La vicepresidenta del COF de Madrid y miembro del Comité Nacional Antitabaco, Ana María Quintás, desconsejó el uso de cigarrillos electrónicos para dejar de fumar durante un taller sobre Deshabituación Tabáquica desde la oficina de farmacia, organizado recientemente por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real.

En la sesión, Quintás explicó que se estima que “hay una media de cuatro intentos antes de dejarlo de forma definitiva”, poniendo de manifiesto como “hay más eficacia en cualquier tratamiento, mejor que intentarlo solo, porque suele haber más fracasos”.

Sobre los cigarrillos electrónicos, Quintás desaconsejó su uso porque “no dejan el hábito de tener algo entre los dedos, ni modifican su conducta, en este caso son más efectivos los parches”. Y dio mucha importancia al seguimiento farmacológico del paciente como mínimo de uno a tres meses para deshabituarse.

Esta charla precede a una campaña que próximamente emprenderá el Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real para ayudar a los fumadores a dejar el hábito del tabaco.

COF Ciudad Real

Comité Nacional Antitabaco