La falta de un Estado de derecho fuerte y la inestabilidad política han sido factores claves para que en México exista una producción a gran escala de drogas sintéticas, alertó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) en su último “Informe Mundial sobre las Drogas 2024”.

“Aunque la metanfetamina puede ser fabricada en varios países, la producción a grande escala se concentra en unos pocos puntos geográficos donde hay un Estado de derecho débil, principalmente Myanmar y países vecinos, y en México, donde se produjeron cantidades importantes de metanfetamina que fueron distribuidas a los dos mercados más grandes del este y sudeste de Asia, y América del Norte”, anotó entre sus principales hallazgos.

No sólo eso, sino que también detectó un incremento en el país del número de personas afectadas por el consumo de metanfetaminas.

Leer el artículo completo en animalpolitico.com