El ministro Alberto Garzón anuncia que su departamento avanza hacia un plan integral de protección de colectivos vulnerables.

El departamento del ministro de Consumo, Alberto Garzón, trabaja en un marco de regulación cajas de recompensa o «lootboxes» de los videojuegos dentro de su plan integral contra la ludopatía.

En su comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, el ministro ha enumerado algunas medidas en las que trabaja para la prevención y el freno del juego problemático y, concretamente, aquellas enfocadas a la protección de los sectores de la población más vulnerables, entre ellos los menores.

Seguir leyendo en diario16.com