Cuando la popularidad de la marihuana parece no dejar de extenderse, un estudio de la Universidad Northwestern señala que el consumo de cannabis provoca cambios considerables en el cerebro incluso de aquellos que la fuman de vez en cuando.

Publicado en la prestigiada revista The Journal of Neuroscience, el estudio revela que el consumo de marihuana provoca anomalías considerables en regiones del cerebro que tienen que ver con la motivación y las emociones.

El estudio cuestiona la idea popular de que fumar marihuana de vez en cuando no tiene consecuencias para la salud.

El estudio se llevó a cabo entre 20 fumadores de marihuana y 20 no fumadores entre las edades de 18 y 25 años durante tres meses.

Los resultados revelan que incluso aquellos fumadores que la consumieron ocasionalmente mostraron un impacto en zonas del cerebro asociadas con las emociones.

El científico Hans Breiter, de la Universidad Northwestern, señaló que mucha gente considera que el consumo recreativo de marihuana no ocasiona problemas.

”La gente piensa que un poco de uso recreativo no debe causar ningún problema, si alguien está haciendo bien su trabajo o le está yendo bien en la escuela. Pero los datos obtenidos muestran directamente que esto no es el caso”, afirma Breiter citado por el portal científico Science Newsline.

Aproximadamente 19 millones de estadounidenses fuman marihuana, según la Encuesta Nacional sobre Uso de Narcóticos. Además, la legalización y despenalización de la marihuana en varios estados refleja una actitud cambiante respecto a esta droga.

Según el estudio, la marihuana tiene un efecto sobre una zona del cerebro denominada núcleo accumbens, que controla el placer y el aprendizaje por esfuerzo.

Para los fumadores de cannabis, las recompensas naturales “como la comida y el sexo” dejan de ser tan atractivas porque drogas como la marihuana liberan más dopamina, según el estudio.

La dopamina es una sustancia química que tiene que ver con el placer que se genera en el cerebro.

Este es el primer estudio que muestra que el uso recreativo de marihuana podría estar ligado a cambio estructruales en el cerebro.