“El tabaco te deja impotente” es el nuevo mensaje de advertencia que estará en todas las cajetillas de cigarrillos del país, a partir del 12 de noviembre próximo. La normativa, que fue dada a conocer esta mañana por la Subsecretaria de Salud Pública, Liliana Jadue, forma parte de las disposiciones contenidas en la Ley contra el Tabaco que entró en vigencia en agosto de 2006.

La imagen que acompañará el texto de advertencia en los próximos 12 meses corresponde a la fotografía de un hombre joven, que demuestra en forma explícita los efectos del consumo o exposición al humo de tabaco en el rendimiento físico y sexual de quienes pertenecen a este segmento de la población.

Hoy en Chile el 50% de los hombres jóvenes, de entre 25 y 40 años, fuma. Por eso la advertencia seleccionada este año apunta directamente a desincentivar su consumo y evitar las consecuencias de éste, ya que la relación entre impotencia y tabaco en hombres es indiscutible.

En ese sentido las estadísticas reflejan que la mayor parte de los hombres que consultan a un especialista por problemas de impotencia son fumadores y que tienen al menos un 41% más de probabilidades de desarrollar impotencia sexual que los no fumadores. A mayor consumo aumenta esa posibilidad y disminuye si se deja el vicio.

La normativa gráfica establece que, en el caso de las cajetillas, la imagen deberá ocupar el 50% de la cara frontal del envase y el texto deberá ocupar el 50% de la cara posterior. Asimismo, los cartones de cigarrillos deberán incluir ambos componentes de la advertencia (imagen y texto) en el 50% de cada una de sus caras principales, a menos que por estar envueltos en papel o plástico transparente sea visible la advertencia impresa en los envases. En este último caso, las cajetillas se deberán ordenar de manera que ambos componentes de la advertencia sean visibles.

Respecto a productos importados, destinados a su distribución dentro del territorio nacional, la advertencia deberá ser adherida de manera que no pueda ser despegada fácilmente y estar presente en la parte inferior de cada cara de la cajetilla.

Para bolsas o paquetes de productos hechos con tabaco, esta advertencia deberá figurar en las dos caras principales y ocupar el 50% de cada una de ellas.