Un científico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en sus siglas en inglés) ha diseñado unos cubitos de hielo especiales para bebidas alcohólicas que, además de enfriar, incorporan un dispositivo que avisa de cuándo hay que dejar de beber.

El dispositivo ha sido desarrollado por el estudiante Dhairya Dand, que, según cuenta en un video publicado para presentar este proyecto, pensó en su creación después de una ingesta excesiva de alcohol que le llevó al hospital.

Los cubitos de hielo están formados por una gelatina comestible e insípida que se puede enfriar y, en el interior, incorpora un dispositivo electrónico con un circuito protegido a prueba de filtraciones. Cada cubo tiene un diodo emisor de luz (o LED, por sus siglas en inglés), un acelerómetro, un receptor de infrarrojo y una batería.

El acelerómetro calcula el número de sorbos y coteja la información con un cronómetro, lo que permite estimar la cantidad de alcohol que ha ingerido y hace que cambie el color de los LED, de verde a amarillo o rojo, dependiendo de la cantidad consumida.

Además, si una persona sigue bebiendo al mismo ritmo después de que la luz roja se encienda, el dispositivo envía un mensaje de texto a una persona previamente registrada para tratar de convencer al bebedor de que pare.

«Los cubos se comunican con tu teléfono móvil para que se haga la llamada. Se comunican a través del infrarrojo con un receptor removible que va en el conector TRS del teléfono», ha explicado Dand a la ABC, en declaraciones recogidas por Europa Press.