Las autoridades aseguran que los maestros son un factor clave para detectar jóvenes en riesgo y ofrecer información que les advierta sobre los peligros de consumir drogas.

Como parte de una política intersectorial de prevención de adicciones, los 313 mil profesores de secundaria y 296 mil docentes de primaria han recibido capacitación.

“Escuela Segura ha cumplido con su objetivo y vamos a tener al final de este sexenio a todos los maestros de educación básica capacitados para orientar a los jóvenes, a los niños, para prevenir las adicciones, para detectar oportunamente con apoyo de la Secretaría de Salud aquellos casos que ya han incurrido en el consumo de algunas drogas”, indicó José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Educación Pública.

Ahora, los estudiantes conocen los riesgos y consecuencias de consumir drogas.

“Nos han dicho que no debemos consumirlas porque nos hacen daño al cerebro y nos causan enfermedades”, comentó Melissa Cervantes Meneses, estudiante de secundaria.

“Que si las pruebas una vez, ya no puedes dejarlas”, dijo Carlos Acosta Estrada, estudiante de secundaria.

“Les afecta mucho porque bajan su rendimiento escolar, ya no son los mismos, se vuelven más agresivos, se aíslan”, detalló Carla Castro Pérez, estudiante de secundaria.

Esta estrategia también incluye la aplicación de pruebas de tamizaje, cuestionarios para detectar a jóvenes en riesgo a través de factores como la exploración de su bajo desempeño escolar y relaciones interpersonales inadecuadas.

“A la fecha se han llevado a cabo más de un millón y medio de tamizajes y se han atendido en los Centros Nueva Vida a cerca de 50 mil jóvenes en situación de riesgo para el consumo de drogas”, afirmó Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Secretaría de Salud (SS).

Los datos se presentaron durante el Encuentro Nacional Intersectorial para fortalecer la prevención de adicciones desde la educación básica.

Al inaugurar este encuentro, la presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Margarita Zavala, destacó que la estrategia de combate al crimen organizado debe ir acompañada de un esfuerzo de reconstrucción del tejido social desde la escuela y la familia.

“Y particularmente de la acción de papás, de mamás, de maestros, de maestras; es en la familia, en la escuela, donde sembramos la semilla del México seguro, justo y próspero que queremos para nuestros hijos, nuestras hijas, y para nuestros alumnos también”, concluyó Margarita Zavala.

Aseguró además que no se debe criminalizar a quienes consumen drogas.