De acuerdo a un estudio comparativo, los adolescentes de Jalisco están en mayor riesgo de consumir drogas por influjo de sus padres, respecto al mismo grupo de población del Estado de México. Este hecho preocupa a las autoridades de salud locales pues «el problema está en casa», admitieron.

«Los estudiantes de secundaria y bachiller del estado de Jalisco se encuentran más en riesgo, según su percepción, de consumir sustancias adictivas porque papá, mamá y hermanos consumen. Y es más el riesgo en relación a los jóvenes y adolescentes del Estado de México. Sin embargo, en relación con amigos, están más en riesgo las personas en el Estado de México», informó el secretario técnico del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECAJ), Joel Salvador Chávez Rivera.

En conferencia de prensa, el titular del CECAJ detalló que 5.4 por ciento de los adolescentes de Jalisco refirieron que la persona cercana a ellos que consume drogas es su papá; cantidad que para el Estado de México es de 3.9 por ciento. En tanto que 1.3 por ciento de los encuestados jaliscienses señalaron que la usuaria cercana es su mamá, casi similar a los mexiquenses con 1 por ciento.

Los hermanos consumidores representan 6.1 por ciento para los jaliscienses y de 5.4 por ciento para los adolescentes del Estado de México. Y en el caso de los amigos, éste último lleva la delantera con 18.5 por ciento, mientras que la influencia negativa de las amistades es de 15.4 para los jaliscienses.

«Lo alarmante para Jalisco es que el problema está en casa», admitió Chávez Rivera; tras señalar el indicador positivo que arrojó el estudio: en términos generales, el porcentaje de adolescentes de secundaria y preparatoria que han consumido drogas es menor que el de los mexiquenses.

«Esto nosotros lo atribuimos precisamente a que han creado una resiliencia al consumo; es decir, que a pesar de tenerlo cerca, ellos están optando por no hacerlo y en base a eso nuestras encuestas de consumo están mas bajas», sostuvo.

El estudio comparativo fue financiado por cada entidad pero levantado por el Instituto Nacional de Psiquiatría «Juan Ramón de la Fuente» el año 2009, con la misma metodología y alta confiabilidad. Joel Chávez destacó el impacto del consumo de alcohol, que han consumido «alguna vez» seis de cada diez adolescentes de Jalisco (6.4 mujeres y 6.5 varones); por 7.1 adolescentes mujeres y 6.9 de varones en el Estado de México.

En los comparativos por sexo, escolaridad, escolaridad del papá y la mamá, el consumo de alcohol es mayor en el Estado de México. Lo mismo ocurre en el consumo de drogas ilegales: mariguana, cocaína, inhalables y anfetaminas. Los adolescentes de Jalisco sólo superan a los mexiquenses en consumo de tranquilizantes.

No obstante, para Jalisco representa un reto bajar el consumo temprano de alcohol, pues de acuerdo al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de las Adicciones «84 por ciento de los muchachos en rehabilitación iniciaron con el alcohol y para 33 por ciento la droga de impacto es el alcohol, una sustancia que no han podido dejar de consumir y por la cual van a tratamiento; pero el resto son poliusuarios, es decir, continúan bebiendo alcohol y además usan otro tipo de drogas duras o blandas», indicó el entrevistado.

Las cifras

Adolescentes y drogas

Comparativo encuestas entre escolares de secundaria y preparatoria de Jalisco y el Estado de México

Tamaño de la muestra
• Jalisco: 26,676
• Edo Mex: 10,275

Consumo drogas ilegales mujeres
Alguna vez
• Jalisco: 8.7%
• Edo Mex: 13.9%

Consumo drogas ilegales hombres
Alguna vez
• Jalisco: 14.2%
• Edo Mex: 18.7%