riesgos del VIH/sida.