El ministro del Interior, Angel Acebes, la ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, y el delegado del Plan Nacional sobre Drogas, Gonzalo Robles, presentaron ayer en el Colegio de Médicos de Madrid el Instituto Nacional de Investigación y Formación sobre Drogas (infifd), un organismo integrado en el Plan Nacional sobre Drogas que tiene como principales objetivos el impulso del estudio y la especialización de profesionales en drogodependencias, así como la coordinación de las actuaciones que se desarrollan en ese terreno.

El infifd surge ante la escasez de profesionales especializados en materia de drogas que, según aseguró Gonzalo Robles, son una «masa reducida» y trabajan en pequeños grupos fragmentados y poco coordinados. La complejidad del abordaje de la drogodependencia, que implica a diferentes áreas profesionales (biomedicina, psiquiatría, trabajo social, etc.), justifica el nacimiento de este organismo que se integra dentro de los compromisos adquiridos por el Gobierno en la Estrategia Nacional sobre Drogas presentada en el año 1999.

Angel Acebes expuso las líneas de actuación de este instituto, que se desarrollarán en el terreno epidemiológico, para conocer mejor las causas de las adicciones de manera que se pueda aplicar una mejor prevención; la investigación, que incluirá estudios en varias áreas médicas; y la formación y especialización de profesionales. Además, el Instituto coordinará las actuaciones entre las diferentes autoridades administrativas y organismos sociales.

Otro de los objetivos del centro será hacer un registro con las diferentes investigaciones que se hagan en materia de drogodependencia, evaluarlas y dar prioridades. El infifd colaborará en los objetivos del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica y se coordinará con instituciones como el Instituto de Salud Carlos III.

Las primeras actuaciones se llevarán a cabo, en consonancia con los objetivos del Plan Nacional sobre Drogas, sobre el alcohol, el éxtasis y otras drogas sintéticas. Se abordarán estudios sobre los efectos de estas sustancias, sobre todo en los más jóvenes, y se profundizará en las causas ambientales, conductuales y genéticas que determinan la adicción para mejorar la calidad de las actuaciones preventivas.

Atención primaria

En cuanto a la formación, se incidirá en la de las personas que están actualmente en las redes asistenciales y se potenciará el papel de los médicos de atención primaria para la detección precoz, la reducción de daños y la información sanitaria.

La ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, destacó la aportación que tendrá este organismo en la investigación biomédica y en el aumento de los investigadores específicos sobre adicciones y la mejora del conjunto de la diversificación.

Pastor, que hizo un repaso de las diferentes actividades en las que están colaborando los ministerios de Interior y Sanidad y Consumo, subrayó la importancia de la calidad de la asistencia y la accesibilidad de los ciudadanos a la red asistencial. «Las prestaciones deben ser las mismas para todos los pacientes», dijo. Por eso, apuntó a la coordinación de las actuaciones como uno de los grandes retos de este organismo.

Robles explicó que el infifd contará en su primer año con un presupuesto de un millón de euros, aunque se prevé que este fondo aumente a lo largo del año que viene con las aportaciones del fondo de bienes decomisados a los narcotraficantes.