Las chicas consumen más drogas legales. Se emborrachan, fuman y toman más hipnosedantes, según han certificado las encuestas desde hace más de 20 años. Sin embargo, la sociedad considera que el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias ilegales es una conducta “típicamente masculina”, donde apenas se cuestiona o justifica el comportamiento de los hombres, mientras sí se penaliza el de las mujeres.

Es una de las conclusiones de la investigación ‘Distintas miradas y actitudes, distintos riesgos. Ellas y ellos frente a los consumos de drogas’, realizada por la FAD -Fundación de Ayuda a la Drogadicción- y financiada por la delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas, que de manera pionera pone la mirada en los distintos comportamientos de los y las jóvenes y sus padres frente al consumo de estupefacientes. Se trata de un estudio cualitativo, en el que han participado 50 grupos de jóvenes y 20 de progenitores, y cuyos resultados vuelven a poner de manifiesto que los estereotipos de género perduran y son difíciles de erradicar, también en los ambientes de ocio, pese al auge del movimiento feminista.

Seguir leyendo >>