En un futuro próximo, morirán más mujeres españolas por cáncer de pulmón que por tumores de mama, según explica el Dr. Guillermo López Vivanco, del servicio de Oncología Médica del Hospital de Cruces de Baracaldo, quien ha participado en el seminario «Nuevas estrategias en el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico», celebrado recientemente en Berlín.

El experto subraya que el aumento de los casos de cáncer de pulmón femenino está directamente relacionado con un mayor consumo de tabaco entre las españolas. Según el Dr. López Vivanco, dicho consumo se ha incrementado en las mujeres de forma clara, fundamentalmente entre los 25 y 64 años de edad, ya que mientras que en 1987 fumaba el 23% de las españolas en 1997 lo hacía hasta el 27,5% de las mujeres activas, lo que sitúa a España como el quinto país en prevalencia femenina del tabaquismo, por detrás de Dinamarca, Grecia, Irlanda y Países Bajos.

Hasta un 90% de los casos de cáncer de pulmón están directamente relacionados con el hábito de fumar. Sin embargo, y según este especialista, no es éste el único tipo de cáncer asociado al tabaco, responsable del 30% de los tumores en general (entre ellos los carcinomas de cabeza y cuello, el cáncer de esófago, de vejiga, etc.).

Además, comenta el citado especialista, el 21% de las muertes por enfermedades cardiovasculares y el 60% de las respiratorias son atribuibles también al tabaco.

«Sin duda, la mejor herramienta para evitar la aparición de nuevos casos de cáncer de pulmón es evitar el factor de riesgo más importante, el tabaco», afirma el especialista del Hospital de Cruces.

En este sentido, explica que el Plan de Prevención y Control del Tabaquismo del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha establecido como dos grandes objetivos disminuir el número de fumadores (previniendo la incorporación de nuevos fumadores, retrasando la edad de inicio del hábito tabáquico y facilitando y apoyando el abandono del consumo de los fumadores) y proteger la salud de los fumadores pasivos (creando espacios sin tabaco, fomentado la norma social de no fumar, etc.).

«De cada millón de euros de beneficios para la industria generados por el tabaco, el gasto que ocasiona se multiplica por diez», subraya este especialista.

El Dr. López Vivanco comenta además que, hasta ahora, no se ha conseguido un método eficaz de diagnóstico precoz del cáncer de pulmón, como sí ocurre en el cáncer de mama, por ejemplo. Con las diversas técnicas diagnósticas indicadas para este tumor (citología del esputo, radiografía del tórax, TAC y nuevas técnicas de imagen), no se obtienen los resultados esperados que puedan reducir la mortalidad al detectar la enfermedad en sus fases iniciales.

Ante esta situación, los esfuerzos se encaminan a desarrollar las mejores pautas terapéuticas que, si no pueden curar la enfermedad, al menos sí lograr cronificarla.

Ante estos datos, los expertos pronostican que en un futuro cercano las muertes por cáncer de pulmón entre las mujeres sobrepasen a las muertes originadas por el cáncer de mama, al igual que ya ocurre en Estados Unidos.