Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México pusieron en marcha una campaña de concientización dirigida a sus estudiantes para evitar el consumo y la compra de drogas a narcomenudistas.

Desde el lunes pasado, las autoridades ordenaron la colocación de mantas con las leyendas: “No es tu amigo. Es un narco”, “¿Meterías un narco a tu casa?”, “No te equivoques” y “No es lo que compras, es lo que fomentas”, en los accesos a las facultades de Ciudad Universitaria, así como en puentes peatonales e infraestructura urbana.

Lo anterior, luego de que en una balacera, registrada el viernes pasado en el Corredor Verde, perdieron la vida dos personas, aparentemente narcomenudistas.

Enrique Graue Wiechers, rector de la Máxima Casa de Estudios, calificó los hechos como un acoso por parte de individuos ajenos a la comunidad.

Refirió que la comunidad estudiantil cuenta con una esencia de libertad, superación, estudio y conocimiento, por lo que los hechos violentos dentro de las instalaciones se convierten en un tema indignante, inadmisible y de urgente atención.

“Todos conocemos del incremento de la delincuencia en nuestro país, pero no por ello podemos aceptarla o dejar de indignarnos ante esta lacerante realidad”, sentenció.

Desde el inicio de semana, al mismo tiempo en que se publicó en Gaceta UNAM una imagen con la frase “No es tu amigo. Es un narco”, desde ese momento se inició con la colocación de las frases, incluso saliendo de la estación del Metro Universidad.

“Está bien que hagan este tipo de acciones, porque por ningún motivo deben dejar entrar a la fuerza armada y dejar que nos encañonen”, comentó Rosa Domínguez, una estudiante de CU.

Incluso otro joven de nombre Miguel Pérez señaló que actualmente las autoridades generalizan a toda la comunidad estudiantil de consumir drogas, cuando en realidad son la minoría los que se dejan llevar por esas prácticas.

“Creo que muchos de los jóvenes nos dedicamos a estudiar y a salir adelante, no deberían generalizar, pero la campaña debe servir para que los que venden también busquen otras zonas donde comercializar”, dijo un joven de la Facultad de Contaduría.

Los estudiantes lamentaron que la escuela no esté tapizada de los mensajes provenientes de la rectoría, pues lo más factible sea que el “Camino Verde”, tenga un mayor número de mantas que en otros sitios o facultades, dijeron.