El delegado del Gobierno para el Plan Nacional Sobre Drogas, Francisco de Asís Babín, ha defendido este jueves la creación de una «normativa garantista» que limite el acceso de los adolescentes al alcohol, tras el éxito cosechado con la Ley antitabaco.

En una entrevista en RNE, Babín ha destacado la importancia de que la sociedad «recapacite, al igual que hizo con el tabaco, respecto al consumo de alcohol» por parte de los jóvenes, y ha abogado por poner «barreras y límites» a la accesibilidad de esta sustancia con el fin de evitar que se siga produciendo un «consumo compulsivo de alcohol».

En este sentido, el delegado del Gobierno en esta materia ha asegurado que los buenos resultados de la Ley antitabaco –ha habido un descenso de «más del 25%» de la venta de cigarrillos- se deben al «debate social» generado, ya que, entre otras cosas, ha facilitado un «aumento de la percepción de riesgo que comporta fumar por parte de los adolescentes».

«La sociedad también debe plantearse cuál es el consumo de alcohol que quiere para los adolescentes. Nosotros defendemos un consumo cero, porque creemos que por el efecto que tiene en la maduración del sistema nervioso central no se debería consumir. Por ello, estamos en condiciones de producir una normativa garantista que limite el acceso de alcohol por parte de los adolescentes. Generar este debate es muy necesario, como se ha demostrado en relación con el consumo de tabaco», ha argumentado.