En psiquiatría, a diferencia de otras muchas especialidades clínicas, los pacientes y los sanitarios que trabajan con ellos tienen que lidiar además de con la enfermedad, con el «estigma» social que les rodea. «Nuestras enfermedades son muy complejas e igual que los enfermos están estigmatizados, nuestra especialidad también«, lamenta el doctor Pérez Poza, presidente de la Sociedad Aragonesa y Riojana de Psiquiatría.

A juicio de este especialista, no se han destinado los recursos adecuados y ahora está pasando lo que muchos jefes de servicio ya advirtieron. «La salud mental cada vez es más demandada, pero los recursos son muy pequeños.

Seguir leyendo en heraldo.es