La senadora por Ciudad Real del Grupo Parlamentario Socialista y Vicepresidenta Primera de la Comisión Mixta Congreso-Senado, Cristina Maestre, ha mostrado su malestar y preocupación tras el informe presentado por la Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, en el que mostraba el incremento en el consumo de drogas en nuestro país.

La Ministra de Sanidad compareció recientemente en la Comisión mixta Congreso-Senado para el estudio del Problema de las Drogas y dio a conocer un serie de datos que reflejan que en los últimos años no se ha conseguido frenar el consumo de este tipo de sustancias.

En España más de un millón de personas toman estupefacientes. Además se ha registrado un aumento en el consumo de la cocaína, cannabis y otros estimulantes, si bien es cierto que ha disminuido la adicción a la heroína.

La titular de la cartera de Sanidad y Consumo ha anunciado que se llevará a cabo una revisión de la Estrategia Nacional Sobre Drogas 2000-2008, promoviendo la participación de todos los sectores implicados y contando con la colaboración de otros departamentos ministeriales, de las Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y ONGs.

Por su parte, la senadora por Ciudad Real ha asegurado que el Gobierno va a tratar el tema de la drogadicción como un problema fundamentalmente sociosanitario ya que el Plan Nacional de Sobre Drogas vuelve a estar adscrito al Ministerio de Sanidad y Consumo. Ha añadido, la parlamentaria socialista, que en las próximas reuniones de Comisión se contará con la presencia del Ministro de Interior para intensificar la lucha contra el tráfico de drogas y para explicar las líneas de trabajo de su área dirigidas al control de la oferta de estupefacientes.

Según el propio Ministerio de Sanidad y Consumo, el número de tratamientos por cocaína ha pasado de 932 en 1992 a 7125 en 2002 y la proporción de urgencias hospitalarias por reacción aguda de drogas en que se menciona la cocaína creció ostensiblemente desde 1996 (26,1%) a 2002 (49%).

Por último, la senadora ciudadrealeña asegura que los datos del borrador del informe 2004 del Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT) reflejan que España es el país de la UE con mayor proporción de consumidores de cocaína.