Se escucha esnifar cocaína y se ve talar un árbol. Esa persona vuelve a consumir la droga y alguien corta la madera. De nuevo el ruido: los listones forman un ataúd. «La cocaína te acerca a la muerte». La nueva campaña de la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid intenta concienciar a los jóvenes sobre las consecuencias nefastas de esta droga ilegal.

La iniciativa, que se pondrá en marcha el ocho de febrero, incluye un anuncio para televisión y cine, una gráfica para los medios impresos y una cuña de radio. Estos recursos, en los que la Consejería ha invertido 70.000 euros, podrán ser utilizados por otras Comunidades Autónomas que lo deseen.

El mensaje audiovisual, disponible en una duración de 30 o de 45 segundos, realiza un paralelismo entre el consumo de cocaína y la fabricación de un féretro. Más consumo, más cercano el final.

El soporte impreso muestra una especie de organigrama en el que se explica cómo construir un ataúd. Los útiles recomendados para esta tarea, además de la madera, son los que suelen emplear los consumidores de esta sustancia ilegal: un tubo, una tarjeta y la droga en polvo.

En la cuña radiofónica se puede escuchar a dos personas, un hombre y una mujer, comentando con cierta sorpresa la repentina muerte de un joven: «Parece que anoche salió con los amigos, como cada fin de semana. Esta mañana estaba jugando un partido tan normal y le dio un infarto cerebral. Increíble».

La droga ilegal que más mata


La cocaína, según ha señalado la Consejería, es la droga ilegal que más muertes provoca en España (cerca de 100 al año). Aunque esta sustancia tardó en imponerse en nuestro país, según comenta Manuel Lamela -consejero de Sanidad-, actualmente «nos hemos colocado en el puesto de cabeza mundial en cuanto a prevalencia de consumo y la precocidad en el inicio».

La Encuesta Domiciliaria sobre Drogas de 2003 señala que 40.000 madrileños entre 15 y 64 años consumen cocaína de forma habitual. La cifra representa el 1% de los habitantes de la Comunidad de Madrid y es algo menor que la cifra media nacional (un 1,1%).

Estos porcentajes se disparan sobre todo entre los menores de edad. Un 3,4% de los adolescentes madrileños (10.000 personas entre 14 y 18 años) y el 3,6 % de los adolescentes españoles consume esta droga. La edad media de inicio se sitúa en los 15,8 años (ellas empiezan un poco antes y ellos un poco después).

En 2005, los programas de prevención de la Agencia Antidroga llegaron a 130.000 escolares de la Comunidad y se dieron 3.300 urgencias relacionadas, directa o indirectamente, con esta sustancia.

La cocaína también cuenta con el 52% de las muertes por consumo de drogas (82 fallecimientos) que se dieron en 2004 en la región. Y, según datos de la Dirección General de Policía, en el 5% de los accidentes de tráfico con víctimas mortales el conductor había consumido esta droga.