Un tribunal californiano ha condenado a la tabaquera Philip Morris a indemnizar con 28.000 millones de dólares (28.519 millones de euros, es decir, cinco billones de pesetas) a una víctima del tabaco, la mayor sanción por la demanda de un particular.

El índice bursátil Dow Jones ha bajado al conocerse esta sentencia. Las acciones de la compañía han caído un 5%.

Esta condena de daños “punitivos” anunciada se suma a la registrada la semana pasada, por la cual Philip Morris fue condenado a pagar 875.000 dólares a esta californiana de 64 años, fumadora de una marca de cigarrillos de la compañía, que sufe un cáncer incurable.

Betty Bullock comenzó a fumar a los 17 años y consumía principalmente cigarrillos de la marca Benson and Hedges, hasta que le diagnosticaron su cáncer en febrero de 2001.

La tabaquera señaló que recurrirá la sentencia y reclamará la organización de un nuevo proceso. “Philip Morris va a solicitar rápidamente al Tribunal que anule el veredicto y ordene un nuevo proceso. Si no se anula el veredicto, la compañía pedirá al Tribunal que reduzca la cantidad de los daños infringidos”, apuntó la nota.

Las acciones de Philip Morris comenzaron un vertiginoso descenso en la Bolsa de Nueva York al conocerse la noticia. Sus títulos caían un 6,13%, hasta 37,08 dólares.