Eivissa acogerá la próxima semana un congreso internacional sobre prevención del consumo de drogas. Según confirmó ayer el concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Eivissa, Santiago Pizarro, entre el cinco y el ocho de septiembre especialistas de Francia, Italia, Alemania, Gran Bretaña y España se reunirán en Eivissa para analizar los proyectos de prevención que se realizan en los diferentes países de la Unión Europea. Entre los participantes se encuentra el colectivo de «Energy control», que colabora con diversas asociaciones europeas que trabajan en la prevención del consumo de drogas.

Pizarro explicó que durante los días que dure el encuentro, que se celebra cada año en un país diferente, se llevarán a cabo diversos talleres didácticos relacionados con el consumo de sustancias estupefacientes. “El Ayuntamiento ha ofrecido la infraestructura necesaria para celebrar el congreso y esperamos aprovecharnos de la experiencia de otros países”, explicó Pizarro. El concejal destacó la importancia de este tipo de encuentros “para seguir trabajando de manera efectiva en la prevención de la drogadicción”.

Por otra parte, el concejal ibicenco informó de que los responsables de «Energy control» llevarán a cabo diversos actos divulgativos en determinados puntos de la ciudad. Para ello, está prevista la instalación de varios puntos de información en espacios como el paseo de Vara de Rey y en la puerta de algunas discotecas. “Hemos remitido una carta a estos establecimientos solicitando su colaboración y esperamos obtener una respuesta positiva”, destaco Pizarro.

La asociación «Energy control», fundada hace cinco años y que cuenta con financiación del Plan Nacional Sobre Drogas, se dio a conocer en Eivissa el pasado año con una campaña de información directa sobre el consumo responsable de drogas. La entidad pretende dar a conocer mediante folletos, postales o cómics toda la información necesaria acerca de los efectos de determinadas sustancias como éxtasis, cocaína, alcohol o LSD con el objetivo de reducir al máximo el riesgo derivado de su ingestión en caso de que la persona esté decidida a consumir droga.