Cerca del 45% de las embarazadas está expuesta al humo ambiental del tabaco y el 40% de los padres varones que lo hacen al inicio del embarazo apenas lo dejan

Entre un 30%-35%, de las mujeres españolas que inician un embarazo, son fumadoras de tabaco, un porcentaje que desciende al 16% durante el periodo de gestación y que asciende de nuevo pasado el primer año de vida del bebé, según indican desde la Asociación Española de Pediatría (AEP). “La adicción al tabaco durante el embarazo muestra claramente una forma de U con la pata ascendente un poco más corta que la de bajada; es decir, de las mujeres que fumaban antes de quedarse embarazadas, el 25% vuelve a recuperar este hábito al final del año del bebé. Pero lo verdaderamente dramático es que cerca del 45% de las gestantes están expuestas al humo ambiental de tabaco”, asegura Juan Antonio Ortega, coordinador del Comité de Salud Medioambiental de la (CSM-AEP). A los datos anteriores hay que sumar, según el coordinador CSM-AEP, “que el 40% de los padres que fuman al inicio del embarazo apenas lo dejan. Es como si el embarazo de su pareja no fuera con ellos”.

Seguir leyendo >>