Nota: artículo original traducido de idpc.net

Se estima que a unos 4.000 presos actualmente condenados a muerte en Irán por delitos relacionados con drogas se les puede revocar la pena de muerte de acuerdo con una orden judicial recién emitida y basada en la nueva ley de tráfico de drogas del país.

“Irán ha dado un primer paso positivo hacia la reducción de la alta tasa de ejecuciones en el país”, dijo Hadi Ghaemi, director ejecutivo del Centro para los Derechos Humanos en Irán (CHRI).

“La enmienda a la Ley Contra el Tráfico de Drogas de Irán es el resultado de la alianza de la comunidad internacional para comprometer a Irán a mejorar su historial en Derechos Humanos, así como también de los esfuerzos decididos de los activistas dentro de Irán y de los miembros del Parlamento para impulsar la enmienda a los intransigentes”, añadió Hadi Ghaemi.

Seguir leyendo (en inglés) >>