El director del Plan Nacional sobre Drogas, Gonzalo Robles, avanzó en Salamanca que una de las principales iniciativas a seguir en las próximas elecciones será la prevención del alcoholismo que, a pesar de haberse iniciado ya acciones a favor de dicho aspecto, se reforzarán los puntos de actuación con el objetivo de concienciar a la gente joven de los riesgos que produce un consumo «problemático» de licores así como de las alternativas que existen para «pasarlo bien».

En este sentido, afirmó que varias de las posibilidades para dejar de lado el consumo peligroso de bebidas alcohólicas es, por un lado, la apertura de piscinas y polideportivos por la noche, al igual que la actividad de ocio «divertido» que se desarrolla en las Casas de Juventud mediante unos recursos que, según añadió, Salamanca posee.

Por otra parte, aclaró que todas las medidas preventivas que se están llevando a cabo desde el Plan Nacional de Drogas y de la mano de Cruz Roja Juventud con el programa «Sonar 2.0», no significan que la gente joven no pueda salir a tomar una «copa», sino que hacerlo sea moderado y controlado, un objetivo que bajo el lema «Controla» da nombre a la campaña puesta en marcha por ambas instituciones.

En cuanto al programa de Cruz Roja Juventud llamado «Sonar 2.0», aseguró que se trata de una campaña preventiva que dicha organización lleva desarrollando desde hace varios años y que está dirigido a jóvenes y adolescentes denominado «Educación para la Salud» y consiste en ofrecer información a través de una oficina itinerante que inició su recorrido el pasado 7 de noviembre en Lugo y que ha acabado en Salamanca.

Hasta este «bus de información móvil», que ha recorrido varias comunidades españolas, se han acercado más de 10.000 jóvenes.