El Dr. Néstor Szerman es psiquiatra adjunto de la Consulta de Patologia Dual del Hospital Virgen de la Torre de Madrid y presidente de la Asociación Española de Patología Dual (AEPD). En la siguiente entrevista analiza el estado del conocimiento de esta patología y su situación en España en cuanto a diagnóstico, tratamiento y expectativas de futuro.

–¿Qué mecanismos subyacen en la Patología Dual (PD)?
–La PD, denominación arbitraria como otras pero que todos los clínicos reconocen como la que señala la presencia de un síndrome en el que coexisten conductas adictivas y otros trastornos mentales o la intersección de ambas disfunciones, presenta probablemente, en palabras de la Dra. Nora Volkow, directora del National Institute on Drug Abuse, mecanismos y sustratos cerebrales comunes. La investigación en neurociencias viene aportando nuevos conocimientos en este sentido, pero que, en nuestra opinión, se trasladan demasiado lentamente a la clínica. En resumen, son factores sociales los que ponen en contacto a la población con las drogas, pero son factores individuales, genéticos, biológicos, de personalidad y otros trastornos mentales los determinantes para la aparición de conductas adictivas. Es necesario diferenciar lo que es uso y abuso del alcohol y otras drogas de lo que es dependencia o adicciones, que se acompañan casi siempre de PD.

–¿Requiere un abordaje multidisciplinar?
–Como el resto de patologías del campo de la salud mental requiere un abordaje integral que atienda tanto los aspectos neurobiológicos como los psicosociales, incluyendo un esfuerzo de la sociedad para dejar atrás valoraciones morales y comprender que estamos en presencia de enfermedades cerebrales.

Como dan cuenta los resultados del estudio epidemiológico de la Comunidad de Madrid (JANO, 1.717), en esta patología es habitual el infradiagnóstico y los déficit asistenciales, lo que ha acarreado un aumento de la morbimortalidad de nuestros pacientes, aumentando su sufrimiento, el de sus familias y el de la sociedad

–¿Cómo debe ser el tratamiento de un paciente con PD?
–En nuestro país, con matices según la comunidad de que se trate, existen 2 redes asistenciales para tratar las enfermedades mentales: la de salud mental y la de atención a las drogodependencias, y ambas cuentan con excelentes profesionales. Por eso se debe comenzar por una integración funcional de ambas redes que permita un tratamiento integrado en los casos más graves y coordinado y en paralelo en todos los demás.

–¿Con qué tratamientos se cuenta?

–No es lo mismo tratar a un paciente con esquizofrenia, trastorno bipolar, TDAH, depresión, cuadros ansiosos o trastorno de la personalidad cuando, además, presenta PD. Este tratamiento requiere del profesional unos conocimientos y habilidades que no son el resultado de la suma de conocimientos y habilidades en cada uno de estos trastornos por separado. En cuanto a los tratamientos farmacológicos, en conductas adictivas aún disponemos de pocos tratamientos aprobados y estos deben ser combinados con los fármacos disponibles para tratar los otros trastornos mentales, lo que requiere de una formación especializada. Al igual pasa con los abordajes psicosociales, ya que un paciente con, por ejemplo, PD y déficit cognitivos debe recibir psicoterapia que tenga en cuenta esta particularidad y también si es adecuado derivarlo para que reciba el apoyo de grupos de autoayuda.

–¿Qué debe saber el médico de atención primaria de la PD?
–El papel de la atención primaria es esencial, ya que es en este escalón donde se debe efectuar el primer diagnóstico y hacer, si es necesario, una adecuada derivación a alguna de las 2 redes de tratamiento. En cualquier caso, el médico de familia debe pensar siempre que se enfrenta a una patología cerebral, por tanto, no moralizar ni estigmatizar y pensar que detrás de este cuadro sindrómico suele haber más patologías de las que son evidentes.

–JANO ha otorgado su Premio Elsevier-Galien al Compromiso con la Formación a Brainpharma, que realiza una labor de mecenazgo en diversas actividades relacionadas con la psiquiatría, algunas en el campo de la PD. ¿Qué valoración le merece esta labor?

–Los profesionales que trabajamos con pacientes con PD apreciamos y valoramos todas las iniciativas formativas desarrolladas por Brainpharma, que nos permiten contar con herramientas como el Área Temática de PD en psiquiatria.com o poner en marcha los Protocolos de Intervención en Patología Dual. Este reconocimiento de JANO nos llena de satisfacción, ya que premia los esfuerzos, en absoluto condicionados a iniciativas comerciales, de este grupo farmacéutico nacional para contribuir a la formación de los profesionales en áreas innovadoras.

–¿Cuáles son los principales fines y actividades de la AEPD?
–La AEPD es una sociedad científica que agrupa a más de 500 profesionales que trabajan con pacientes con patología dual. Sus fines se centran en sensibilizar a la sociedad sobre la existencia de esta patología, contribuir a la investigación con iniciativas como el estudio realizado en Madrid y otras que están en marcha, crear foros de discusión científica como el reciente I Congreso Internacional de Patología Dual, celebrado el pasado mes de mayo, o numerosas jornadas a nivel nacional y autonómico.