¿Es cierto que perdemos neuronas cuando se consumen drogas? ¿Existe una predisposición genética para el consumo de drogas? ¿Son las adicciones hereditarias? Estas son algunas de las preguntas que los 280 estudiantes procedentes de varios centros de secundaria de Almería prepararon para el debate organizado por la Obra Social ‘La Caixa’ en colaboración con el Área de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Almería, como complemento a la exposición didáctica ‘Hablemos de drogas’ que además recibió el premio Reina Sofía contra las Drogas 2009.

El objetivo, tanto de la exposición educativa como del debate, es el de llevar a cabo la prevención del consumo de sustancias estupefacientes a través de experimentos científicos, es decir, enseñar para prevenir. Así, a través de un programa didáctico basado en el conocimiento de la neurobiología de la adicción y de los efectos del consumo de drogas en el cerebro y la salud, los estudiantes que pasaron por la exposición pudieron continuar trabajando más tarde en las aulas y en clase de ciencias en los aspectos más concretos relacionados con la neurobiología de la adicción. Tras este trabajo previo, llegaron al Auditorio Municipal Maestro Padilla, lugar en el que se celebró el debate, preparados para plantear sus dudas al catedrático de Farmacología de la Universidad Pompeu Fabra, Rafael Maldonado.

Durante el acto, que fue inaugurado por el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador; junto con el concejal de Educación y Cultura, Ramón Fernández Pacheco; Josep Ollé, director del Área de Acción Social de la Obra Social de ‘la Caixa’ y Jesús Vega, director del Área de Negocio de ‘la Caixa’ en Almería, todos coincidieron en que la educación es fundamental a la hora de prevenir el consumo de drogas. En esta línea, el primer edil de Almería aseguró que «es fundamental conocer el impacto real de las drogas en las personas, las familias y en el conjunto de la sociedad y, sobre todo, es importante saber que también las, supuestamente, drogas blandas tienen consecuencias negativas e irreversibles».

Por ello, las respuestas del profesor Maldonado pusieron de manifiesto hechos tan reveladores como que la adicción a las drogas es una enfermedad que afecta de forma diferenciada a la persona que consume en cuestión ya que nunca se sabe cómo va a reaccionar el cerebro a las sustancias que el sujeto ha consumido. Por otro lado, también se echaron abajo mitos relacionados con las drogas como son el hecho de que las sustancias tóxicas activan el sistema del placer pero no las capacidades del mismo, por lo que por tomar una sustancia estupefaciente no mejora la capacidad intelectual o física. Otros de los mitos desmontados fueron el de que, si bien las relaciones sociales pueden aumentar el riesgo en el consumo de drogas, también sirven para prevenir.

Al final del debate, todos los jóvenes llegaron a la conclusión de que con el conocimiento completo de la realidad de las drogas podrán tomar decisiones responsables, desarrollando una actitud crítica, a partir de información objetiva y veraz. Y es que, de esta manera, los estudiantes pasaron de ser meros receptores a partícipes activos de un debate importante, pero desde una perspectiva diferente, lo que fortaleció el mensaje y su comprensión y racionalización del problema de las drogas a través de información objetiva y sin moralismos.

Los 280 alumnos participantes en los centros que han participado en la iniciativa provenían del IES Los Ángeles, el IES Alhadra, el IES Galileo y el Colegio Amor de Dios y estuvieron acompañados por trece docentes que fueron los que coordinaron las visitas y las actividades de las unidades didácticas con las que pudieron contar como material complementario a las visitas. De este modo, en las aulas también pudieron tratar a fondo con un libro con información detallada sobre las drogas, sus consecuencias, cómo tratar el tema con adolescentes y una serie de propuestas de actividades en clase con el fin de fomentar una actitud crítica del alumnado hacia el consumo de drogas.