Las bebidas alcohólicas pueden provocar cáncer. Es algo contrastado por la ciencia, pero no se conoce por la población de forma mayoritaria, ni los gobiernos actúan con la firmeza necesaria. Un nuevo estudio acaba de actualizar esta relación directa, tras analizar los datos de la última década: en todo el mundo, el alcohol fue responsable de unos 740.000 tumores solo en 2020. Esto supone que más del 4% de los cánceres globales se deben a la ingesta de bebidas alcohólicas y, por tanto, totalmente evitables y prevenibles.

El estudio, publicado en The Lancet Oncology, señala importantes diferencias por regiones y sexos: tres de cada cuatro cánceres provocados por el alcohol los sufrieron hombres y las zonas del planeta más afectadas son Extremo Oriente y Europa Central y del Este. Por ejemplo, en Mongolia el alcohol provoca el 10% de los tumores, en Rumanía el 7% y en China y Rusia ronda el 6%. En España, el 4,4% de los cánceres diagnosticados en 2020 tienen las bebidas alcohólicas como causantes, unas 11.600 enfermedades en total.

Leer el artículo completo en elpais.com