Dos gobiernos autonómicos han impulsado sendos proyectos de investigación en el cada vez más pujante sector del cannabis, pese a la absoluta falta de avances en su regulación en España. La Generalitat de Catalunya y la de la Comunitat Valenciana han decidido financiar estudios con cultivos de esta planta que fueron autorizados el pasado mes de julio por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, en ambos casos desarrollados en colaboración con universidades públicas.

El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), adscrito al Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de Catalunya, y la Unidad Científica de Innovación Empresarial Ars Innovatio de la Agencia Valenciana de Innovación han puesto en marcha los primeros proyectos de investigación con cultivo de cannabis que financia un organismo público de la Administración en España. El primero se centrará en la obtención de variedades de cannabinoides para la industria farmacéutica y el segundo estudiará la aplicación de la tecnología digital para mejorar y garantizar la trazabilidad de los cultivos de esta planta.

Seguir leyendo>>