El centro de encuentro y acogida para toxicómanos de Laviada atendió durante el año 2003 un total de 19.136 consultas, lo que supone un importante incremento de la actividad en esta instalación durante el año pasado.

En el año 2002, las personas que visitaron este equipamiento fueron 12.314, casi 7.000 menos de las que lo hicieron un año más tarde. La media de asistencia diaria es de 89 personas, 23 más que en el 2002.

Una tercera parte de las personas que acudieron a las consultas lo hicieron para realizar una revisión rutinaria, mientras que otra tercera parte de ellos acudieron para calmar un dolor o porque sufrían algún tipo de heridas.

La llegada a la ciudad durante el verano de personas que se encuentran en situaciones de marginación hace que, una vez más, el trabajo del centro se intensifique en los meses de julio y agosto.

Uno de los programas destacados dentro de las actividades que se realizan en el centro de encuentro y acogida es el de intercambio y entrega de jeringuillas, que en el año 2003 duplicó su número de usuarios.

En el 2002 se acercaron a las instalaciones 61 drogodependientes en busca de agujas nuevas con las que eliminar los riesgos de contagio. En 2003, el número se incrementó hasta los 136. Durante estos doce meses, los responsables del centro de acogida repartiron cerca de 1.500 jeringuillas. La media diaria de este tipo de consultas se encuentra cercana a las seis personas.

Además, como medida preventiva se repartieron 1.813 preservativos, el doble de los entregados el año anterior. En centro de encuentro y acogida posibilita también a los drogodependientes el acceso al sanikit , un envase que contiene un condón y una jeringuilla y que fue solicitado en 2.000 ocasiones durante el último ejercicio. En esta iniciativa se constata también un incremento en el número de los usuarios.

La ciudad de Gijón es una de las cuatro áreas sanitarias de la provincia junto con Nalón, Jarrio y Cangas del Narcea donde las farmacias comenzarán a dispensar metadona. La Consejería de Salud y el colegio profesional suscribieron el pasado mes de junio un protocolo que prevé la puesta en marcha de este plan piloto. Los farmacéuticos decidirán qué boticas abrirán sus puertas para acoger esta iniciativa.