El Hospital General de Valencia refozará la atención que presta a las personas que siguen un tratamiento de desintoxicación de opiáceos gracias a la ayuda de la Conselleria de Bienestar Social, según afirmaron ayer fuentes de la Generalitat Valenciana.

En este centro sanitario hay una unidad de desintoxicación con camas para atender a pacientes sometidos a tratamientos de deshabituación de sustancias estupefacientes y este año recibirá una financiación de 47.500 euros por parte de Bienestar Social, según las mismas fuentes.

El conseller Rafael Blasco indicó que la dotación y el mantenimiento de unas infraestructuras adecuadas para dar servicio de calidad a las personas que lo necesitan resulta imprescindible.

En la Comunidad Valencinaa, según las mismas fuentes, un total de 6.490 personas siguieron durante 2001 un tratamiento de desintoxicación de la heroína a base de metadona, la cifra más alta de los últimos años.

El incremento de la asistencia a drogodependientes ha ido paralelo al aumento del número de municipios que dispensaban un tratameinto con metadona. El año pasado fueron 32 municipios, con 44 puntos de atención. En 1995 se administraba Alicante y Valencia.