Las propuestas de la Comisión para estrategias más eficientes y humanas, presentadas en el documento Drogas y Democracia: hacia un cambio de paradigma, se apoyan en tres grandes directrices:

  • Tratar el consumo de drogas como una cuestión de salud pública.
  • Reducir el consumo mediante acciones de información y prevención.
  • Focalizar la represión sobre el crimen organizado.
  • La Comisión invita también a los gobernantes y la sociedad a “evaluar con un enfoque de salud pública y haciendo uso de la más avanzada ciencia médica la conveniencia de descriminalizar la tenencia de marihuana para consumo personal”.

    Romper el silencio y quebrar los tabúes que bloquean la apertura de un amplio debate sobre el problema de las drogas es la precondición para que cada país pueda encontrar soluciones innovadoras, adecuadas a su historia y su cultura.

    Haga clic en el link abajo para accesar la Declaración por completo:

    Drogas y Democracia: Hacian un Cambio de Paradigma