Alonso, en respuesta a una pregunta del senador socialista José Vicente González Bethencourt, sobre las medidas que lleva a cabo el Gobierno para controlar el consumo de drogas por los conductores, señaló que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha desarrollado diferentes proyectos para detectar la presencia de estas sustancias.

Por ello, dijo el ministro, la DGT trabaja de forma experimental y con conductores voluntarios en colaboración con el Instituto de Medicina Legal de Santiago de Compostela en un proyecto europeo cuyo objetivo es revisar los protocolos de actuación para determinar la influencia de las sustancias psicoactivas en la conducción, a través de signos clínicos.

Además, dijo que se ha firmado un convenio específico entre los Ministerios de Interior y Sanidad para realizar todas las actuaciones precisas que logren reducir este importante factor de siniestralidad vial.

Por su parte, el senador apuntó la conveniencia de que se pudiera realizar una prueba para la detección de drogas en el organismo de los conductores como la que se practica con el etilómetro.

González Bethencourt manifestó que se han desarrollado diferentes técnicas para la detección de este tipo de sustancias en la saliva y orina de los conductores.