Las ventajas de abandonar el tabaco son tan extensas como conocidas. Lo corrobora Lara Fontán, neumóloga de la Unidad de Rehabilitación Respiratoria del Policlínico HM Matogrande (A Coruña): “De forma casi inmediata, mejoran la frecuencia cardíaca y la tensión arterial; entre el primer y el noveno mes disminuyen la tos y la fatiga; entre cinco y 15 años, el riesgo de tener un accidente cerebrovascular es similar al de los no fumadores; y a partir de este periodo, también el riesgo de sufrir un infarto de miocardio; mientras que las probabilidades de desarrollar un cáncer de pulmón disminuye de forma paulatina”, explica.

Hasta ahí, nada nuevo, pero a esta larga lista de beneficios se le ha sumado una más. Un estudiopublicado en International Journal of Impotence Research afirma que la ausencia de nicotina en el cuerpo podría estar ligada a un mejor desempeño sexual. Concretamente, a la calidad de la erección, gracias al incremento de la frecuencia cardíaca baja que ocurre tras dejar de fumar.

Es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores que, con la financiación del Instituto Nacional de Abuso de Drogas de Estados Unidos, estudió el comportamiento de 62 hombres sanos de entre 23 y 60 años en tres fases de 2008 a 2010: mientras fumaban, cuatro semanas después, en pleno proceso de dejar el tabaco con parches de nicotina, y un mes después de haber abandonado también los parches.

Seguir leyendo >>