Hace casi un año una noticia sacudió a la opinión pública colombiana. Un narcobus, como lo denominó la Fiscalía, se accidentó en el Ecuador, dejando como saldo 23 personas muertas y un poco más de media tonelada de marihuana incautada. Días después, se comunicó la captura de miembros de la organización que manejaba la operación del bus accidentado. La Fiscalía manifestó que se trataba de un grupo de personas que operaba en Colombia dedicabas a engañar personas para tomar paquetes turísticos a precios muy bajos, en algunas ocasiones gratis, con el objetivo de encubrir una operación de narcotráfico que transportaba marihuana desde Colombia hacía Chile.

La presente columna muestra las penas que los transportadores de carga de drogas ilícitas reciben en el corredor que presuntamente cubría el bus accidentado y como la cantidad de drogas, como único criterio para determinar el tiempo de prisión, resulta insuficiente para valorar las complejidades de los delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

Primero, comencemos con el recorrido. El bus salió de Cali, cruzó por alguna parte de la frontera con Ecuador y se accidentó en la municipalidad de Pifo que queda sobre la vía Panamericana muy cerca a Quito. De este punto seguiría hacía el sur con destino a Perú y eventualmente a Chile. En resumen, el narcobus habría atravesado 3795 kilómetros cruzando cuatro Estados: Colombia, Ecuador, Perú y Chile.

En Colombia, el transporte de drogas tiene tres penas diferentes, la más grave, cuando se trata de más de 10 kg de marihuana, 2 kg de cocaína o 60 g de derivados de amapola es de 10 a 30 años. Sin embargo, cuando la persona es capturada con más de 1000 kg de marihuana, 5 kg de cocaína o 2 kg de derivados de la amapola la pena pasa a ser de 23 a 30 años. En el caso ecuatoriano, las penas también se encuentran diferenciadas por la cantidad de drogas, la gran escala, que contempla la pena máxima, es también de 10 kg para la marihuana o 2 kg para la cocaína y la pena es de 10 a 13 años. En Perú, el transporte de drogas recibe una pena de 8 a 15 años, cuando se trata de menos de 200 gramos de marihuana y 25 gramos de cocaína la pena se disminuye de 2 a 8 años. Por último, en Chile para la acción de transportar drogas o precursores para producirlas tiene una pena de 5 a 15 años. Al igual que en Perú, la cantidad de drogas suaviza las pena, cuando se trate de pequeñas cantidades, que esta vez son definidas a la discrecionalidad del juez, esta pasa a ser de 541 días a 5 años.

*Pena Agravada

Seguir leyendo >>