La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha organizado esta mañana la primera jornada de ‘Diálogos AECC’, centrada en el tabaquismo en menores. Actualmente, más de 700.000 niños españoles (728.145) están expuestos al humo de tabaco en sus hogares, una circunstancia que, según Juan A. López Andreu, miembro de la Asociación Española de Pediatría, «escapa a las medidas legislativas y afecta a la población más vulnerable, la pediátrica. Debemos preguntar a nuestros legisladores si debiera atenderse el desamparo de los niños y adolescentes que reclaman ayuda cuando en su casa los adultos fuman pese a los consejos de los profesionales». 

Por su parte, Isabel Oriol, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), ha hecho hincapié en la necesidad de seguir protegiendo a los menores de las consecuencias del humo del tabaco, y para eso, ha dicho, «se necesita un cambio cultural que erradique el tabaco de nuestras vidas, algo que está empezando a conseguir la actual legislación antitabaco».

En España hay más de un millón de jóvenes, entre 16 y 24 años, que fuma a diario. De hecho, uno de cada tres consumidores de tabaco adolescentes desarrolla una dependencia clínicamente relevante hasta la edad de 35 años. Según datos del Eurobarómetro sobre consumo de tabaco (junio 2012), la influencia de los amigos es la principal causa para comenzar a fumar; así lo afirma, al menos, el 82% de los fumadores y ex fumadores españoles.

‘Lo estoy dejando’

Asimismo, y tal como explicó Pilar de Lucas, presidenta de SEPAR, «de los chicos y chicas de entre 15 y 16 años que viven en la Comunidad de Madrid, un 20% fuma ocasionalmente y un 9% lo hace a diario. A la pregunta de si sus padres saben que fuman, en muchos de los casos la respuesta es afirmativa».

La AECC, ante la evidencia de que las tasas más altas de tabaquismo se dan a la edad de 18 años, pone a disposición de los fumadores menores de 21 años la iniciativa ‘Lo estoy dejando’, un programa que facilita a los jóvenes información sobre el tabaco, las consecuencias de fumar y las estrategias para hacer frente a las tendencias de su entorno mediante un lenguaje cercano, adaptado al público al que se dirige.