Los resultados de un estudio italiano, publicado en el “International Journal of Cancer”, confirman que el tabaquismo duplica el riesgo de desarrollar linfoma no hodgkiniano. Asimismo, el estudio muestra que los individuos infectados por el virus de la hepatitis C que son fumadores cuadruplican el riesgo de ese tipo de linfoma.

Según los investigadores, entre el 5 y el 10% de los casos de linfoma no hodgkiniano podrían prevenirse convenciendo a los fumadores de que dejaran el hábito e integrando políticas y programas de salud dirigidos a reducir la incidencia de la infección por el virus de la hepatitis C.

Los autores estudiaron la relación entre el citado virus, el consumo de tabaco y el linfoma no hodgkiniano en 225 pacientes consecutivos recién diagnosticados de este tipo de cáncer.